BMW R 1200 GS

Motociclismo (México) - - Sumario - Pe­pe Bur­ga­le­ta / EJ Fo­tos: Mar­cus Barth y Jorg Künstle

a BMW R 1200 GS lle­va más de una dé­ca­da sien­do un ver­da­de­ro fe­nó­meno, una mo­to que no so­lo ha ven­di­do ella so­la más uni­da­des que el res­to de las ma­xi­trail jun­tas, sino que ha lan­za­do al éxi­to un seg­men­to. El res­to de las fir­mas lle­van mu­chos años in­ten­tan­do ata­car des­de to­dos los pun­tos es­te dominio de la mo­to bávara, unas in­ci­dien­do en el as­pec­to de­por­ti­vo, otras en el tu­rís­ti­co o en el ma­ne­jo off road. La GS ha re­sis­ti­do bien to­dos los retos, pe­ro en los úl­ti­mos años sus ri­va­les se han re­for­za­do y BMW ha de­ci­di­do ta­par cual­quier po­si­ble hue­co.

ELEC­TRÓ­NI­CAS

La nue­va ver­sión de la BMW R 1200 GS si­gue sien­do la mis­ma mo­to equi­li­bra­da que ocu­pa el cen­tro de gra­ve­dad del seg­men­to, pe­ro aho­ra des­de una ver­sión ba­se, BMW te ofre­ce la po­si­bi­li­dad de di­ri­gir tu mo­to ha­cia una uti­li­za­ción más es­pe­cia­li­za­da. Es evi­den­te que se ha pues­to mu­cha aten­ción en la con­duc­ción por cam­po, que al fin y al ca­bo es el ti­po de uso que pue­de re­sul­tar más com­pli­ca­do pa­ra una mo­to de es­tas di­men­sio­nes y pe­so, y tam­bién el que exi­ge unas ca­rac­te­rís­ti­cas más con­cre­tas de la uni­dad. Pa­ra lograrlo se ha crea­do la op­ción Rall­ye, que es ade­más la más ju­ve­nil en su de­co­ra­ción. Mien­tras las GS más en­fo­ca­das a un uso por ca­rre­te­ra tie­nen co­lo­res pla­nos, la Rall­ye po­see una ba­se azul en la ca­rro­ce­ría y el cha­sís, ade­más de los iden­ti­fi­ca­ti­vos ri­nes de ra­yos.

Me­cá­ni­ca­men­te no hay gran­des cam­bios en es­tas ver­sio­nes 2017, que ob­via­men­te han adap­ta­do su mo­tor a la nor­ma­ti­va Eu­ro4 con una nue­va pro­gra­ma­ción elec­tró­ni­ca y el em­pleo de un mo­derno ca­ta­li­za­dor. Más allá de ello, es­té­ti­ca­men­te un no­ve­do­so di­se­ño de los pro­tec­to­res del de­pó­si­to pa­ra me­jo­rar la er­go­no­mía cuan­do el

pi­lo­to con­du­ce de pie. En lo que res­pec­ta a la ges­tión elec­tró­ni­ca se ha avan­za­do mu­cho, aun­que lo real­men­te bueno lle­ga con los mo­dos de con­duc­ción Pro, que no vie­nen de se­rie, ya que el pa­que­te bá­si­co in­clu­ye úni­ca­men­te las op­cio­nes Rain y Road, sino en el Dy­na­mic Pack, que lle­ga con un cos­to ex­tra. Es­ta op­ción in­te­gra las op­cio­nes Dy­na­mic, Dy­na­mic Pro, En­du­ro y En­du­ro Pro, que ne­ce­si­tan la cen­tra­li­ta iner­cial IMU del pa­que­te. Los mo­dos ac­túan tan­to so­bre la ges­tión de la po­ten­cia, co­mo del con­trol de es­ta­bi­li­dad y el ABS. Tam­bién se in­clu­ye el asis­ten­te de arran­que en cues­ta o el de cam­bio sin ne­ce­si­dad de em­plear el em­bra­gue ni ce­rrar el ace­le­ra­dor en am­bos sen­ti­dos. Ade­más se in­te­gra co­mo no­ve­dad el sis­te­ma de re­gu­la­ción elec­tró­ni­ca de la sus­pen­sión en su ver­sión de­por­ti­va, que ajus­ta la al­tu­ra de la mo­to au­to­má­ti­ca­men­te en fun­ción de la car­ga, y que en la op­ción que tra­ba­ja con­jun­ta­men­te con los mo­de­los de con­duc­ción Pro, au­men­ta la al­tu­ra li­bre al sue­lo 20 mm en con­duc­ción off road.

