Lan­fran­co Mar­ce­lle­ti.

“La ma­du­rez en un mú­si­co es te­ner li­ber­tad”

music:life magazine mexico - - Contenido - Por Lau­ra Fernández

“La ma­du­rez en un mú­si­co es te­ner li­ber­tad”.

Lan­fran­co Mar­ce­llet­ti Jr. es con­si­de­ra­do uno de los más di­ná­mi­cos y ver­sá­ti­les mú­si­cos bra­si­le­ños. Cuen­ta con una só­li­da for­ma­ción, ad­qui­ri­da en el Con­ser­va­to­rio Per­nam­bu­cano (Re­ci­fe, Bra­sil); en la Uni­ver­si­dad de Ya­le (E.U.A.), don­de es­tu­dió con el cé­le­bre maes­tro Elea­zar de Car­val­ho; en la Es­cue­la para Mú­si­ca y Ar­tes Es­cé­ni­cas de Vie­na, Aus­tria, en la que es­tu­dió piano y com­po­si­ción, y en la Mu­sik Aka­de­mie de Zu­rich, Sui­za, don­de es­tu­dió piano. Des­ta­can los cur­sos de di­rec­ción or­ques­tal to­ma­dos con los maes­tros Kurt Ma­sur, Co­lin Da­vis, Ju­lius Ru­del y Zne­dek Ma­cal.

Se ha pre­sen­ta­do co­mo di­rec­tor en dis­tin­tos paí­ses: Ar­gen­ti­na, Bél­gi­ca, Chi­le, Es­pa­ña, Es­ta­dos Uni­dos, In­gla­te­rra, Ita­lia, Po­lo­nia y Ru­sia. En Mé­xi­co ha ac­tua­do con

las Or­ques­tas Sin­fó­ni­ca de Xa­la­pa, Fi­lar­mó­ni­ca de la UNAM, Fi­lar­mó­ni­ca de la Ciu­dad de Mé­xi­co, Sin­fó­ni­ca del IPN, Sin­fó­ni­ca de la Uni­ver­si­dad de Gua­na­jua­to, Fi­lar­mó­ni­ca de Za­ca­te­cas.

Tie­ne una for­ma­ción aca­dé­mi­ca im­por­tan­te co­mo pia­nis­ta y di­rec­tor de or­ques­ta, por lo tan­to se ha desem­pe­ña­do en di­fe­ren­tes or­ques­tas del mun­do. Dí­ga­me a par­tir de qué vi­sión y qué ob­je­ti­vos ha tra­ba­ja­do co­mo Di­rec­tor Ti­tu­lar con la Or­ques­ta Sin­fó­ni­ca de Xa­la­pa (OSX) des­de el 2012.

“En Ju­lio del 2006 di mi pri­mer con­cier­to co­mo in­vi­ta­do y tu­ve ese lu­jo des­de en­ton­ces has­ta el 2012, que fue cuan­do em­pe­cé co­mo di­rec­tor ti­tu­lar. Gra­cias a eso tu­ve un po­co más de back­ground para des­pués pre­gun­tar­me dón­de me gus­ta­ría ver a la or­ques­ta den­tro de cua­tro o cin­co años. Pien­so que nues­tra or­ques­ta tie­ne que ser un pa­tri­mo­nio an­tes que to­do, me re­fie­ro a pa­tri­mo­nio no co­mo una co­sa ra­ra sino co­mo par­te de la vi­da de mu­cha gen­te. Creo que la or­ques­ta y prin­ci­pal­men­te aho­ra, no de­be te­ner más una vi­sión eli­tis­ta de la mú­si­ca clá­si­ca y del con­cier­to co­mo an­tes. Siem­pre ex­pre­so “Es muy im­por­tan­te la mú­si­ca po­pu­lar, la fol­kló­ri­ca pe­ro tam­bién hay eso que es un pa­tri­mo­nio tu­yo, apro­vé­cha­lo, in­di­fe­ren­te­men­te de dón­de vie­nes”. En ese sen­ti­do mi vi­sión prin­ci­pal es que la or­ques­ta sea ca­da vez más par­te de la vi­da de mu­chas per­so­nas”.

