Mes­si ca­li­fi­ca a Ar­gen­ti­na

LaPul­ga dio una ex­hi­bi­ción en Quito, mar­có tres go­les que le die­ron la vic­to­ria a la al­bi­ce­les­te, que lo­gró su bo­le­to de for­ma di­rec­ta al Mun­dial de Ru­sia 2018

Milenio Tamaulipas - La Aficion Tamaulipas - - FUTBOL INTERNACIONAL -

Lio­nel Mes­si sa­có de las ti­nie­blas a Ar­gen­ti­na, cuan­do su pue­blo le re­cla­mó que die­ra una ac­tua­ción que res­ca­ta­ra a la al­bi­ce­les­te, Leo no fa­lló. Fue co­mo si Moi­sés abrie­ra el Mar Rojo. Mes­si en­te­rró los cues­tio­na­mien­tos que le han llo­vi­do por años, se­pul­tó el te­mor de un país y re­par­tió bo­le­tos de avión pa­ra los ar­gen­ti­nos que es­ta­rán en Ru­sia. Ar­gen­ti­na se en­co­men­dó a Mes­si y és­te, con un

hat-trick, fir­mó el 3-1 que po­ne a Ar­gen­ti­na en el Mun­dial de 2018.

Leo es un fut­bo­lis­ta de otro tiem­po, ano­che no se achi­có, cuan­do se le ne­ce­si­tó, re­sol­vió el par­ti­do, le­van­tó la ban­de­ra de Ar­gen­ti­na y se con­vir­tió en san­to de ca­da pro­vin­cia. Y es que el par­ti­do con­tra Ecua­dor em­pe­zó de ma­ne­ra te­rro­rí­fi­ca, no iba ni un minuto de jue­go cuan­do se fue­ron aba­jo en el mar­ca­dor, a las pri­me­ras la al­bi­ce­les­te sa­lió con mu­cha ten­sión en el cuer­po, y Ro­ma­rio Iba­rra a los 40 se­gun­dos pu­so el 1-0 que po­nía en la lo­na al equi­po de Jorge Sam­pao­li.

Pe­ro el mie­do se fue ale­jan­do del cuer­po de los ar­gen­ti­nos, po­co a po­co se fue­ron asen­tan­do en el cam­po y ca­na­li­za­ron su ne­ce­si­dad. El plan era cla­ro, que Leo fue­ra el fa­ro del equi­po, la so­lu­ción de siem­pre: da­le la pe­lo­ta a Mes­si, que él siem­pre ten­drá un re­cur­so que pue­de lle­var­te a buen puerto.

Sam­pao­li pu­so una de­fen­sa de tres en el fon­do, y a Eduar­do Sal­vio y Mar­cos Acu­ña en los la­te­ra­les. Lu­cas Bi­glia y En­zo Pé­rez en la me­du­lar. Arri­ba Lio­nel Mes­si, Án­gel di Ma­ría y Da­río Be­ne­det­to, es­te úl­ti­mo muy ex­tra­via­do en el tiem­po que es­tu­vo en el cam­po. Mien­tras Di Ma­ría tu­vo sus momentos en los que, en es­ta oca­sión, no se do­bló.

El Fi­deo fue el pri­me­ro en pa­tear al ar­co ecua­to­riano, pe­ro sus pe­lo­tas no lle­va­ron di­rec­ción de gol; sin em­bar­go, no tar­dó en lle­gar el em­pa­te.

No po­día ser de otra for­ma, una ju­ga­da en la que la bo­la le lle­gó a

Leo y la abrió a la iz­quier­da pa­ra Di Ma­ría, el Fi­deo la de­vol­vió jus­ta, los as­tros se ali­nea­ron por­que esos pa­ses que siem­pre se iban lar­gos, ano­che no. Y Mes­si lle­gó al en­cuen­tro con la bo­la, to­que fino, con esa zur­da pro­di­gio­sa, la man­dó al fon­do y el co­ra­zón de los ar­gen­ti­nos vol­vía a la­tir.

