La tris­te­za de Che­co

El ta­pa­tío aban­do­nó el Gran Pre­mio de ca­sa, a pe­sar que la es­tra­te­gia plan­tea­da pa­re­cía ren­dir fru­tos

Milenio Tamaulipas - La Aficion Tamaulipas - - PORÚLTIMO... - Re­dac­ción/ Ciu­dad de Mé­xi­co

El pi­lo­to me­xi­cano Ser­gio Pé­rez se ilu­sio­na­ba con con­se­guir su me­jor re­sul­ta­do en el Gran Pre­mio de ca­sa, y la es­tra­te­gia pa­re­cía fun­cio­nar, has­ta que los fre­nos im­pi­die­ron que si­quie­ra ter­mi­na­ra la ca­rre­ra y pro­vo­ca­ron la de­cep­ción en­tre los mi­les de afi­cio­na­dos que lo aplau­die­ron en ca­da una de las 41 vuel­tas que com­ple­tó y des­de el des­fi le, cuan­do el Fo­ro Sol se le en­tre­gó.

Des­de la ca­li­fi­ca­ción, For­ce In­dia op­tó por no lle­gar a la ter­ce­ra eta­pa pa­ra po­der ele­gir llan­tas en la sa­li­da, op­ta­ron por las su­per­sua­ves pa­ra co­men­zar la ca­rre­ra, las de ma­yor du­ra­ción en el Her­ma­nos Ro­drí­guez, y pa­re­ció fun­cio­nar, ya que rá­pi­do Che­co se pu­so 11, des­pués de arran­car en 13.

Su pri­me­ra dispu­ta en pis­ta fue con el Sau­ber del sue­co Mar­cus Erics­son (Sau­ber), quien no fue una víc­ti­ma sen­ci­lla, pe­ro que al fi­nal le en­tre­gó el sép­ti­mo pues­to, des­pués de la en­tra­da a pits de los Re­nault.

La es­tra­te­gia rin­dió fru­tos. Pa­ra la vuel­ta 21 ya es­ta­ba sép­ti­mo, co­mo el me­jor del res­to, so­lo por de­trás e los Red Bull, Mer­ce­des y Fe­rra­ri. La for­tu­na pa­re­ció son­reír­le aún más cuan­do el es­pa­ñol Car­los Sainz (Re­nault) su­frió un ac­ci­den­te que pro­vo­có la en­tra­da del sa­fety car vir­tual, que apro­ve­chó pa­ra ha­cer la pa­ra­da de pits.

“Pen­sá­ba­mos ha­cer­lo en la 41, pe­ro lo hi­ci­mos an­tes por el sa­fety car, pe­ro íba­mos a lle­gar al fi nal sin pro­ble­mas”, ase­gu­ró el me­xi­cano des­pués de la ca­rre­ra.

Des­pués de otra dispu­ta con un Sau­ber, es­ta vez el del mo­ne­gas­co Char­les Le­clerc, se ubi­có en oc- ta­vo, a la es­pe­ra de la si­guien­te pa­ra­da del otro Re­nault, el del ale­mán Ni­co Hül­ken­berg. Pe­ro ese mo­men­to ya no lle­gó, an­te la tris­te­za ge­ne­ral, el For­ce In­dia co­men­zó a ser re­ba­sa­do por el res­to de la pa­rri­lla y po­co des­pués se vio obli­ga­do a aban­do­nar.

Pé­rez lle­vó el au­to a los pits, pe­ro se ba­jó de in­me­dia­to, pa­ra ter­mi­nar con cual­quier op­ción de me­jo­rar el sép­ti­mo lu­gar del año pa­sa­do y de su­mar en la ca­rre­ra más es­pe­cial; fue ape­nas su se­gun­do re­ti­ro en el año, tras lo su­ce­di­do en Fran­cia.

“El úni­co fi n de se­ma­na que quie­res que to­do sal­ga per­fec­to, haces bien las co­sas, no fa­llas en na­da, con una es­tra­te­gia muy di­fí­cil, aguan­tas la pre­sión, pe­ro al fi nal nues­tro de­por­te es así, de­pen­des de una má­qui­na, pe­ro me que­do con el ca­ri­ño de la gen­te, el or­gu­llo por­que de­jé to­do en la pis­ta, te­nía­mos la op­ción de que­dar sép­ti­mos, pe­ro son fie­rros”.

La ex­pli­ca­ción de la sa­li­da pre­ma­tu­ra fue sen­ci­lla: “Nos que­da­mos sin fre­nos sin pre­vio avi­so, un pro­ble­ma hi­dráu­li­co con una de las bom­bas y fue de re­pen­te, te­nía­mos to­do a nues­tro fa­vor”.

Hül­ken­berg fue sex­to pa­ra ale­jar­se del me­xi­cano en el sép­ti­mo lu­gar del cam­peo­na­to de pi­lo­tos, aun­que los per­se­gui­do­res del ta­pa­tío, el da­nés Ke­vin Mag­nus­sen (Haas), el es­pa­ñol Fer­nan­do Alon­so (McLa­ren) y su com­pa­ñe­ro, el fran­cés Es­te­ban Ocon, no su­ma­ron.

“Te­ne­mos la re­van­cha en unos días (en Bra­sil), per­di­mos pun­tos en el cam­peo­na­to con Hül­ken­berg, pe­ro al fi nal así es, te­nía­mos una opor­tu­ni­dad co­mo equi­po de acer­car­nos a McLa­ren y no su­ma­mos, los fie­rros no tie­nen pa­la­bra, pe­ro a dis­fru­tar de la fies­ta, es­pe­ro que la gen­te que­de muy con­ten­ta y or­gu­llo­sa por­que ha si­do el me­jor Gran Pre­mio de to­dos”, con­clu­yó.

Nues­tro de­por­te es así, me que­do con el ca­ri­ño de la gen­te, el or­gu­llo por­que de­jé to­do en la pis­ta” SER­GIO PÉ­REZ Pi­lo­to de For­ce In­dia

FO­TOS: IVÁN LÓ­PEZ Y MEXSPORT

El pi­lo­to me­xi­cano te­nía con­fian­za de ha­cer un buen pa­pel an­te su gen­te

Los fre­nos fue­ron la cau­sa de que Che­co aban­do­na­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.