La­za­reth R1

CO­MO SI SE TRA­TA­RA DE UN CON­CEP­TO FU­TU­RIS­TA O LA VI­SIÓN DE CÓ­MO PO­DRÍAN SER LAS CAFE RACER, LA­ZA­RETH EL FRAN­CO-PRE­PA­RA­DOR LO HA­CE DE NUE­VO, ES­TA VEZ CON UNA PRO­PUES­TA DI­FE­REN­TE, PE­RO NO POR ELLO ME­NOS RA­DI­CAL

Motociclismo (México) - - Editorial / Sumario - Eduar­do Ji­mé­nez Fo­tos: MPIB

En la pe­lí­cu­la Baby­lon-AD es­tre­na­da en 2008 apa­re­cían va­rias de es­tas mo­tos. Una de ellas era una Yamaha YZF-R1 de 1999 con al­gu­nas mo­di­fi­ca­cio­nes. Esa uni­dad iba a ser des­trui­da, pe­ro an­tes de que eso ocu­rrie­se fue res­ca­ta­da por el fran­cés Lu­do­vic La­za­reth, que de­ci­dió dar­le una nue­va opor­tu­ni­dad y trans­for­mar­la en una mo­to di­fe­ren­te y que pue­de avan­zar­nos có­mo se­rán las cafe racer en un fu­tu­ro no muy le­jano. Si ya has vis­to más mo­de­los de La­za­reth, no es di­fí­cil que adi­vi­nes el nom­bre del crea­dor de es­ta pre­pa­ra­ción sin ne­ce­si­dad de que te lo di­gan. El ADN del ga­lo se en­cuen­tra en mu­chos de­ta­lles, tan­to es­té­ti­cos co­mo téc­ni­cos.

La ver­dad es que es­ta R1 tie­ne mu­cho tra­ba­jo y, ade­más, muy bien he­cho. To­dos los ele­men­tos de su nue­va ca­rro­ce­ría es­tán ela­bo­ra­dos en fi­bra de car­bono. Tam­bién cuen­ta con bas­cu­lan­tes mo­no­bra­zo en am­bos ejes, ca­da uno de ellos acom­pa­ña­do de un amor­ti­gua­dor co­lo­ca­do en po­si­ción ho­ri­zon­tal, los dos rea­li­za­dos es­pe­cial­men­te por TFX Sus­pen­sion. La ver­dad es que la vis­ta del la­te­ral iz­quier­do es es­pec­ta­cu­lar y mues­tra la com­ple­ji­dad del di­se­ño. La del otro la­do no es me­nos im­pac­tan­te, pe­ro en su ca­so en­se­ña los dos ri­nes de tres pa­los al com­ple­to (am­bas tra­se­ras de Triumph Day­to­na 955) y la sen­sa­ción que trans­mi­te es de ma­yor sim­ple­za.

El se­llo de La­za­reth tam­bién se apre­cia en el ma­ni­llar plano, en el gru­po óp­ti­co tra­se­ro de LED in­te­gra­do en el en­torno del si­len­cia­dor cen­tral o en la cu­rio­sa co­ro­na de la trans­mi­sión. Ade­más, si te gus­ta mu­cho es­tá cafe racer del fu­tu­ro, la pue­des com­prar por 50 mil eu­ros con to­dos los adi­ta­men­tos ne­ce­sa­rios pa­ra ser ma­tri­cu­la­da y así cir­cu­lar con ella por la ca­lle.

Ade­más de mu­cho tra­ba­jo, las mo­tos de Lu­do­vic La­za­reth es­tán muy cui­da­das en to­dos sus de­ta­lles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.