“LA AR­MO­NI­ZA­CIÓN ES FUN­DA­MEN­TAL Y CONS­TI­TU­YE UN RE­TO”

De­be­mos cam­biar los pa­tro­nes cul­tu­ra­les pa­ra com­pren­der que las re­la­cio­nes de­sigua­les de po­der es el ori­gen de la vio­len­cia con­tra las mu­je­res.

Milenio - Todas - - Entrevista -

Nor­ma Re­yes Te­rán, ac­tual ti­tu­lar de la Coor­di­na­ción pa­ra la Aten­ción de los De­re­chos Hu­ma­nos del Po­der Eje­cu­ti­vo de Oa­xa­ca, fue du­ran­te ocho años, di­rec­to­ra del hoy des­apa­re­ci­do Ins­ti­tu­to de la Mu­jer Oa­xa­que­ña. Du­ran­te su ges­tión des­ta­can ac­cio­nes que lle­va­ron a la mo­di­fi­ca­ción de le­yes pa­ra fa­vo­re­cer la igual­dad, in­clu­so, fue ella quien en 2003 lo­gró la apro­ba­ción de un pre­su­pues­to des­de una pers­pec­ti­va de gé­ne­ro.

¿Qué sig­ni­fi­ca­do tie­ne la ar­mo­ni­za­ción de las le­yes?

La ar­mo­ni­za­ción es fun­da­men­tal y cons­ti­tu­ye un re­to por­que se tra­ta de de­mo­ler las re­sis­ten­cias de las y los ope­ra­do­res de jus­ti­cia y del po­der le­gis­la­ti­vo, so­bre to­do por­que apli­car una nue­va nor­ma­ti­va, im­pli­ca trans­for­mar su per­cep­ción res­pec­to de las mu­je­res pa­ra ope­ra­ti­vi­zar los dis­po­si­ti­vos le­ga­les de los ins­tru­men­tos in­ter­na­cio­na­les y ar­mo­ni­zar el mar­co ju­rí­di­co es­ta­tal con la Ley Ge­ne­ral de Ac­ce­so de las Mu­je­res a una Vi­da Li­bre de Vio­len­cia, ello les sig­ni­fi­ca un cam­bio en sus pa­tro­nes cul­tu­ra­les pa­ra com­pren­der que las re­la­cio­nes de­sigua­les de po­der en­tre los se­xos, es el ori­gen de la vio­len­cia con­tra las mu­je­res.

¿Có­mo rea­li­zas­te la ar­mo­ni­za­ción le­gis­la­ti­va en Oa­xa­ca?

En 2007, a po­cas se­ma­nas de la apro­ba­ción de la LGAMVLV, un gru­po de oa­xa­que­ñas pre­sen­tó al H. Con­gre­so del Es­ta­do, un pa­que­te de pro­pues­tas ela­bo­ra­das por el Ins­ti­tu­to de la Mu­jer Oa­xa­que­ña pa­ra ar­mo­ni­zar el mar­co ju­rí­di­co del es­ta­do de Oa­xa­ca con la Ley Ge­ne­ral de Ac­ce­so de las Mu­je­res a una Vi­da Li­bre de Vio­len­cia y los ins­tru­men­tos in­ter­na­cio­na­les so­bre la ma­te­ria apro­ba­dos por el Es­ta­do Me­xi­cano.

La pro­pues­ta con­te­nía: ar­mo­ni­zar la Ley Es­ta­tal de Ac­ce­so de las Mu­je­res a una Vi­da Li­bre de Vio­len­cia de Gé­ne­ro, en sus­ti­tu­ción de la Ley de Asis­ten­cia y Pre­ven­ción de la Vio­len­cia In­tra­fa­mi­liar; re­for­mas a di­ver­sas dis­po­si­cio­nes de la Cons­ti­tu­ción Po­lí­ti­ca del Es­ta­do Li­bre y So­be­rano de Oa­xa­ca; So­bre los Có­di­gos Pe­nal; Pro­ce­sal Pe­nal; y las le­yes Or­gá­ni­ca de la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de Jus­ti­cia; de Ejecución de San­cio­nes Pri­va­ti­vas y Me­di­das Res­tric­ti­vas de Li­ber­tad; Es­ta­tal de Sa­lud y Es­ta­tal de Edu­ca­ción; ade­más de los Có­di­gos Ci­vil y de Pro­ce­di­mien­tos Ci­vi­les.

