LA EDUCACIÓN CO­MO FAC­TOR DE INEQUI­DAD EM­PRE­SA­RIAL EN­TRE HOM­BRES Y MU­JE­RES

Milenio - Todas - - Poder Legislativo - HOR­TEN­SIA ARAGÓN CAS­TI­LLO Hor­ten­sia Aragón Cas­ti­llo, Pre­si­den­ta de la Co­mi­sión de Educación Pública y Ser­vi­cios Edu­ca­ti­vos de la Cá­ma­ra de Dipu­tados.

Ha­ce al­gu­nos días, el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Estadística y Geo­gra­fía dio a co­no­cer los re­sul­ta­dos de la En­cues­ta Na­cio­nal de Fi­nan­cia­mien­to de las Em­pre­sas ( ENAFIN) 2015, rea­li­za­da jun­to con la Co­mi­sión Na­cio­nal Ban­ca­ria y de Va­lo­res ( CNBV) . En ella se con­tie­nen di­ver­sos da­tos re­la­cio­na­dos con las ca­rac­te­rís­ti­cas de em­pre­sas del sec­tor de la cons­truc­ción, las ma­nu­fac­tu­ras, el co­mer­cio y los ser­vi­cios pri­va­dos no fi­nan­cie­ros, in­clu­yen­do a los transportes, con una mues­tra de 3,927 uni­da­des eco­nó­mi­cas.

Tres da­tos son de lla­mar la aten­ción. El pri­me­ro es que, del to­tal de la mues­tra, 4.2% de los pro­pie­ta­rios de las em­pre­sas tie­nen en­tre 18 y 30 años; 16.6% en­tre 31 y 40 años, 30.6% en­tre 41 y 50 años, 36.7% en­tre 52 y 65 años y 11.9% tie­ne más de 65 años. Cuan­do se ana­li­zan los da­tos por el ta­ma­ño de la em­pre­sa, po­co más de 50% de los pro­pie­ta­rios de las mi­cro y pe­que­ñas em­pre­sas tie­nen me­nos de 41 años, en cam­bio, 44.2% de los gran­des em­pre­sa­rios, tie­ne en­tre 51 a 65 años.

El se­gun­do da­to im­por­tan­te en­con­tra­do fue que, del to­tal de la mues­tra, úni­ca­men­te 25.1% de los pro­pie­ta­rios de las em­pre­sas son mu­je­res, de fren­te a 74.9% de hom­bres. Sin em­bar­go, cuan­do se ana­li­za por el ta­ma­ño de la em­pre­sa, en las mi­cros, 29.9% de las em­pre­sa­rias son mu­je­res de fren­te a 70.1% de hom­bres, por­cen­ta­je que va dis­mi­nu­yen­do has­ta 7.8% de pro­pie­ta­rias de em­pre­sas gran­des, en re­la­ción con 92.2% de gran­des em­pre­sa­rios hom­bres.

El ter­cer da­to apor­ta­do por la ENAFIN y que de­be mo­ver a la re­fle­xión es que, del to­tal de la mues­tra, 1.1% de los pro­pie­ta­rios no tie­nen ins­truc­ción al­gu­na; 14.8% tie­nen educación bá­si­ca; 21.9%, educación me­dia su­pe­rior y 62.2% tie­nen educación su­pe­rior. Sin em­bar­go, nue­va­men­te, en las mi­cro­em­pre­sas, 1.6% de los pro­pie­ta­rios no tie­nen ins­truc­ción al­gu­na, 20.0%, educación bá­si­ca, 25.5% tie­ne educación me­dia su­pe­rior y 52.9% tie­ne educación su­pe­rior, en con­tras­te con 0.0% de gran­des em­pre­sa­rios sin ins­truc­ción al­gu­na, 1.4% con educación bá­si­ca, 7% con educación me­dia su­pe­rior y 91.6% de em­pre­sa­rios que po­seen educación su­pe­rior.

De lo an­te­rior y a gran­des ras­gos, se pue­de des­ta­car lo si­guien­te: 1. Los pro­pie­ta­rios de las mi­cro y pe­que­ñas em­pre­sas son, en su

ma­yo­ría, mu­je­res jó­ve­nes con ins­truc­ción me­dia su­pe­rior. 2. Los pro­pie­ta­rios de las gran­des em­pre­sas son, en su ma­yo­ría,

hom­bres ma­du­ros con es­tu­dios su­pe­rio­res. 3. Los pro­pie­ta­rios de las me­dia­nas y gran­des em­pre­sas tie­nen ni­ve­les

aca­dé­mi­cos de educación su­pe­rior. 4. Los pro­pie­ta­rios de las mi­cro y pe­que­ñas em­pre­sas tie­nen ran­gos de me­nor es­co­la­ri­dad. Por úl­ti­mo, no qui­sie­ra de­jar de la­do la afir­ma­ción que, de­ri­va­do de la en­cues­ta, se ha­ce so­bre “por ca­da mu­jer em­pre­sa­ria exis­ten tres due­ños que son pro­pie­ta­rios de su em­pre­sa”. Es­to no se en­tien­de co­rrec­ta­men­te si an­tes no se acla­ra que no es lo mis­mo ser dueño o due­ña de una mi­cro o pe­que­ña em­pre­sa, co­mo es el ca­so de la ma­yo­ría de las mu­je­res em­pre­sa­rias, que ser pro­pie­ta­rio de una me­dia­na o gran em­pre­sa, don­de con­tri­bu­yen los hom­bres en 93%.

La par­ti­ci­pa­ción de las mu­je­res se con­cen­tra fun­da­men­tal­men­te en las mi­cro y pe­que­ñas em­pre­sas, sien­do due­ñas de 29% de las mis­mas, pe­ro a me­di­da que las em­pre­sas van cre­cien­do, la pre­sen­cia de las mu­je­res em­pre­sa­rias va dis­mi­nu­yen­do has­ta lle­gar a ser so­lo 7% de pro­pie­ta­rias de me­dia­nas y gran­des em­pre­sas. Es por lo an­te­rior que se pue­de afir­mar que: a. Las po­lí­ti­cas edu­ca­ti­vas de­ben con­tem­plar dis­po­si­ti­vos que per­mi­tan la in­ter­co­ne­xión en­tre el desa­rro­llo de la ac­ti­vi­dad em­pre­sa­rial y el ni­vel y la ca­li­dad de los es­tu­dios, de tal ma­ne­ra que se reac­ti­ven los me­ca­nis­mos edu­ca­ti­vos de mo­vi­li­dad so­cial. b. Las po­lí­ti­cas de fo­men­to em­pre­sa­rial de­ben ser di­se­ña­das no so­lo con un en­fo­que eta­rio, sino ob­ser­var un di­se­ño es­pe­cia­li­za­do de gé­ne­ro que per­mi­ta el cre­ci­mien­to, no so­lo en tér­mi­nos cuan­ti­ta­ti­vos sino cua­li­ta­ti­vos, de las mi­cro y pe­que­ñas em­pre­sas.

Si es­tos dos ám­bi­tos de la po­lí­ti­ca pública se im­bri­can co­rrec­ta­men­te, el desa­rro­llo eco­nó­mi­co igua­li­ta­rio en nues­tro país se en­cuen­tra ase­gu­ra­do, des­di­bu­jan­do las bre­chas de inequi­dad que, ac­tual­men­te, irrum­pen en la ac­ti­vi­dad em­pre­sa­rial.

La par­ti­ci­pa­ción de las mu­je­res se con­cen­tra, fun­da­men­tal­men­te, en las mi­cro y pe­que­ñas em­pre­sas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.