Em­plea­dos de fis­ca­lía de Gue­rre­ro pa­ran la­bo­res por fe­ti­dez en Se­me­fo

Xa­vier Olea anun­cia la ad­qui­si­ción de más fri­go­rí­fi­cos, pe­ro ad­vier­te que hedor se­gui­rá

Milenio - - MP - EXI­GEN CAM­BIAR MORGUE DE CHILPANCINGO Ro­ge­lio Agus­tín Es­te­ban y Ja­vier Tru­ji­llo/Chilpancingo y Aca­pul­co

Des­de ju­lio pa­sa­do, la Se­cre­ta­ría de Sa­lud es­ta­tal ad­mi­tió la sa­tu­ra­ción del fo­ren­se

Mo­les­tos por los olo­res fé­ti­dos que des­pi­den los ca­dá­ve­res que sa­tu­ran las ins­ta­la­cio­nes del Ser­vi­cio Mé­di­co Fo­ren­se (Se­me­fo) de Chilpancingo, al me­nos 500 tra­ba­ja­do­res de la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do (FGE) pa­ra­ron la­bo­res y exi­gie­ron que la morgue sea re­ubi­ca­da, por­que por aho­ra re­pre­sen­ta un ries­go pa­ra la sa­lud.

En res­pues­ta, Xa­vier Olea Peláez, fis­cal gue­rre­ren­se, anun­ció que ya ad­qui­rie­ron más fri­go­rí­fi­cos pa­ra los Se­me­fos de Chilpancingo, de Igua­la y Aca­pul­co.

Sin em­bar­go, ad­vir­tió que los ma­los olo­res con­ti­nua­rán en el pro­ce­so de mo­ver los ca­dá­ve­res de fri­go­rí­fi­cos y al dar­le man­te­ni­mien­to a los apa­ra­tos vie­jos.

Ayer, al­re­de­dor de las 12 ho­ras los em­plea­dos de la FGE sa­lie­ron por la puer­ta cen­tral de la de­pen­den­cia pa­ra ce­rrar el pa­so a fun­cio­na­rios y vi­si­tan­tes.

Ex­pli­ca­ron que por los ma­los olo­res que des­pi­den las ins­ta­la­cio­nes del fo­ren­se, ubi­ca­das a un cos­ta­do de sus ofi­ci­nas, no exis­ten con­di­cio­nes pa­ra que tra­ba­jen sin el ries­go de con­traer una in­fec­ción.

Ma­ni­fes­ta­ron que en la morgue hay por lo me­nos 250 ca­dá­ve­res arrum­ba­dos, lo que se com­pli­ca por­que uno de los re­fri­ge­ra­do­res no sir­ve des­de ha­ce un par de se­ma­nas.

La pro­tes­ta mo­ti­vó que sa­lie­ran man­dos de la fis­ca­lía, quie­nes les se­ña­la­ron a los in­con­for­mes que no po­dían ha­cer mu­cho, pues no tie­nen in­je­ren­cia en el fo­ren­se por­que és­te de­pen­de de la Se­cre­ta­ría de Sa­lud.

Pe­ri­tos argentinos rea­li­zan des­de ha­ce una se­ma­na tra­ba­jos en la morgue de Chilpancingo, al pa­re­cer en ca­dá­ve­res que han lle­ga­do de Chi­la­pa des­de ha­ce un par de años.

Per­so­nas de di­fe­ren­tes or­ga­ni­za­cio­nes no gu­ber­na­men­ta­les, so­li­ci­ta­ron a ese equi­po de es­pe­cia­lis­tas argentinos que ve­ri­fi­ca­ran si en­tre los cuer­pos se en­cuen­tran sus se­res que­ri­dos.

Los pe­ri­tos tra­ba­ja­ron so­bre de­ce­nas de ca­dá­ve­res que se en­con­tra­ban co­lo­ca­dos en el sue­lo, lo que tam­bién ge­ne­ró los ma­los olo­res.

Mien­tras, en con­fe­ren­cia de pren­sa en Aca­pul­co, el fis­cal Olea anun­ció la ad­qui­si­ción de más fri­go­rí­fi­cos pe­ro, di­jo, “es evi­den­te que cuan­do em­pe­ce­mos a cam­biar los ca­dá­ve­res a los nue­vos (apa­ra­tos) pa­ra dar­le man­te­ni­mien­to a los vie­jos, ha­brá olo­res fé­ti­dos, cir­cuns­tan­cia que les ma­ni­fes­té a los com­pa­ñe­ros de la fis­ca­lía.

Agre­gó: “Quie­ro de­cir­les que no so­la­men­te ellos su­fren eso. El fis­cal ge­ne­ral tam­bién sufre de esos olo­res y so­mos to­dos los que pa­de­ce­mos esos olo­res, por­que son muy fuer­tes”.

Des­de ju­lio pa­sa­do, el ti­tu­lar de la Se­cre­ta­ría de Sa­lud es­ta­tal, Car­los de la Pe­ña Pin­tos ad­mi­tió que las ins­ta­la­cio­nes del fo­ren­se es­tán sa­tu­ra­das y ne­ce­si­tan des­pre­su­ri­zar­se.

De las sie­te re­gio­nes que tie­ne la en­ti­dad, so­lo en Chilpancingo, Aca­pul­co e Igua­la exis­ten ins­ta­la­cio­nes del fo­ren­se y en­tre to­das tie­nen ca­pa­ci­dad pa­ra res­guar­dar has­ta 250 ca­dá­ve­res. m

Hu­bo quie­nes usa­ron ta­pa­bo­cas pa­ra evi­tar el olor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.