LOS ME­DIOS DE CO­MU­NI­CA­CIÓN, AGEN­TES DE CAM­BIO

Mu­chos me­dios de co­mu­ni­ca­ción pre­sen­tan al se­xis­mo y la vio­len­cia co­mo nor­ma so­cial, pe­ro si adop­tan es­tán­da­res éti­cos ade­cua­dos pue­den con­ver­tir­se en va­lio­sos pro­mo­to­res de los de­re­chos hu­ma­nos.

Milenio - Todas - - Transparencia - PA­BLO NA­VA­RRE­TE GU­TIÉ­RREZ Pa­blo Na­va­rre­te Gu­tié­rrez,

Los me­dios de co­mu­ni­ca­ción son fun­da­men­ta­les en una de­mo­cra­cia. Son agen­tes de cam­bio so­cial. Por eso, su fun­ción no ter­mi­na con la con­tri­bu­ción que ha­cen al in­ter­cam­bio de ideas e in­for­ma­ción, que son cla­ve pa­ra que la so­cie­dad es­té bien in­for­ma­da; tam­bién, de­be­rían fo­men­tar el res­pe­to a los de­re­chos hu­ma­nos y los va­lo­res de­mo­crá­ti­cos, que per­mi­tan una con­vi­ven­cia so­cial ar­mó­ni­ca y ci­vi­li­za­da.

Des­afor­tu­na­da­men­te, al­gu­nos me­dios de co­mu­ni­ca­ción no han asu­mi­do es­te com­pro­mi­so y se han de­ja­do lle­var por las le­yes del mer­ca­do en la bús­que­da de más au­dien­cias, só­lo pa­ra te­ner ma­yo­res ga­nan­cias eco­nó­mi­cas. Han de­di­ca­do to­do su ta­len­to y crea­ti­vi­dad pa­ra pla­gar su pro­gra­ma­ción de con­te­ni­dos en los que se pre­sen­ta la vio­len­cia co­mo nor­ma de com­por­ta­mien­to so­cial.

A dia­rio, esos me­dios re­cu­rren al se­xis­mo, los ro­les y es­te­reo­ti­pos de gé­ne­ro pa­ra na­tu­ra­li­zar la vio­len­cia con­tra las mu­je­res y per­pe­tuar­la. A tra­vés de esa pro­gra­ma­ción se le­gi­ti­ma la de­sigual­dad y se con­di­cio­na la dis­cri­mi­na­ción y vio­len­cia con­tra las mu­je­res, en la me­di­da en que sub­es­ti­man sus ca­pa­ci­da­des, anu­lan su dig­ni­dad y de­re­chos, las con­de­nan a se­guir los ro­les tra­di­cio­na­les, co­mo la ma­ter­ni­dad y las ta­reas del cui­da­do, to­le­ran y has­ta jus­ti­fi­can que sean tra­ta­das co­mo ob­je­tos se­xua­les.

Por eso, des­de ha­ce más de 20 años, en la Pla­ta­for­ma de Ac­ción Bei­jing, apro­ba­da por la IV Con­fe­ren­cia Mun­dial de la Mu­jer, ce­le­bra­da en 1995, se ex­pre­só la es­pe­cial preo­cu­pa­ción por la cons­tan­te pro­yec­ción de imá­ge­nes ne­ga­ti­vas y de­gra­dan­tes de las mu­je­res en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción.

En di­cha con­fe­ren­cia se se­ña­ló que “aun­que ha au­men­ta­do el nú­me­ro de mu­je­res que ha­cen ca­rre­ra en el sec­tor de las co­mu­ni­ca­cio­nes, po­cas son las que han lle­ga­do a ocu­par pues­tos di­rec­ti­vos o que for­man par­te de jun­tas di­rec­ti­vas y ór­ga­nos que in­flu­yen en la po­lí­ti­ca de los me­dios de di­fu­sión. Se no­ta la des­aten­ción a la cues­tión del gé­ne­ro en los me­dios de in­for­ma­ción por la per­sis­ten­cia de los es­te­reo­ti­pos ba­sa­dos en el gé­ne­ro que di­vul­gan las or­ga­ni­za­cio­nes de di­fu­sión pú­bli­cas y pri­va­das, lo­ca­les, na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les”.

Por ello, los Es­ta­dos miem­bros, en­tre ellos Mé­xi­co, se com­pro­me­tie­ron des­de en­ton­ces a “su­pri­mir la pro­yec­ción cons­tan­te de imá­ge­nes ne­ga­ti­vas y de­gra­dan­tes de la mu­jer en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, sean elec­tró­ni­cos, im­pre­sos, vi­sua­les o so­no­ros. Ade­más, los pro­duc­tos vio­len­tos y de­gra­dan­tes o por­no­grá­fi­cos de los me­dios de di­fu­sión tam­bién per­ju­di­can a la mu­jer y su par­ti­ci­pa­ción en la so­cie­dad. Los pro­gra­mas que in­sis­ten en pre­sen­tar a la mu­jer en sus pa­pe­les tra­di­cio­na­les pue­den ser igual­men­te res­tric­ti­vos”.

Pa­ra su­pe­rar es­tos desafíos, la Pla­ta­for­ma de Ac­ción se­ña­la que “hay que ins­tau­rar me­ca­nis­mos de au­to­rre­gu­la­ción en los me­dios de di­fu­sión y for­ta­le­cer­los, así co­mo idear mé­to­dos pa­ra erra­di­car los pro­gra­mas en los que ha­ya ses­go de gé­ne­ro”. No se tra­ta de im­po­ner me­ca­nis­mos de cen­su­ra, sino de adop­tar es­tán­da­res éti­cos pa­ra que la pro­gra­ma­ción que ofre­cen a las au­dien­cias con­tri­bu­ya a erra­di­car la dis­cri­mi­na­ción y la vio­len­cia con­tra las mu­je­res, de con­for­mi­dad con la CEDAW y la Con­ven­ción Be­lém do Pa­rá y ha­cer de es­tos me­dios agen­tes de cam­bio so­cial, pro­mo­to­res de los de­re­chos hu­ma­nos de las mu­je­res.

La Pla­ta­for­ma de Ac­ción se­ña­la que hay que ins­tau­rar me­ca­nis­mos de au­to­rre­gu­la­ción en los me­dios de di­fu­sión y for­ta­le­cer­los, así co­mo idear mé­to­dos pa­ra erra­di­car los pro­gra­mas en los que ha­ya ses­go de gé­ne­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.