Fá­bri­ca de sueños

Motociclismo (México) - - Moto News -

Re­cien­te­men­te vi­si­ta­mos la plan­ta de pro­duc­ción Po­la­ris-In­dian ubi­ca­da en Wyo­ming, al nor­te de Es­ta­dos Uni­dos,

ade­más de que in­clui­mos una vi­si­ta al Cen­tro de Di­se­ño y Desa­rro­llo In­dus­trial Me­di­na, lo­ca­li­za­do en el es­ta­do de Min­ne­so­ta. Tras nues­tra es­tan­cia, com­pro­ba­mos que to­dos y ca­da uno de los vehícu­los pro­ve­nien­tes de la fir­ma nor­te­ame­ri­ca­na, es­tán pen­sa­dos y rea­li­za­dos ba­jo un pro­ce­so con el em­pe­ño su­fi­cien­te co­mo pa­ra crear el me­jor pro­duc­to, sin im­por­tar el mo­de­lo del que ha­ble­mos. De­ci­mos es­to por­que ha­ce po­co tu­vi­mos la opor­tu­ni­dad de vi­si­tar Me­di­na, aquí se en­cuen­tra el Cen­tro de Di­se­ño más im­por­tan­te de la fir­ma, de es­te lu­gar par­ten to­das las pro­pues­tas de Po­la­ris, In­dian y an­tes de su cie­rre, Vic­tory Mo­torcy­cles. En es­te si­tio pu­di­mos dar tes­ti­mo­nio de có­mo mu­chas de las ve­ces, una idea se co­mien­za de la for­ma más tra­di­cio­nal –so­bre pa­pel– pa­ra des­pués pa­sar al pro­ce­so di­gi­tal o CAD, don­de si bien es apro­ba­da exi­to­sa­men­te, po­drá ma­que­tar­se en el co­no­ci­do ma­te­rial pro­ve­nien­te del ba­rro: la ar­ci­lla. No to­do es fá­cil, y es que pa­ra acep­tar y ma­te­ria­li­zar un pro­yec­to pue­de pa­sar más de un par de años, don­de to­dos los que re­ci­ben el vis­to bueno, de­be­rán atra­ve­sar un pro­ce­so de desa­rro­llo téc­ni­co com­ple­jo, el cual tal vez se lle­ve otros dos años an­tes de culminar co­mo un mo­de­lo fi­nal. La se­gun­da par­te de los pro­ce­sos que se si­guen pa­sa al Com­ple­jo In­dus­trial en Wyo­ming, don­de los al­re­de­do­res del mis­mo fun­cio­nan co­mo pis­tas de prue­bas, con dis­tin­tas con­di­cio­nes que re­pre­sen­tan los te­rre­nos a los que se en­fren­ta­rán los vehícu­los di­se­ña­dos. Ade­más de con­tar con pis­tas es­pe­cia­les en el ex­te­rior, la plan­ta tie­ne di­ver­sos de­par­ta­men­tos con la po­si­bi­li­dad de rea­li­zar dis­tin­tas me­di­cio­nes, tan­to de emi­sio­nes con­ta­mi­nan­tes, de com­por­ta­mien­to de sus­pen­sión, co­mo au­di­ti­vas, es de­cir que ca­da vehícu­lo de­be so­nar en los pa­rá­me­tros nor­ma­les, sin rom­per el ni­vel de decibeles es­ta­ble­ci­do por las dis­po­si­cio­nes an­ti­con­ta­mi­nan­tes de ca­da re­gión en que se­rán co­mer­cia­li­za­das. Sin lu­gar a du­das, Po­la­ris siem­pre tie­ne pre­sen­te el pro­pó­si­to de ofre­cer pro­duc­tos de al­ta ca­li­dad, los cua­les han su­pe­ra­do mu­chas de sus prue­bas. Es­to ade­más de brin­dar al usua­rio la se­gu­ri­dad de que lo que ad­qui­ri­do es un pro­duc­to lleno de emo­cio­nes, adre­na­li­na pu­ra y bue­nas sen­sa­cio­nes, sea el pro­pó­si­to pa­ra el cual es­tén des­ti­na­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.