Fiat emu­la a VW en el ca­so de las emi­sio­nes

A pri­me­ra vis­ta pa­re­ce só­li­da la si­mi­li­tud en­tre la acu­sa­ción con­tra FCA y el ca­so del die­sel­ga­te de VW

Milenio Tamaulipas - - Negocios - Pe­ter Camp­bell y Pat­ti Wald­meir/ Lon­dres y Chica­go Las au­to­ri­da­des re­gu­la­to­rias acu­san a la au­to­mo­triz de vio­lar la Ley de Ai­re Lim­pio.

A pri­me­ra vis­ta, las si­mi­li­tu­des en­tre las nue­vas acu­sa­cio­nes so­bre las emi­sio­nes que gi­ran en torno a Fiat Chrys­ler Au­to­mo­bi­les (FCA) y el es­cán­da­lo mun­dial de con­ta­mi­na­ción que sa­cu­dió a Volks­wa­gen pa­re­cen fuer­tes. El jue­ves, la Agen­cia de Pro­tec­ción Am­bien­tal de Es­ta­dos Uni­dos (EPA, por su si­gla en in­glés) di­jo que Fiat en­fren­ta una mul­ta has­ta de 4 mil 600 mi­llo­nes de dó­la­res (mdd) des­pués de que el re­gu­la­dor acu­só a la au­to­mo­triz de vio­lar las le­yes en re­la­ción con las emi­sio­nes de 104 mil vehícu­los. El día an­te­rior, VW acor­dó pa­gar 4 mil 300 mdd en un acuer­do en EU con el que bus­ca po­ner pun­to fi­nal a su es­cán­da­lo de emi­sio­nes, el cual dio a co­no­cer la EPA por pri­me­ra vez en sep­tiem­bre de 2015.

Tan­to en el ca­so de Fiat co­mo en el de VW, la EPA se cen­tra en los mo­to­res dié­sel, y la cues­tión es si se ins­ta­ló un soft­wa­re pa­ra ha­cer tram­pa en los co­ches de las dos em­pre­sas que les per­mi­tía emi­tir ni­ve­les mu­cho más al­tos de los no­ci­vos óxi­dos de ni­tró­geno en mo­vi­mien­to que cuan­do es­ta­ban en las prue­bas ofi­cia­les.

El miér­co­les, VW se de­cla­ró cul­pa­ble de car­gos pe­na­les, in­clui­da la cons­pi­ra­ción pa­ra de­frau­dar a EU, des­pués de que la EPA di­jo en 2015 que el fa­bri­can­te de au­to­mó­vi­les ins­ta­ló un soft­wa­re ile­gal, al que lla­mó dis­po­si­ti­vo de des­ac­ti­va­ción, en más de 585 mil vehícu­los con mo­tor a dié­sel que sir­vió pa­ra mi­ni­mi­zar las emi­sio­nes de NOx en las prue­bas ofi­cia­les. En la ca­lle, las emi­sio­nes de dió­xi­do de ni­tró­geno eran has­ta 35 ve­ces más al­tas que los ni­ve­les per­mi­ti­dos.

Pe­ro has­ta el mo­men­to, la EPA acu­sa a Fiat so­lo de vio­lar la Ley de Ai­re Lim­pio de EU al no de­cla­rar el uso de soft­wa­re en 104 mil vehícu­los dié­sel que le per­mi­tía a los co­ches apa­gar los con­tro­les de emi­sio­nes en cier­tas cir­cuns­tan­cias en el ca­mino. La EPA no lle­ga a acu­sar a Fiat de que ins­ta­ló un dis­po­si­ti­vo de des­ac­ti­va­ción ile­gal, aun­que aún in­ves­ti­ga es­ta cues­tión.

Al se­ña­lar las di­fe­ren­cias en­tre los dos ca­sos, los ex­per­tos de la in­dus­tria au­to­mo­triz di­cen que, por lo tan­to, con­si­de­ran que Fiat tal vez evi­te que su nom­bre se sa­ta­ni­ce co­mo ocu­rrió con VW. “El ca­so de Fiat es muy di­fe­ren­te al de VW”, di­ce John Ger­man, ex fun­cio­na­rio de la EPA y ac­tual miem­bro se­nior del Con­se­jo In­ter­na­cio­nal de Trans­por­te Lim­pio, una or­ga­ni­za­ción sin fi­nes de lu­cro que tu­vo un im­por­tan­te pa­pel en la de­nun­cia de la ma­la prác­ti­ca de VW.

“VW pro­gra­mó el soft­wa­re de con­trol de emi­sio­nes con la mi­ra en la prue­ba ofi­cial... y si no es­ta­ba en la prue­ba ofi­cial ce­rra­ba los con­tro­les de emi­sio­nes to­do el tiem­po”.

Pe­ro con Fiat “no sa­be­mos con qué fre­cuen­cia se apa­ga­ban los con­tro­les de emi­sio­nes, sa­be­mos que las emi­sio­nes de Fiat eran más al­tas en el mun­do real que du­ran­te las prue­bas ofi­cia­les, pe­ro no sa­be­mos qué tan a me­nu­do, y no se apa­ga­ba to­do el tiem­po, co­mo en el ca­so de VW”, agre­ga Ger­man.

El soft­wa­re que exa­mi­nó la EPA en el ca­so de Fiat se lla­ma dis­po­si­ti­vo au­xi­liar de con­trol de emi­sio­nes o AECD. En el es­cán­da­lo de VW, la EPA eti­que­tó el AECD co­mo un dis­po­si­ti­vo de des­ac­ti­va­ción ile­gal.

Los fa­bri­can­tes de au­to­mó­vi­les di­cen que los AECD tie­nen fun­cio­nes le­gí­ti­mas: por ejem­plo, el soft­wa­re pue­de pro­te­ger al mo­tor pa­ra que no se da­ñe al apa­gar el con­trol de emi­sio­nes en cier­tas cir­cuns­tan­cias, co­mo cuan­do hay tem­pe­ra­tu­ras muy ba­jas.

Sin em­bar­go, la Ley de Ai­re Lim­pio re­quie­re que los fa­bri­can­tes de au­to­mó­vi­les de­mues­tren a la EPA a tra­vés de un pro­ce­so de cer­ti­fi­ca­ción que sus pro­duc­tos cum­plen con los es­tán­da­res de emi­sio­nes pa­ra fre­nar la con­ta­mi­na­ción del ai­re, y el re­gu­la­dor acu­só a Fiat de vio­lar la le­gis­la­ción al no dar a co­no­cer el uso de ocho AECD en las Jeep Grand Che­ro­kee y ca­mio­ne­tas Dod­ge Ram.

Se tra­ta de una pre­sun­ta vio­la­ción me­nos gra­ve que el en­ga­ño de­li­be­ra­do de VW so­bre las emi­sio­nes.

Pe­ro en el de­ta­lla­do “avi­so de in­frac­ción” con­tra Fiat, la EPA enu­me­ra cua­tro ejem­plos en los que el AECD de Fiat sir­vie­ron pa­ra apa­gar los con­tro­les de emi­sio­nes de los co­ches a dié­sel du­ran­te con­di­cio­nes nor­ma­les de ma­ne­jo.

MAR­CO BERTORELLO/AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.