BÁR­BA­RA AN­DER­SON

Las mu­je­res aún son una ra­ra avis en los me­dios; por­ta­les y re­des so­cia­les es­tán em­pa­re­jan­do la can­cha más por la ne­ce­si­dad de nue­vas au­dien­cias que por un ba­lan­ce de gé­ne­ro.

Milenio - Todas - - Carta Editorial - BÁR­BA­RA AN­DER­SON Bár­ba­ra An­der­son,

Di­rec­to­ra de In­no­va­ción Edi­to­rial de Grupo Mi­le­nio

Ha­ce unos me­ses hu­bo un gran hi­to: De­ni­se Maer­ker se sen­tó en una de las si­llas más po­de­ro­sas del ho­ra­rio es­te­lar de Televisa, en re­em­pla­zo de Joa­quín López-Dó­ri­ga. Des­pués de 16 años, “el tea­cher” era re­em­pla­za­do del pri­me ti­me por una mu­jer. Es­te pe­lea­do es­pa­cio siem­pre es­tu­vo con­du­ci­do por hom­bres por 45 años, des­de Ja­co­bo Za­blu­dovsky y Gui­ller­mo Or­te­ga. Al mis­mo tiem­po, la otro­ra gran fi­gu­ra de esa pan­ta­lla chi­ca, Adela Mi­cha, anun­cia­ba su sa­li­da tan­to de Televisa co­mo de Grupo Ima­gen.

“Más que un asun­to de gé­ne­ro, De­ni­se lle­gó a ese es­pa­cio por su cre­di­bi­li­dad. Po­cas co­sas han si­do tan com­pli­ca­das pa­ra la TV co­mo la tran­si­ción de López-Dó­ri­ga a Maer­ker, por­que coin­ci­dió con mu­chos otros cam­bios y una se­rie de la­men­ta­bles es­cán­da­los que mi­na­ron la cre­di­bi­li­dad de No­ti­cie­ros Televisa”, me di­jo el ana­lis­ta en me­dios Ál­va­ro Cue­va.

Si bien los gru­pos pe­rio­dís­ti­cos es­tán co­men­zan­do a cu­brir es­pa­cios por más mu­je­res, “so­lo es en po­si­cio­nes es­tra­té­gi­cas pa­ra efec­tos de cos­tos, ima­gen y cre­di­bi­li­dad. Las gran­des de­ci­sio­nes las si­guen to­man­do los hom­bres”, agre­ga Cue­va.

¿Qué tan­to es tan­ti­to? Bas­tan­te

Si re­vi­sa­mos los di­rec­to­rios de los 18 pe­rió­di­cos más im­por­tan­tes, hay 140 car­gos di­rec­ti­vos, en los cua­les so­lo 16 es­tán ocu­pa­dos por mu­je­res. Pue­do de­cir que for­mo par­te de es­ta estadística y que Mi­le­nio es el úni­co grupo con cua­tro mu­je­res en po­si­cio­nes di­rec­ti­vas, se­gui­do por El Sol de Mé­xi­co con tres.

Hay ejem­plos de lu­jo co­mo Adela Na­va­rro, la di­rec­to­ra ge­ne­ral del Se­ma­na­rio ZE­TA, en Ba­ja Ca­li­for­nia, quien to­mó el car­go cuan­do el edi­tor an­te­rior fue ase­si­na­do en 2004.

En ra­dio, en las 10 prin­ci­pa­les ca­de­nas ra­dio­fó­ni­cas so­lo hay 9 mu­je­res con car­gos de de­ci­sión (de un to­tal de 31).

Se­gún el Pro­yec­to de Mo­ni­to­reo Glo­bal de Me­dios 2015 (coor­di­na­do por la Aso­cia­ción Mun­dial pa­ra la Co­mu­ni­ca­ción Cris­tia­na), de to­dos los tex­tos pe­rio­dís­ti­cos ana­li­za­dos ese año en el país, 91% co­lo­có en el cen­tro de la no­ti­cia a los hom­bres, de­jan­do de la­do la mi­gra­ción fe­me­ni­na y te­mas co­mo el abu­so se­xual al que son ex­pues­tas y el cre­cien­te ín­di­ce de mu­je­res y ni­ñas mi­gran­tes em­ba­ra­za­das. Otro da­to po­de­ro­so es que en el lap­so se pu­bli­ca­ron 948 tex­tos pe­rio­dís­ti­cos de los cua­les so­lo 38% fue­ron es­cri­tos por mu­je­res.

La an­te­rior me­di­ción de es­te in­for­me se hi­zo en 2010 y la ver­dad es que los cam­bios son mí­ni­mos: las no­ti­cias es­cri­tas por mu­je­res au­men­ta­ron so­lo 4%: hoy de ca­da 100 no­ti­cias so­lo 24 son rea­li­za­das, pre­sen­ta­das o fir­ma­das por mu­je­res. Los si­tios de in­ter­net han ve­ni­do a dar un po­co de fres­cu­ra y de ba­lan­ce de gé­ne­ro al sec­tor: Car­men Aris­te­gui lan­zó su pro­pio por­tal de no­ti­cias por in­ter­net des­pués de que nin­gu­na ra­dio tra­di­cio­nal qui­so abrir­le sus puer­tas tras su sa­li­da de MVS. Otras con­duc­to­ras tam­bién mon­ta­ron sus es­pa­cios pro­pios (más allá de te­ner es­pa­cios en pe­rió­di­cos, tv o ra­dio) co­mo Ana Pau­la Or­do­ri­ca, Lour­des Men­do­za, Ali­cia Salgado y la pro­pia Adela Mi­cha.

Pa­ra el des­em­bar­co en Mé­xi­co de The Huf­fing­ton Post, pu­sie­ron a la ca­be­za a otra mu­jer, Laura Man­zo, una de las edi­to­ras más bri­llan­tes que in­cu­bó Grupo Ex­pan­sión.

El año pa­sa­do, el se­cre­ta­rio de Go­ber­na­ción, Mi­guel Ángel Oso­rio Chong, fir­mó un con­ve­nio con la Cá­ma­ra Na­cio­nal de la In­dus­tria de Ra­dio y Te­le­vi­sión pa­ra pro­mo­ver una cam­pa­ña por la igual­dad de gé­ne­ro y el com­ba­te a la vio­len­cia en con­tra de las mu­je­res en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción. Has­ta hoy no se ha vis­to nin­gún cam­bio fuer­te y los ca­sos más so­na­dos de mo­vi­mien­tos en­tre me­dios se ha da­do más por la nue­va com­pe­ten­cia (la ter­ce­ra ca­de­na y o la llegada de nue­vas mar­cas) que por una au­tén­ti­ca bús­que­da de equi­li­brio de gé­ne­ro, un ba­lan­ce don­de se ga­na (o se ga­na­ría) en crea­ti­vi­dad, pro­fun­di­dad y an­te to­do –co­mo ocu­rrió con De­ni­se Maer­ker- en cre­di­bi­li­dad.

En ra­dio, en las 10 prin­ci­pa­les ca­de­nas ra­dio­fó­ni­cas so­lo hay 9 mu­je­res con car­gos de de­ci­sión (de un to­tal de 31)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.