Suzuki V-Strom 650 y 1000

Motociclismo (México) - - Editorial / Sumario -

Uno de los seg­men­tos más re­cu­rri­dos hoy en día es tam­bién el de las Trail, de­bi­do a su fle­xi­bi­li­dad de uso, có­mo­da pos­tu­ra de ma­ne­jo, re­sis­ten­cia a las in­cle­men­cias del ca­mino y, cla­ro es­tá, ima­gen des­ta­ca­da. Pa­ra Suzuki, es­to causó es­pe­cial in­te­rés des­de 2005, cuan­do pre­sen­tó su pri­me­ra V-Strom 650. A par­tir de en­ton­ces, mu­cho del per­for­man­ce que aho­ra go­za­mos ya se ha­cía pre­sen­te, con ca­rac­te­rís­ti­cas co­mo son un jue­go de sus­pen­sio­nes de gran avan­ce, se­mi­ca­re­na­do li­ge­ro, winds­hield, bue­na ca­pa­ci­dad de fre­na­do y la ce­re­za en el pas­tel, un mo­tor bi­ci­lín­dri­co en V, el cual es res­pon­sa­ble de una en­tre­ga di­ná­mi­ca, pe­ro ade­re­za­da con gran­des do­sis de par, ca­rac­te­rís­ti­ca de es­te ti­po de pro­pul­so­res y de­ta­lle que pa­ra es­te seg­men­to, es bien re­ci­bi­do.

SIN LÍ­MI­TES

En ex­clu­si­va pa­ra los me­dios es­pe­cia­li­za­dos en Mé­xi­co, Suzuki lle­vó a ca­bo la pre­sen­ta­ción de sus dos mo­de­los Trail y nues­tra aven­tu­ra ya de­pa­ra­ba una ru­ta de po­co

más de 400 ki­ló­me­tros a bor­do de es­tas mon­tu­ras, con un re­co­rri­do que, se­gún lo que nos in­for­ma­ron, se con­for­mó de un 30 por cien­to de te­rra­ce­ría y 70 de as­fal­to, aun­que te­ne­mos du­das. Nues­tra ex­pe­rien­cia co­men­zó a los man­dos de una V-Strom 1000 XT, que se co­lo­ca co­mo el to­pe de ga­ma de es­ta lí­nea, mis­ma que equi­pa­ba Top Ca­se y ma­le­tas la­te­ra­les. El re­vi­sa­do bi­ci­lín­dri­co en V ca­la­do a 90º ha me­jo­ra­do su desem­pe­ño y lle­ga aho­ra a los 100 HP de po­ten­cia a las 8,000 rpm. Pe­ro an­tes de en­fo­car­nos en es­te apar­ta­do, hay mu­cho que ha­blar de es­ta Trail, que ha su­fri­do un gran nú­me­ro de cam­bios en cuan­to a su equi­pa­mien­to elec­tró­ni­co y de hard­wa­re. Co­men­za­re­mos por­que, des­de aho­ra, la ver­sión XT se dis­tin­gui­rá sig­ni­fi- ca­ti­va­men­te con un nue­vo jue­go de ri­nes de ra­yos, muy bien re­for­za­dos en los cer­cos pa­ra un uso más exi­gen­te en te­rra­ce­ría. Por su­pues­to, es­tos se han he­cho re­ves­tir de llan­tas Brid­ges­to­ne Battlax Ad­ven­tu­re que, en efec­to, pro­por­cio­nan un ex­ce­len­te aga­rre en as­fal­to, pe­ro, pa­ra nues­tra sor­pre­sa, tam­bién en te­rra­ce­ría. No por ello hay que ha­cer me­nos a los ri­nes de alea­ción, que tam­bién es­tre­nan di­se­ño y ca­pa­ci­dad es­truc­tu­ral. Adiós a los vie­jos aros tres as­pas y bien­ve­ni­dos es­tos mul­ti­bra­zo de di­se­ño ele­gan­te, por cier­to, nin­gu­na de las mo­tos que los equi­pa­ba su­frió da­ños en es­te apar­ta­do. La nue­va “mil” tie­ne dis­po­ni­ble un gran nú­me­ro de ac­ce­so­rios, pe­ro los que no pue­den fal­tar son los cu­bre­pu­ños ti­po en­du­ro y el skid pla­te o pro­tec­tor

de cár­ter en alu­mi­nio, ya que sí, aun­que la al­tu­ra al pi­so es bue­na, pue­de ro­zar en to­pes o ca­mi­nos an­gu­lo­sos. Más aún con un pa­sa­je­ro a bor­do y equi­pa­je.