MÁS CAM­PES­TRE

Sin du­da es la ma­yor apues­ta de BMW en es­ta ver­sión. Pa­ra la Rall­ye se ha tra­ba­ja­do mu­cho, por una par­te se han ho­mo­lo­ga­do neu­má­ti­cos de ta­cos, aun­que con una li­mi­ta­ción de la ve­lo­ci­dad má­xi­ma de 160 km/h, y por otra se han crea­do mu­chas op­cio­nes pa­ra que sea po­si­ble tran­si­tar por te­rre­nos que van más allá de un ca­mino bien com­pac­ta­do. El mo­tor si­gue sien­do un ver­da­de­ro “Pan­zer”, que avan­za sin des­can­so in­clu­so a un ré­gi­men

cer­cano al ra­len­tí sin des­ma­yo, pa­san­do co­mo un tan­que por en­ci­ma de las irre­gu­la­ri­da­des. Pue­de que 125 HP no sue­nen a mu­cho hoy en día, cuan­do hay mo­de­los que anun­cian 35 más, pe­ro la for­ma de ob­te­ner­los es per­fec­ta pa­ra una con­duc­ción po­li­va­len­te. Tie­ne una enor­me res­pues­ta en me­dios, muy po­cas vi­bra­cio­nes y su­fi­cien­te pe­ga­da arri­ba. El ba­jo cen­tro de gra­ve­dad tam­bién ayu­da aquí, con­vir­tién­do­la en una mo­to que pa­re­ce mu­cho más li­ge­ra de lo que es. Los neu­má­ti­cos de ta­cos, en es­te ca­so Con­ti­nen­tal TKC80 o Met­ze­ller Ka­roo 3, no se asus­tan ni del te­rreno ni de la hu­me­dad, con­vir­tien­do en to­da una ex­pe­rien­cia cir­cu­lar por el cam­po con to­tal con­fian­za, con una mo­to de ca­si 250 ki­los con ga­so­li­na.

LA MA­MÁ DE LAS GS

Re­sul­ta cu­rio­so que la BMW R 1200 GS, sien­do la mo­to más ven­di­da de su ca­te­go­ría a lo lar­go de tan­tos años, si­ga te­nien­do esa au­reo­la de ex­clu­si­vi­dad que siem­pre la ha acom­pa­ña­do. Aho­ra da un pa­so ade­lan­te, so­bre to­do si te es­ti­ras y te ha­ces con el pa­que­te elec­tró­ni­co opcional, la lla­ve pa­ra que tu "Ge­län­de/Straße" se con­vier­ta sim­ple­men­te pul­san­do un bo­tón, en la mo­to que quie­res en ca­da mo­men­to. Sin gran­des cam­bios que pue­das ver en las ver­sio­nes más en­fo­ca­das a la ca­rre­te­ra, por­que, aun­que sean más lim­pias, es al­go que no no­tas de­bi­do a que se ha con­se­gui­do que el mo­tor se sien­ta exac­ta­men­te igual. La prin­ci­pal di­fe­ren­cia de las R 1200 GS de es­te año es la po­si­bi­li­dad de con­ver­tir­las en mo­tos con mu­cha ma­yor ca­pa­ci­dad pa­ra cir­cu­lar fue­ra de ca­rre­te­ra. La ver­sión Rall­ye no so­lo es la más atrac­ti­va, sino tam­bién la más po­li­fa­cé­ti­ca. La op­ción de ins­ta­lar rue­das de cam­po (que no tie­nes que uti­li­zar cons­tan­te­men­te, pe­ro con las que pue­des ir tam­bién por ca­rre­te­ra), jun­to con las al­ter­na­ti­vas elec­tró­ni­cas que exis­ten, la con­vier­ten en la GS de se­rie más ap­ta pa­ra ha­cer lo que una trail, trans­for­mar­se en una mo­to sin lí­mi­tes. Si la ma­yor de las GS ya era la aven­tu­re­ra por ex­ce­len­cia, és­ta la su­pera.

1 2 3 1. El cua­dro de ins­tru­men­tos si­gue te­nien­do el ve­lo­cí­me­tro y el ta­có­me­tro en re­lo­jes analó­gi­cos tra­di­cio­na­les, apo­ya­dos por una gran pan­ta­lla di­gi­tal. 2. El asien­to mo­no­pla­za de la ver­sión Rall­ye tie­ne una lí­nea muy atrac­ti­va gra­cias al ta­pi­za­do bi­co­lor. Ade­más, sus for­mas fa­ci­li­tan que nues­tros pies lle­guen al sue­lo en el cam­po. Per­mi­te lle­var pa­sa­je­ro. 3. Hay un mon­tón de ac­ce­so­rios ori­gi­na­les pa­ra me­jo­rar el uso off road, co­mo cu­bre­cár­ter, ba­rras pro­tec­to­ras la­te­ra­les o ri­nes de ra­yos, entre otros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.