Pos­te­rior­men­te, en ju­nio de 2008, se apro­ba­ron las mo­di­fi­ca­cio­nes pro­pues­tas al ar­tícu­lo 12 de la Cons­ti­tu­ción Po­lí­ti­ca del Es­ta­do Li­bre y So­be­rano de Oa­xa­ca, pa­ra es­ta­ble­cer la prohi­bi­ción de la es­cla­vi­tud en el es­ta­do y sus for­mas con­tem­po­rá­neas: la tra­ta de per­so­nas. De igual for­ma, es­ta­ble­cer el de­re­cho de las mu­je­res a una vi­da li­bre de vio­len­cia de gé­ne­ro tan­to en el ám­bi­to pú­bli­co co­mo en el pri­va­do, y la obli­ga­ción de los po­de­res pú­bli­cos del es­ta­do y los mu­ni­ci­pios de coor­di­nar­se pa­ra ins­tau­rar un sis­te­ma es­ta­tal que ase­gu­ra­ra el ac­ce­so a es­te de­re­cho.

En ma­te­ria de pro­cu­ra­ción de jus­ti­cia, y du­ran­te la apro­ba­ción de la Ley Or­gá­ni­ca del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co del Es­ta­do de Oa­xa­ca de 2008, en sus­ti­tu­ción de la Ley Or­gá­ni­ca de La Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de Jus­ti­cia, se creó una Fis­ca­lía pa­ra la Aten­ción de De­li­tos por Vio­len­cia de Gé­ne­ro con­tra la Mu­jer, otor­gán­do­le la fa­cul­tad de in­ves­ti­gar, así co­mo del ejer­ci­cio de la ac­ción pe­nal con­tra los de­li­tos por vio­len­cia de gé­ne­ro, sus­ti­tu­yen­do a la Fis­ca­lía Es­pe­cial so­bre la ma­te­ria, ins­tan- cia crea­da en 2005, por acuer­do ad­mi­nis­tra­ti­vo de la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de Jus­ti­cia del Es­ta­do.

El 26 de fe­bre­ro fue apro­ba­da y, pu­bli­ca­da el 23 de mar­zo de 2009, la Ley Es­ta­tal pa­ra el Ac­ce­so de las Mu­je­res a una Vi­da Li­bre de Vio­len­cia de Gé­ne­ro, sin sus­ti­tuir la Ley de Asis­ten­cia y Pre­ven­ción de la Vio­len­cia In­tra­fa­mi­liar pa­ra el Es­ta­do de Oa­xa­ca, es de­cir, en el es­ta­do exis­ten dos le­yes vi­gen­tes.

El 29 de ju­lio de 2011, la Fis­ca­lía pa­ra la Aten­ción de De­li­tos por Vio­len­cia de Gé­ne­ro con­tra la Mu­jer, se con­vir­tió en una Sub­pro­cu­ra­du­ría de De­li­tos con­tra la Mu­jer por Ra­zón de Gé­ne­ro.

¿Pa­ra qué sir­ve a las mu­je­res di­cha ar­mo­ni­za­ción?

Des­de ha­ce tiem­po he sos­te­ni­do que la ar­mo­ni­za­ción le­gis­la­ti­va, acor­de a los con­te­ni­dos de los ins­tru­men­tos in­ter­na­cio­na­les en ma­te­ria de De­re­chos Hu­ma­nos de las Mu­je­res, es in­dis­pen­sa­ble pa­ra ga­ran­ti­zar la pro­tec­ción de las mu­je­res y el di­se­ño de una po­lí­ti­ca glo­bal que ac­túe a tra­vés de me­di­das in­te­gra­les con­tra la vio­len­cia de gé­ne­ro. In­sis­to que eso sig­ni­fi­ca un cam­bio cul­tu­ral y apren­der so­bre esas re­la­cio­nes de­sigua­les e his­tó­ri­cas de po­der en­tre los se­xos, ori­gen no so­lo de la dis­cri­mi­na­ción, sino de la vio­len­cia con­tra las mu­je­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.