ME­JOR QUE NUN­CA

Su pro­pul­sor es­ti­ra muy bien ca­da cam­bio y ra­ra vez lle­ga­rás a sexta mar­cha y, a pe­sar de de­cla­rar una po­ten­cia por de­ba­jo de al­gu­nas de sus ri­va­les, su en­tre­ga y elas­ti­ci­dad al uso nos sor­pren­dió, so­bre to­do por el asis­ten­te de ba­jas re­vo­lu­cio­nes, que te per­mi­te lle­var­la a un ré­gi­men de mar­cha len­ta, sin preo­cu­par­te por ac­cio­nar el em­bra­gue an­te el co­no­ci­do ja­lo­neo. Pe­ro hay más, sí, los de Ha­ma­mat­su la han do­ta­do de un com­ple­to apar­ta­do elec­tró­ni­co don­de des­ta­ca la nue­va cen­tra­li­ta IMU (Uni­dad de Me­di­ción Iner­cial) que se en­cuen­tra per­fec­ta­men­te en­la­za­da a los sis­te­mas de con­trol de trac­ción y ABS –de los cua­les aho­ra ex­pli­ca­re­mos más- pa­ra ges­tio­nar el com­por­ta­mien­to de la mo­to du­ran­te el tra­za­do de cur­vas, rea­li­zan­do me­di­cio­nes ca­da cua­tro mi­li­se­gun­dos pa­ra do­si­fi­car me­jor el ac­tuar de los mis­mos. El ABS cuen­ta con tec­no­lo­gía de ope­ra­ción en cur­va, por lo que con ma­yor tran­qui­li­dad pu­di­mos apli­car­lo du­ran­te los ca­mi­nos si­nuo­sos que nos con­du­cían a El Oro, en el Es­ta­do de Mé­xi­co, y con la ines­pe­ra­da llu­via, fue el me­jor es­ce­na­rio pa­ra po­ner­lo a prue­ba, así co­mo el con­trol de trac­ción, que ofre­ce dos ni­ve­les de in­tru­sión o bien la po­si­bi­li­dad de des­co­nec­tar­se com­ple­ta­men­te, una gran he­rra­mien­ta, so­bre to­do en si­tua­cio­nes de en­du­ro agre­si­vo.

Ca­mino al lu­gar don­de per­noc­ta­ría­mos, lla­ma­do San Felipe del Pro­gre­so, co­men­zó nues­tra aven­tu­ra en te­rra­ce­ría, don­de com­pro­ba­mos que no es ne­ce­sa­rio des­co­nec­tar­lo com­ple­ta­men­te, pues en el mo­do TC 1 per­mi­te des­li­zar lo su­fi­cien­te, sin mi­ti­gar la res­pues­ta del ace­le­ra­dor.

Las su­pen­sio­nes tra­ba­jan mu­cho me­jor, con una ex­ce­len­te res­pues­ta en las ca­rre­te­ras, trans­fi­rién­do­te una sen­sa­ción de aplo­me, pe­ro en te­rra­ce­ría ofre­cen ab­sor­ción y co­mo­di­dad. La hor­qui­lla de­lan­te­ra cuen­ta con ajus­te en la pre­car­ga, ex­ten­sión y mue­lle, tal co­mo el mo­nos­hock, por lo que po­dre­mos adap­tar­la per­fec­ta­men­te a nues­tro pe­so y ré­gi­men de ma­ne­jo. Pa­ra es­ta ge­ne­ra­ción, tan­to el cua­dro co­mo el bas­cu­lan­te han per­di­do un ki­lo de pe­so, mis­mo ca­so pa­ra el es­ca­pe, que pa­ra apro­bar la Eu­ro ha cam­bia­do su con­fi­gu­ra­ción, sin em­bar­go, me­jo­ra el flu­jo de ga­ses y cuen­ta con una vál­vu­la de aper­tu­ra lis­ta pa­ra li­be­rar su po­ten­cial a par­tir de las 2,500 rpm, con un so­ni­do más con­tun­den­te.