Se vino arri­ba en lo mo­ral el cua­dro de Sam­pao­li, que por pri­me­ra vez mar­ca­ba un gol de uno de sus ju­ga­do­res, por­que el que anotó con­tra Ve­ne­zue­la fue au­to­gol. En­ten­die­ron los ar­gen­ti­nos que te­nían que man­te­ner el pul­so, era la ho­ra pa­ra ir­se arri­ba, por­que el em­pa­te lo se­guía de­jan­do fue­ra, ya que has­ta esos momentos no ha­bía mo­vi­mien­to en los otros fren­tes.

Y de nue­vo Mes­si, de nue­vo su pier­na iz­quier­da, se es­for­zó pa­ra pe­lear una pe­lo­ta en la sa­li­da de Ecua­dor, la ga­nó y des­pués sa­có un fuer­te ti­ro que el por­te­ro Má­xi­mo Ban­gue­ra no pu­do de­te­ner. Leo po­nía a Ar­gen­ti­na en el Mun­dial, brin­ca­ba la ba­rre­ra del re­pe­cha­je y se me­tía di­rec­to.

Vino la fa­se en la que la al­bi­ce­les­te do­si­fi­có fuer­zas pa­ra el res­to del par­ti­do, las ac­cio­nes de pe­li­gro es­ca­sea­ron, so­lo al­gu­nas apro­xi­ma­cio­nes que no pros­pe­ra­ron, pe­ro siem­pre con la sen­sa­ción de que un gol ecua­to­riano po­dría es­tre­me­cer a los pam­pe­ros.

El se­gun­do tiem­po arran­có con la mis­ma sen­sa­ción, Ar­gen­ti­na sa­bía que iba di­rec­to al Mun­dial, pe­ro que no de­bía re­la­jar­se. Y fue cuan­do Mes­si dio otro pa­so al fren­te, ese que lo con­vir­tió en el hé­roe del pro­ce­so. LaPul­ga ca­só un ba­lón en tres cuar­tos, lo lle­vó y fue aguan­tan­do el es­pa­cio, cuan­do vio el cla­ro, pi­có y lue­go sa­có un ti­ro que se co­ló por la es­cua­dra. Una ju­ga­da ma­dei­nMes­si. Un gol que aca­bó con el te­mor y que po­nía a la al­bi­ce­les­tes en Ru­sia 2018.

Mes­si es­ta­rá en Ru­sia, adiós a esos cues­tio­na­mien­tos de que si no sen­tía la ban­de­ra, que no jue­ga co­mo en el Ba­rça, que no can­ta el himno… Ar­gen­ti­na le de­be tri­bu­to a Lio­nel Mes­si.

URU­GUAY Y PA­RA­GUAY

Uru­guay ven­ció a Bo­li­via por 4-2 y cer­ti­fi­có su ca­li­fi­ca­ción al Mun­dial de Ru­sia; Mar­tín Cá­ce­res, Edi­son Ca­va­ni y Luis Suá­rez (con un do­ble­te) mar­ca­ron los go­les de los cha­rrúas. Bo­li­via subió a la pi­za­rra gra­cias a dos au­to­go­les, uno de Gas­tón Silva y otro de Die­go Go­dín.

Mien­tras, en Asun­ción, Pa­ra­guay se que­dó sin op­cio­nes, al per­der con Ve­ne­zue­la por 0-1. En el minuto 84 un gol de Yan­gel He­rre­ra li­qui­dó a los pa­ra­gua­yos, que con el triun­fo hu­bie­ran ca­li­fi­ca­do a Ru­sia.

FO­TO: AFP

Lio­nel Mes­si ce­le­bra al fi­nal del par­ti­do el pa­se de Ar­gen­ti­na a Ru­sia 2018

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.