GÉ­NE­RO Y ME­DIOS DE CO­MU­NI­CA­CIÓN

Gra­cias al go­bierno y a los re­pre­sen­tan­tes del sec­tor, hoy te­ne­mos le­yes y có­di­gos pa­ra pro­mo­ver con­te­ni­dos que no re­pro­duz­can es­te­reo­ti­pos per­ni­cio­sos pa­ra la so­cie­dad.

Milenio - Todas - - Transparencia - LÍA LI­MÓN GARCÍA Dipu­tada Lía Li­món García,

Los me­dios de co­mu­ni­ca­ción de­ben ser gran­des alia­dos por la igual­dad de gé­ne­ro y el com­ba­te a la vio­len­cia con­tra las mu­je­res, y tan­to la le­gis­la­ción co­mo la res­pon­sa­bi­li­dad so­cial de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción son cla­ves pa­ra lo­grar­lo.

En el ca­so del mar­co ju­rí­di­co, te­ne­mos que en la Ley Ge­ne­ral de Ac­ce­so de las Mu­je­res a una Vi­da Li­bre de Vio­len­cia, exis­ten nor­mas en­ca­mi­na­das a que en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción no se fo­men­te la vio­len­cia con­tra las mu­je­res, igual­men­te or­de­nan erra­di­car to­do ti­po de vio­len­cia con el fin de for­ta­le­cer la dig­ni­dad y el res­pe­to ha­cia las mu­je­res. Asi­mis­mo, en la Ley Ge­ne­ral pa­ra la Igual­dad en­tre Mu­je­res y Hom­bres se pre­vie­ne que en los me­dios ma­si­vos de co­mu­ni­ca­ción elec­tró­ni­cos e im­pre­sos se de­be­rán eli­mi­nar el uso de es­te­reo­ti­pos se­xis­tas y dis­cri­mi­na­to­rios e in­cor­po­rar un len­gua­je in­clu­yen­te pa­ra las mu­je­res. Es­tos prin­ci­pios y re­glas se ra­ti­fi­can en la Ley Fe­de­ral de Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes y Ra­dio­di­fu­sión, en lo que ata­ñe a la re­gu­la­ción de los con­te­ni­dos au­dio­vi­sua­les.

Por lo que to­ca a la la­bor de au­to­rre­gu­la­ción de los me­dios, se bus­ca que ha­ya un ejer­ci­cio de res­pon­sa­bi­li­dad y au­to­con­ten­ción, lo que se da a tra­vés de dos ins­tru­men­tos es­pe­cí­fi­cos: los có­di­gos de éti­ca y las de­fen­so­rías de las au­dien­cias, am­bos son una exi­gen­cia le­gal pa­ra los Me­dios de Co­mu­ni­ca­ción, con­for­me a la Ley Fe­de­ral de Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes y Ra­dio­di­fu­sión. En es­tos có­di­gos se es­ta­ble­cen di­rec­tri­ces pa­ra pro­mo­ver el res­pe­to y la dig­ni­dad de las per­so­nas en el tra­ta­mien­to de los con­te­ni­dos y se bus­ca que en la pro­duc­ción de con­te­ni­dos no se re­pro­duz- can es­te­reo­ti­pos per­ni­cio­sos pa­ra la so­cie­dad; mien­tras que el de­fen­sor de las au­dien­cias funge co­mo un ca­nal a tra­vés del cual se pre­sen­tan que­jas y su­ge­ren­cias so­bre los con­te­ni­dos, te­nien­do és­te la fa­cul­tad de ha­cer re­co­men­da­cio­nes al me­dio de co­mu­ni­ca­ción del que se tra­te.

Quie­ro se­ña­lar que el Go­bierno Fe­de­ral no so­lo ha im­pul­sa­do los te­mas de pers­pec­ti­va de gé­ne­ro a tra­vés de la le­gis­la­ción y po­lí­ti­cas pú­bli­cas a su car­go, sino que ade­más ha bus­ca­do un acer­ca­mien­to con los me­dios de co­mu­ni­ca­ción. En es­te sen­ti­do, el pa­sa­do 11 de ju­lio de 2016, la ad­mi­nis­tra­ción del Lic. En­ri­que Pe­ña Nie­to por con­duc­to del Se­cre­ta­rio de Go­ber­na­ción, Mi­guel Ángel Oso­rio Chong, fir­mó el Con­ve­nio por la Igual­dad de Gé­ne­ro y el Com­ba­te a la Vio­len­cia con­tra las Mu­je­res en los Me­dios de Co­mu­ni­ca­ción en­tre la Cá­ma­ra Na­cio­nal de la In­dus­tria de Ra­dio y Te­le­vi­sión y el Go­bierno Fe­de­ral; sin du­da un es­fuer­zo con­cre­to en la ma­te­ria. Se tra­ta de un mar­co de co­rres­pon­sa­bi­li­dad don­de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, so­cie­dad y go­bierno de­ben lo­grar los equi­li­brios ne­ce­sa­rios.

En con­clu­sión, es esen­cial la par­ti­ci­pa­ción de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, tan­to tra­di­cio­na­les co­mo de las nue­vas tec­no­lo­gías, es­tos úl­ti­mos con un mar­co ju­rí­di­co de re­gu­la­ción más abier­to y fle­xi­ble, por lo que de­be exis­tir un gran ejer­ci­cio de au­to­rre­gu­la­ción y éti­ca pro­fe­sio­nal, com­pro­me­ti­do con la erra­di­ca­ción de la vio­len­cia con­tra las mu­je­res. De­be­mos ver a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción co­mo alia­dos y ba­luar­tes en la cons­truc­ción de una de­mo­cra­cia in­clu­yen­te y en la eli­mi­na­ción de es­te­reo­ti­pos que li­mi­tan la igual­dad de gé­ne­ro.

Es esen­cial la par­ti­ci­pa­ción de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, tan­to tra­di­cio­na­les co­mo de las nue­vas tec­no­lo­gías, pa­ra que exis­ta au­to­rre­gu­la­ción y éti­ca pro­fe­sio­nal, com­pro­me­ti­da con la erra­di­ca­ción de la vio­len­cia con­tra las mu­je­res

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.