PA­RA TO­DOS LOS DÍAS

La se­gun­da in­vi­ta­da fue la V-Strom 650 en sus ver­sio­nes ABS y XT y pa­ra la cual han ha­bi­do tam­bién mu­chas me­jo­ras. Co­men­zan­do por su es­té­ti­ca, que asi­mi­la a su her­ma­na la 1000 y que, gra­cias a es­to, in­cor­po­ra in­clu­so el mis­mo cua­dro de ins­tru­men­tos, fron­tal y la óp­ti­ca de LED en la par­te tra­se­ra. Pe­ro se tra­ta de al­go más que so­lo apa­rien­cias, ya que a ni­vel me­cá­ni­co, el pro­pul­sor bi­ci­lín­dri­co en V ha

ga­na­do pres­ta­cio­nes, ele­van­do su po­ten­cia 3 HP res­pec­to a su pre­de­ce­so­ra, pa­ra de­cla­rar aho­ra 70 HP, mien­tras que el par, aho­ra se si­túa en 62 Nm de 60 Nm que an­tes anun­cia­ba. La sen­sa­ción es in­me­dia­ta, con una en­tre­ga más enér­gi­ca y que se per­ci­be des­de el arran­que.

Una gran sor­pre­sa es la in­cor­po­ra­ción del con­trol de trac­ción, que igual­men­te ofre­ce dos ni­ve­les de ope­ra­ción y de es­ta for­ma, ser una de las más com­ple­tas en su cla­se. Tal y co­mo su her­ma­na ma­yor (1000), se ofre­ce en dos ni­ve­les de equi­pa­mien­to: ABS y XT, don­de la es­tam­pa más sig­ni­fi­ca­ti­va, son pre­ci­sa­men­te los ri­nes de alea­ción o ra­yos, res­pec­ti­va­men­te pa­ra ca­da una. Su li­ge­re­za, co­mu­ni­ca ser una mo­to su­ma­men­te efec­ti­va pa­ra un uso en off road, pro­pie­dad que pu­di­mos com­pro­bar du­ran­te el re­co­rri­do, per­mi­tién­do­nos lle­var­la con fa­ci­li­dad a tra­vés de di­fí­ci­les em­pe­dra­dos, zan­jas, ca­mi­nos de tie­rra suel­ta y, por cier­to, uno que otro asen­ta­mien­to de agua y lo­do, don­de con fa­ci­li­dad lo­gra­mos sa­lir ade­lan­te. El asis­ten­te de ba­jas re­vo­lu­cio­nes ac­túa per­fec­ta­men­te y ra­ra vez ten­drás que preo­cu­par­te por­que se te apa­gue du­ran­te un ca­mino com­pli­ca­do o téc­ni­co.

Pe­ro la 650 tam­bién tie­ne su la­do ci­ta­dino, su am­plio ra­dio de gi­ro en la di­rec­ción, ba­ja emi­sión de ca­lor, er­go­no­mía a sus man­dos con una pos­tu­ra re­la­ja­da, al­tu­ra al pi­so co­rrec­ta y ba­jo ni­vel de con­su­mo ( has­ta 25 km/ li­tro) nos per­mi­te ha­cer es­ta re­co­men­da­ción, sin men­cio­nar que

1. El cua­dro com­bi­na un cuen­ta­rre­vo­lu­cio­nes analó­gi­co, con un gran pa­nel di­gi­tal con mu­cha in­for­ma­ción. Des­de el man­do iz­quier­do se re­gu­la el con­trol de trac­ción. 2. La hor­qui­lla in­ver­ti­da de­lan­te­ra cuen­ta con re­gla­jes de tres vías. 3. La nue­va ver­sión...

4. Des­de aho­ra, la V-Strom 650 "ABS" y "XT" he­re­dan el cua­dro de ins­tru­men­tos de la 1000, ofre­cien­do tam­bién con­trol de trac­ción. 5. La óp­ti­ca tra­se­ra cuen­ta con ilu­mi­na­ción LED, la luz de po­si­ción for­ma un trián­gu­lo in­ver­ti­do, mien­tras que, cuan­do se...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.