Apun­ta a los clá­si­cos

Sil­vio Ro­me­ro bus­ca man­te­ner su buen mo­men­to en los par­ti­dos con­tra Cruz Azul y Chi­vas, que pue­den en­fi­lar a Amé­ri­ca ha­cia la Li­gui­lla del tí­tu­lo

Milenio Tamaulipas - La Aficion Tamaulipas - - FUTBOL NACIONAL - Hi­gi­nio Ro­bles León/ Ciu­dad de Mé­xi­co

Sil­vio Ro­me­ro pa­re­ce que ha en­tra­do en ra­cha, el de­lan­te­ro del Amé­ri­ca lle­ga a los clá­si­cos con­tra Cruz Azul y Chi­vas con la pun­te­ría afi­na­da, mar­có en el úl­ti­mo juego de Li­ga an­te Toluca, y el fin de se­ma­na tam­bién se hi­zo pre­sen­te en el amis­to­so con­tra Atlas. Con dos par­ti­dos cruciales pa­ra las Águi­las en los pró­xi­mos días, el

Chino vive un es­ta­do de for­ma aními­co y fut­bo­lís­ti­co ideal, por lo que es­pe­ra alar­gar el mis­mo y ser de­ci­si­vo pa­ra el ame­ri­ca­nis­mo en es­tos due­los.

Sil­vio ad­mi­te que no es fá­cil ser el ‘9’ del Amé­ri­ca, por­que el cen­tro de­lan­te­ro de las Águi­las es­tá en el pun­to de mi­ra de la pren­sa y de los afi­cio­na­dos, un error se mag­ni­fi­ca y un acier­to se to­ma co­mo al­go ru­ti­na­rio. La pla­ye­ra azul­cre­ma cur­te, al tiem­po que da pres­ti­gio o te man­da al os­tra­cis­mo. A él le ha to­ca­do vi­vir am­bos la­dos de la mo­ne­da.

El tor­neo no ha si­do fá­cil pa­ra el ata­can­te ar­gen­tino, quien tu­vo que mos­trar su ca­pa­ci­dad de re­sis­ten­cia y so­bre­po­ner­se a aque­lla fa­lla que tu­vo en el juego con­tra Pu­mas de la Jor­na­da 3, cuan­do erró un pe­nal a lo Pa­nen­ka. Aguan­tó la crí­ti­ca y la re­cri­mi­na­ción de los afi­cio­na­dos, se re­fu­gió en la familia y no per­dió la fe en sus ca­pa­ci­da­des, ésas que lo hi­cie­ron lle­gar a las Águi­las.

Sil­vio ha­bla de có­mo va la cam­pa­ña pa­ra él en la que ha mar­ca­do tres go­les y ha da­do dos asis­ten­cias. Di­ce que ser el ‘9’ de Amé­ri­ca no es du­ro, sino al­go “lin­do”, por­que el con­jun­to azul­cre­ma no es co­mo cual­quier otro y la prue­ba es­tá en la pre­sión que exis­te.

“Es­toy en el me­jor club y per­te­ne­cer a es­ta ins­ti­tu­ción es muy im­por­tan­te, ob­via­men­te, hay una exi­gen­cia más al­ta que en el res­to de equi­pos por el ser club más gran­de del país”, di­ce en entrevista con LaA­fi­ción.

Y en­ton­ces na­rra có­mo vi­vió esos mo­men­tos de crí­ti­ca en la que in­clu­so la tri­bu­na le re­pro­cha­ba los erro­res, y la ma­ne­ra co­mo lo­gró re­po­ner­se.

“En Amé­ri­ca hay mu­cha re­per­cu­sión tan­to de lo bueno co­mo de lo ma­lo, hay que es­tar pre­pa­ra­do pa­ra eso. Aque­llo fue un mo­men­to di­fí­cil, me to­có fa­llar­lo, pe­ro sen­tí el apo­yo de mis com­pa­ñe­ros, de Mi­guel (He­rre­ra) y de to­do el cuer­po téc­ni­co y eso me hi­zo sa­lir ade­lan­te. Uno ape­la a la con­fian­za que se tie­ne pa­ra ha­cer­te fuer­te en los mo­men­tos ad­ver­sos. Es­ta­mos muy contentos en la ins­ti­tu­ción, en el gru­po que for­ma­mos y la con­fian­za que me dan y aquí es­ta­mos pa­ra dar ba­ta­lla”, apun­tó.

Ade­más, el Chino ha­bla de otras fun­cio­nes que le ha to­ca­do ha­cer con la lle­ga­da de Mi­guel He­rre­ra, tra­ba­jo que el mis­mo Pio­jo ha re­sal­ta­do más allá del acier­to y error que pue­da te­ner en el re­ma­te.

“So­bre to­do, es­te tor­neo me to­có ju­gar en otra po­si­ción, lle­gan­do des­de atrás, ha­cién­do­me par­tí­ci­pe de la te­nen­cia del ba­lón, se han he­cho gran­des par­ti­dos, el pri­mer tiem­po del juego con­tra Atlas re­cuer­do que el equi­po se vio muy bien, con­tra Pa­chu­ca no me to­có con­ver­tir, pe­ro fui par­tí­ci­pe de que el equi­po hi­cie­ra una buena ta­rea y esa no­che fue buena en líneas ge­ne­ra­les de to­do el equi­po y es­tar en ese on­ce tam­bién es un mé­ri­to”, des­ta­có.

CRUZ AZUL, UN BUEN RE­CUER­DO DEL CHINO

Ma­ña­na, Amé­ri­ca vuel­ve a me­ter­se al es­ta­dio Azul, un ri­val pa­ra va­li­dar sen­sa­cio­nes, el juego con­tra Cruz Azul su­po­ne una prue­ba pa­ra que Amé­ri­ca mues­tre su ta­lla. En es­tos mo­men­tos am­bos equi­pos es­tán se­pa­ra­dos por so­lo dos pun­tos, pe­ro si las Águi­las sa­len con el pu­ño en al­to, acre­cen­ta­rían a cin­co

la dis­tan­cia. Lu­ce co­mo un juego tras­cen­den­tal.

Y Sil­vio sa­be bien de qué van es­tos par­ti­dos, ha­ce po­co más de un año fue el ver­du­go del cua­dro ce­les­te en una de las re­mon­ta­das más épi­cas los úl­ti­mos tor­neos.

El sá­ba­do 10 de sep­tiem­bre de 2016, en el es­ta­dio Azul, Amé­ri­ca se fue al ves­ti­dor per­dien­do por 3-0 al me­dio tiem­po. Pe­ro en el se­gun­do vino una reac­ción bra­vía de las Águi­las que va­lió la vuel­ta al mar­ca­dor, el triun­fo fue pa­ra los de Coa­pa con un gol del Chino de úl­ti­mo mi­nu­to.

Ro­me­ro re­cuer­da a la per­fec­ción ese partido en el que se pu­so el tra­je de hé­roe. “Fue un partido que me de­ja un gran re­cuer­do esa re­mon­ta­da, por ahí de ma­ne­ra épi­ca des­pués de ir per­dien­do 3-0 en can­cha de ellos y dar­le la vuel­ta me de­ja un gra­to sa­bor de bo­ca”, pe­ro ma­ti­za que las co­sas han cam­bia­do y que La Má­qui­na es un equi­po que mues­tra una fi­so­no­mía fut­bo­lí­tis­ca com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te”, con­clu­yó.

FO­TO: SAN­TIA­GO CHAPARRO

Sil­vio Ro­me­ro atien­de a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.