La esen­cia de Mil­wau­kee en es­ta en­ti­dad me­xi­ca­na

LA CON­CEN­TRA­CIÓN CO­MO YA DIC­TA LA TRA­DI­CIÓN, ES­TE AÑO AME­RI­CA­NA DE EN­TU­SIAS­TAS Y FA­NÁ­TI­COS DE LA MAR­CA DE SE DIO EN TORNO A LA CE­LE­BRA­CIÓN DE UNO DE LOS PUN­TOS DE DIS­TRI­BU­CIÓN MÁS IM­POR­TAN­TES HARLEY-DAVIDSON, CLA­RO, EN QUE­RÉ­TA­RO.

Motociclismo (México) - - Editorial / Sumario - Eduar­do Ji­mé­nez Fo­tos: Da­vid Lan­de­ro / H-D Mé­xi­co.

Dde una gran mar­ca, siem­pre ha­brá una gran oria que con­tar... o más bien, ¡va­rias! Y ha­blan­do de Harley-Davidson, sa­be­mos que siem­pre nos da la nota, pues co­mo dicen, pa­ra es­to “se pin­tan so­los”. En es­ta oca­sión, nos tras­la­da­mos a los be­llos es­ce­na­rios de El Ba­jío, con sus de­sér­ti­cos pai­sa­jes, idó­neos pa­ra ro­dar a gus­to en com­pa­ñía de ami­gos, fa­mi­lia y des­co­no­ci­dos –fer­vien­tes, cla­ro– que más tar­de y, co­mo es de es­pe­rar­se, se con­ver­ti­rían to­dos en una gran fa­mi­lia. Por su par­te, des­de las com­pac­tas pe­ro atrac­ti­vas Street 750, has­ta las im­po­nen­tes Road Gli­de Spe­cial o Street Gli­de Spe­cial, cla­ro, sin ol­vi­dar las cus­to­mi­za­das Ul­tra Li­mi­ted, que siem­pre son un de­lei­te a la pu­pi­la, se die­ron ci­ta pa­ra lle­nar el even­to de su be­lle­za me­cá­ni­ca y mú­si­ca, esa que so­lo pue­den ema­nar los po­de­ro­sos pro­pul­so­res V-Twin de la ca­sa ame­ri­ca­na.

DES­DE ADEN­TRO

La or­ga­ni­za­ción de Harley-Davidson Que­ré­ta­ro se en­car­gó de pre­pa­rar no so­lo la clá­si­ca ro­da­da ma­si­va, sino to­do un des­plie­gue de di­ver­sión y con­vi­ven­cia, don­de se dis­fru­tó de con­cur­sos, di­ná­mi­cas e, in­clu­so, di­ver­ti­dos sor­teos, don­de los asis­ten­tes tu­vie­ron tiem­po pa­ra to­do, bueno, ca­si to­do, me­nos pa­ra abu­rrir­se. En­tre tan­to, los in­vi­ta­dos tam­bién tu­vie­ron la opor­tu­ni­dad de ac­ce­sar a la agen­cia, don­de ad­mi­ra­ron los nue­vos mo­de­los dis­po­ni­bles, co­mo la Rod King Spe­cial o la Street Rod 750, ade­más del in­ter­mi­na­ble ca­tá­lo­go de per­so­na­li­za­ción pa­ra la mo­to y la ga­ma de pro­duc­tos de es­ti­lo de vi­da.

Por su­pues­to, los del HOG (Harley Ow­ners Group) tam­bién se hi­cie­ron pre­sen­tes. Se tra­ta de un gru­po que ca­da vez se ve más nu­tri­do y de ver­dad da gus­to ver­lo, pues uno de los re­qui­si­tos pa­ra for­mar par­te de el, ade­más de la evi­den­te po­se­sión de una Har­le­yDa­vid­son, es con­tar con sen­ti­do de res­pon­sa­bi­li­dad y cul­tu­ra por la mo­to­ci­cle­ta, por cier­to, par­te de la fi­li­so­fía e iniciativa “La Ca­lle es de To­dos”, es de la fir­ma de Mil­wau­kee. Fe­li­ci­ta­mos a to­do el equi­po de H-D Que­ré­ta­ro y agra­de­ce­mos las fa­ci­li­da­des otor­ga­das pa­ra for­mar par­te de es­te gran even­to. DDs

Sin du­da, uno de los even­tos más es­pe­ra­dos pa­ra los re­si­den­tes de El Ba­jío y de sus al­re­de­do­res, con­tem­plan­do que gran par­te de ellos pro­vie­ne tam­bién de la CDMX y es­ta­dos ale­da­ños. El ob­je­ti­vo: di­ver­tir­se al más pu­ro es­ti­lo de la fir­ma ame­ri­ca­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.