La pér­di­da de bri­llo en las se­lec­cio­nes me­no­res

Milenio Tamaulipas - La Aficion Tamaulipas - - OPINIÓN - • Ra­fael Ocam­po ra­fael.ocam­po@mi­le­nio.com • twit­ter@ro­cam­po

Los úni­cos tí­tu­los de real pres­ti­gio que ha con­se­gui­do la Fe­de­ra­ción Me­xi­ca­na de Fut­bol, a tra­vés de sus se­lec­cio­nes na­cio­na­les, han si­do en tor­neos con lí­mi­te de edad: dos cam­peo­na­tos del mun­do Sub 17 y una me­da­lla de oro olím­pi­ca.

Esos tres lo­gros fue­ron con­se­gui­dos con en­tre­na­do­res me­xi­ca­nos a la ca­be­za: Jesús Ra­mí­rez, Raúl Gu­tié­rrez y Luis Fer­nan­do Te­na.

Los tres se­gu­ra­men­te apren­die­ron de va­rias fuen­tes, pe­ro no creo que na­die pue­da de­cir que tu­vie­ran un men­tor ajeno a nues­tro fut­bol, al­guien que ha­ya lle­ga­do con una cau­da de co­no­ci­mien­tos traí­dos del ex­tran­je­ro. Los tres se hi­cie­ron en ca­sa.

Hoy, a la luz de los úl­ti­mos re­sul­ta­dos de las se­lec­cio­nes me­no­res, pa­re­cie­ra re­gis­trar­se una cri­sis de en­tre­na­do­res que ga­ran­ti­cen la al­ta com­pe­ti­ti­vi­dad que se ha al­can­za­do. El pa­pel de la re­pre­sen­ta­ción Sub 17 en el mun­dial de la In­dia que es­tá por con­cluir (con la fi nal en­tre In­gla­te­rra y Es­pa­ña), fue bas­tan­te po­bre, pa­san­do li­te­ral­men­te de pan­za­zo a la se­gun­da ron­da, de don­de fue­ron echa­dos con fa­ci­li­dad.

Se ha­bla aho­ra de que en la Fe­de­ra­ción Me­xi­ca­na de Fut­bol no es­tán muy se­gu­ros de dar­le con­ti­nui­dad a Ma­rio Ar­tea­ga y a Mar­co An­to­nio Ruiz, quie­nes han si­do res­pon­sa­bles de las se­lec­cio­nes me­no­res en los úl­ti­mos pro­ce­sos mun­dia­lis­tas. No co­noz­co las eva­lua­cio­nes a las que han si­do so­me­ti­dos, a la dis­tan­cia creo que se­ría un error sa­cri­fi­car­los cuan­do se les ha in­ver­ti­do tan­to en pre­pa­rar­los.

Ha­bría que en­ten­der que no to­das las ge­ne­ra­cio­nes fut­bo­lís­ti­cas tie­nen el mis­mo ta­len­to… Pe­ro tam­bién re­vi­sar si esa de­tec­ción de ju­ga­do­res jó­ve­nes no se ha per­ver­ti­do por la apa­ri­ción de vi­cios muy tí­pi­cos en es­tas eda­des: pro­mo­to­res y sus in­tere­ses, in­flu­yen­tis­mo tam­bién, en­tre ellos. Y si se de­ci­de re­ve­lar­los por­que hay cau­sas jus­ti­fi­ca­das pa­ra ello, oja­lá se ten­ga pre­sen­te que quie­nes han triun­fa­do en es­tos es­ca­pa­ra­tes han si­do en­tre­na­do­res me­xi­ca­nos, cien por cien­to he­chos en es­te país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.