Sloa­ne Step­hens ven­ció a Ma­di­son Keys en la fi­nal fe­me­nil del US Open, pa­ra ga­nar su pri­mer gran­de

La es­ta­du­ni­den­se Sloa­ne Step­hens, ope­ra­da en enero, co­ro­nó su vuel­ta al cir­cui­to con el tí­tu­lo del US Open

Milenio Tamaulipas - La Aficion Tamaulipas - - PORTADA -

La es­ta­du­ni­den­se Sloa­ne Step­hens con­si­guió su pri­mer tí­tu­lo de Grand Slam al de­rro­tar a su com­pa­trio­ta Ma­di­son Keys en sets co­rri­dos por 6-3 y 6- 0, en la fi nal del Abier­to de Es­ta­dos Uni­dos.

La nor­te­ame­ri­ca­na, 83 del ran­king mun­dial, se lle­vó el úl­ti­mo

gran­de del año con la vic­to­ria con­tra su ami­ga, en la pri­me­ra fi nal en­tre lo­ca­les des­de 1998.

“De­be­ría re­ti­rar­me aho­ra”, bro­meó la nue­va mo­nar­ca. “Nun­ca po­dré su­pe­rar es­to, pa­ra ha­blar so­bre un re­gre­so las co­sas solo tie­nen que unir­se y las úl­ti­mas seis se­ma­nas fue­ron real­men­te gran­dio­sas”, aña­dió.

La ori­gi­na­ria de Flo­ri­da re­gre­só en ju­lio al cir­cui­to, tras 11 me­ses, ale­ja­da del tenis a cau­sa de una frac­tu­ra por es­trés en el pie, que le hi­zo caer al lu­gar 957 del ran­king mun­dial; ca­yó en la pri­me­ra ron­da de Wim­ble­don y tam­bién per­dió su si­guien­te par­ti­do, en Was­hing­ton, aun­que des­de en­ton­ces tie­ne mar­ca de 15-2.

La nue­va cam­peo­na, de 24 años, es ape­nas la se­gun­da mu­jer no sem­bra­da que ga­na el US Open, des­de que la bel­ga Kim Clijs­ters lo hi­zo al re­gre­sar del re­ti­ro pa­ra ga­nar el tro­feo en 2009.

“Es in­creí­ble, me ope­ra­ron el 23 de enero, si me hu­bie­ran di­cho que ga­na­ría el Abier­to de Es­ta­dos Uni­dos con­tes­ta­ría que era im­po­si­ble; es­te via­je ha si­do ex­tra­or­di­na­rio y ho­nes­ta­men­te no lo cam­bia­ría por na­da del mun­do”, di­jo la lo­cal, quien con­cre­tó su triun­fo en una ho­ra y un mi­nu­to, con un tenis pre­ci­so, con solo seis erro­res no for­za­dos, y la ma­yo­ría de sus ti­ros ga­na­do­res por las lí­neas.

La ven­ce­do­ra mar­có el rit­mo des­de tem­prano, cuan­do lo­gró el pri­me­ro de sus cin­co rom­pi­mien­tos en el quin­to ga­me, pa­ra de­mo­ler a Keys en el úl­ti­mo par­cial con otros tres quie­bres y ocho de los 10 win­ners que lo­gró en el par­ti­do.

Aun­que Ma­di­son pe­leó con fie­re­za los úl­ti­mos tres pun­tos del cam­peo­na­to, al fi­nal Step­hens pre­va­le­ció cuan­do su ri­val en­vió una pe­lo­ta lar­ga por el fon­do.

“Evi­den­te­men­te, no ju­gué mi me­jor tenis, pe­ro al me­nos per­dí fren­te a mi me­jor ami­ga”, de­cla­ró la nor­te­ame­ri­ca­na de 22 años, que tam­bién se re­cu­pe­ró ca­mino a es­te tor­neo tras ser ope­ra­da dos ve­ces en una mu­ñe­ca en 2017.

Al ter­mi­nar el par­ti­do, am­bas se abra­za­ron con la red de por me­dio, y fue Sloa­ne la que con­so­ló a una llo­ro­sa Ma­di­son, aun­que más tar­de se les vio rien­do jun­tas mien­tras es­pe­ra­ban la pre­mia­ción.

“Mad­die es mi me­jor ami­ga en el cir­cui­to”, ex­pli­có. “Le di­je que desea­ba el em­pa­te si se pu­die­ra, voy a apo­yar­la sin im­por­tar lo que pa­se y ella tam­bién lo va a ha­cer; es­tar aquí con ella es in­creí­ble, es lo que real­men­te re­pre­sen­ta la amis­tad”.

Des­pués, la nue­va cam­peo­na fue a las gra­das pa­ra abra­zar a su ma­dre, que la lle­vó al tenis a los 11 años, y a su en­tre­na­dor Ka­mau Mu­rray.

Nin­gu­na ha­bía al­can­za­do una fi nal de Grand Slam, en ape­nas la sép­ti­ma vez en la Era Abier­ta que dos de­bu­tan­tes dispu­taban la fi nal de un gran­de.

A pesar de ello, fue la se­gun­da oca­sión en tres años que es­ta si­tua­ción ocu­rre en el US Open, des­pués que la ita­lia­na Fla­via Pen­net­ta ven­ció a su com­pa­trio­ta y ami­ga Ro­ber­ta Vin­ci en la de­fi ni­ción de 2015.

FO­TOS: AFP

La ce­le­bra­ción de la es­ta­du­ni­den­se Sloa­ne Step­hens

La cam­peo­na abra­za a Ma­di­son Keys, a quien con­si­de­ra su me­jor ami­ga

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.