Los va­les y los au­sen­tes

Milenio Tamaulipas - - Al Frente - Flo­res­tán Ahí van, con sus dis­fra­ces.

Dentro del Acuer­do pa­ra el For­ta­le­ci­mien­to Eco­nó­mi­co y Pro­tec­ción de la Eco­no­mía Fa­mi­liar, veo in­su­fi­cien­cias y au­sen­cias. En las in­su­fi­cien­cias, no en­tien­do có­mo no han can­ce­la­do los va­les de ga­so­li­na a mi­les de al­tos fun­cio­na­rios fe­de­ra­les, es­ta­ta­les y mu­ni­ci­pa­les y de otros po­de­res y or­ga­nis­mos au­tó­no­mos.

Sé que en el con­jun­to de los mi­les de mi­llo­nes de pe­sos, ese pri­vi­le­gio de la ga­so­li­na gra­tis po­dría ser un asun­to me­nor, pe­ro en cuan­to al men­sa­je, se­ría ma­yor.

En Mé­xi­co fun­cio­na­rios de ni­vel su­pe­rior me­dio ha­cia arri­ba re­ci­ben va­les de ga­so­li­na, ade­más de au­to­mó­vil con pa­go de se­gu­ro, im­pues­tos, en­tre ellos la te­nen­cia y el man­te­ni­mien­to in­clui­dos.

Es­te pri­vi­le­gio ha per­ma­ne­ci­do in­to­ca­ble a lo lar­go de to­dos los pro­gra­mas de emer­gen­cia pa­ra en­fren­tar las cri­sis cí­cli­cas, ya la de 1976, 1982, 1985, 1987, 1994.95, 2008 y aho­ra.

En las lla­ma­das me­di­das de aus­te­ri­dad, que no lo son del to­do, se ha ha­bla­do siempre de

con­ge­lar pla­zas, re­du­cir el uso de ce­lu­la­res, de asis­ten­tes, pe­ro ha si­do un te­ma me­ra­men­te dis­cur­si­vo.

Por eso me pa­re­ce que la can­ce­la­ción de los va­les de ga­so­li­na se­ría una me­di­da que de­be­ría acom­pa­ñar a los anun­cios del pro­gra­ma pre­si­den­cial.

Y en es­tos pri­vi­le­gios, es­tán los be­ne­fi­cia­dos del se­gun­do apar­ta­do que apun­ta­ba, los au­sen­tes de la so­lu­ción: los in­te­gran­tes del Po­der Le­gis­la­ti­vo, don­de se­na­do­res, dipu­tados, fe­de­ra­les y lo­ca­les, asam­bleís­tas y su al­ta je­rar­quía bu­ro­crá­ti­ca re­ci­ben va­les de ga­so­li­na, en su con­jun­to, por mi­llo­nes ý mi­llo­nes de pe­sos.

Lo mis­mo pa­sa en el Po­der Ju­di­cial, don­de se be­ne­fi­cian con los mis­mos pri­vi­le­gios, al igual que, se­ña­la­ba, en los or­ga­nis­mos au­tó­no­mos, que van de los ins­ti­tu­tos a las co­mi­sio­nes.

En­tien­do que el Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca no pue­de in­ter­ve­nir en los otros po­de­res ni otras so­be­ra­nías, pe­ro po­dría empezar por el go­bierno fe­de­ral y lue­go, por exi­gen­cia po­pu­lar, al­can­zar las ins­tan­cias le­gis­la­ti­vas, ju­di­cia­les y otros or­ga­nis­mos don­de por igual re­ci­ben va­les de ga­so­li­na y que, reite­ro, co­mo ins­ti­tu­cio­nes de Es­ta­do, han per­ma­ne­ci­do au­sen­tes en la par­te re­so­lu­ti­va de es­ta cri­sis, co­mo si fue­ran de otro pla­ne­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.