Acu­san omi­sio­nes en pa­go de lau­do

Mu­ni­ci­pio no acep­ta mon­to que re­cla­ma; ofre­cie­ron $150 mil en la ne­go­cia­ción

Mural - - COMUNIDAD - FER­NAN­DA CA­RA­PIA

Pe­se a exis­tir una sen­ten­cia fir­me que obli­ga al Ayun­ta­mien­to de Gua­da­la­ja­ra a pa­gar sa­la­rios caí­dos a un tra­ba­ja­dor des­pe­di­do en 2010, el Mu­ni­ci­pio no ha cum­pli­do con la or­den.

Si­gi­fre­do Vi­lla­lo­bos Vi­lla­sa­na co­men­tó que su pa­dre, Si­gi­fre­do Vi­lla­lo­bos Ace­ves, la­bo­ró co­mo ins­pec­tor por más de 12 años, pe­ro en la lim­pia que hi­zo el aho­ra Go­ber­na­dor, Aris­tó­te­les San­do­val, en 2010, lo co­rrie­ron, lo que mo­ti­vó una de­man­da la­bo­ral por des­pi­do in­jus­ti­fi­ca­do.

Su ca­so se re­gis­tró en la Jun­ta Local de Con­ci­lia­ción y Ar­bi­tra­je con el nú­me­ro de ex­pe­dien­te 995/2010-F1 y em­pe­zó la pe­lea le­gal.

El 10 de mar­zo de 2017 se dic­tó sen­ten­cia de­fi­ni­ti­va obli­gan­do al Ayun­ta­mien­to a, en­tre otras co­sas, el pa­go de sa­la­rios caí­dos y re­ins­ta­lar a Vi­lla­lo­bos Ace­ves.

Vi­lla­lo­bos Vi­lla­sa­na se­ña­ló que el lau­do as­cien­de los 2 mi­llo­nes de pe­sos y te­me que el Mu­ni­ci­pio es­té di­la­tan­do el pa­go y su pa­dre no al­can­ce a co­brar­lo, pues es­tá en­fer­mo.

A tra­vés de una fi­cha in­for­ma­ti­va en­via­da por la Ofi­ci­na de Co­mu­ni­ca­ción Social del Ayun­ta­mien­to ta­pa­tío, se re­co­no­ció la exis­ten­cia de es­te lau­do, pe­ro no del mon­to, el cual es de 545 mil 339 pe­sos por sa­la­rios caí­dos de cua­tro años.

Ade­más, acla­ró que to­da­vía no hay una cuan­ti­fi­ca­ción ofi­cial del mon­to to­tal –con ac­tua­li­za­cio­nes, au­men­tos y

otros– pues es­tá en eta­pa de eje­cu­ción, por lo que aún no hay una obli­ga­ción de pa­go.

Sin em­bar­go, el hi­jo del afec­ta­do ase­gu­ró que el 21 de ju­nio se re­qui­rió nue­va­men­te al Ayun­ta­mien­to pa­ra que ha­ga el pa­go co­rres­pon­dien­te, ca­so con­tra­rio, se pro­ce­de­ría a la mul­ta.

So­bre la re­ins­ta­la­ción, el afec­ta­do afir­mó que se lle­vó a ca­bo, pe­ro no du­ró ni un mes cuan­do lo vol­vie­ron a des­pe­dir, ya que lo pu­sie­ron en áreas que no do­mi­na­ba y no pu­do rea­li­zar el tra­ba­jo.

El Ayun­ta­mien­to ase­gu­ró que se han he­cho va­rias re­ins­ta­la­cio­nes, sin em­bar­go, el ex em­plea­do aban­do­na su pues­to y vuel­ve a de­man­dar, por lo que hay tres ex­pe­dien­tes más abier­tos por des­pi­dos in­jus­ti­fi­ca­dos: 382/2014-F2, 1272/2014-B y el 1247/2017-F.

“En su­ma, los jui­cios del ac­tor tie­nen un va­lor apro­xi­ma­do, al día de hoy, de un mi­llón 200 mil pe­sos (sin con­tar in­cre­men­tos sa­la­ria­les) lo que de nin­gu­na ma­ne­ra sig­ni­fi­can la va­lía que atri­bu­ye el ac­tor”, apun­tó la Co­mu­na.

Vi­lla­lo­bos Vi­lla­sa­na re­co­no­ció que ha­ce tiem­po hu­bo acer­ca­mien­to con las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les pa­ra lle­gar a un acuer­do, pe­ro só­lo ofre­cie­ron 150 mil pe­sos, lo que ca­li­fi­có co­mo “una bur­la”.

Es­ta can­ti­dad, acla­ró el Ayun­ta­mien­to, co­rres­pon­de a los por­cen­ta­jes de ne­go­cia­ción ava­la­dos por el Pleno par­tien­do de la ba­se de 553 mil pe­sos. El hi­jo del afec­ta­do es­pe­ra que pron­to se dé el pa­go, mien­tras que el Mu­ni­ci­pio in­for­mó que con­ti­nua­rá la de­fen­sa por la vía le­gal.

A sie­te años de un des­pi­do, ex em­plea­do man­tie­ne pe­lea le­gal con el Ayun­ta­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.