¿Có­mo plas­ma es­tos en la elec­ción del re­per­to­rio que eje­cu­tan?

“Yo le di­go a la gen­te de mer­ca­do­tec­nia que siem­pre se po­ne la No­ve­na de Beet­ho­ven, Car­mi­na Bu­ra­na, los Beatles o mú­si­ca de pe­lí­cu­las y es se­gu­ro que vas a lle­nar la sa­la por­que es un len­gua­je co­no­ci­do pe­ro hay mu­chas otras que son me­nos iden­ti­fi­ca­das pe­ro no me­nos in­tere­san­tes. Les plan­teo “yo creo mu­cho en mi pro­duc­to, el pro­ble­ma es que yo quie­ro que us­te­des me trai­gan a la gen­te a la sa­la por­que ya una vez que lle­gue a és­ta, ese ya es mi tra­ba­jo”. Me gus­ta mu­cho ha­blar en los con­cier­tos, es cier­to que en cin­co mi­nu­tos no voy a ex­pli­car un con­cier­to en­te­ro de ma­ne­ra pro­fun­da pe­ro, más que na­da es qui­tar es­te mie­do que tie­ne el pú­bli­co de no po­der en­ten­der­lo o de si no les gus­ta. Cuan­do en­tras a un con­cier­to de mú­si­ca clá­si­ca te aden­tras a un ro­llo de re­glas que me pa­re­ce asus­ta mu­cho y pre­dis­po­ne a juz­gar­nos a no­so­tros mis­mos no tan­to a la mú­si­ca; te juz­gas de que tú no pue­das en­ten­der­la o de que no pue­da gus­tar­te”. “Ha­ce­mos pro­gra­mas di­fe­ren­tes, con­cier­tos en que la pri­me­ra par­te es con­tem­po­rá­nea y la se­gun­da, es más tra­di­cio­nal; pro­gra­mas para ni­ños que sé que son para un pú­bli­co que ve­ré só­lo una vez al año. Los pro­gra­mas traen a mu­chos jó­ve­nes, que son el pú­bli­co del fu­tu­ro, por­que te­ne­mos un abono para es­tu­dian­tes para to­dos los con­cier­tos. He­mos con­se­gui­do au­men­tar el pú­bli­co y la asis­ten­cia por el tra­ba­jo de equi­po que ha­ce­mos, es­toy muy or­gu­llo­so de ello. Te­ne­mos la sa­la lle­na un 85%, eso es una ma­ra­vi­lla. Te­ne­mos mu­cho que ha­cer para acer­car­nos a mu­chas más per­so­nas, me en­can­ta­ría que lo lo­grá­ra­mos”.

¿Qué opi­na so­bre al lu­gar que la OSX tie­ne en la ac­tua­li­dad con res­pec­to a las de­más del res­to or­ques­tas del país?

“Para no ha­blar de cuá­les son o no las me­jo­res, en­fo­qué­mo­nos en sa­las de con­cier­tos. La sa­la de con­cier­tos acús­ti­ca­men­te co­mo tem­plo del so­ni­do, yo creo que es­ta­mos den­tro de las tres me­jo­res. Por­que la sa­la, eso sí hay que dar­le mu­cho cré­di­to a la Uni­ver­si­dad Ve­ra­cru­za­na, que se em­bar­có en es­te pro­yec­to con ayu­da del go­bierno fe­de­ral,

Co­na­cul­ta y el go­bierno del Es­ta­do; en ha­cer una sa­la de con­cier­tos lo me­jor po­si­ble. Fueron es­co­gi­dos ex­per­tos en acús­ti­ca de los más im­por­tan­tes del mo­men­to, se lan­za­ron pro­yec­tos y se es­co­gió uno; se usa­ron ma­te­ria­les es­pe­cia­les y unos pla­fo­nes que tie­nen mo­vi­mien­to para que, de­pen­dien­do del gru­po, de la can­ti­dad de ar­tis­tas en el es­ce­na­rio y el pro­gra­ma, se pue­dan ma­nio­brar para que el pú­bli­co pue­da es­cu­char de la me­jor ma­ne­ra ya que son al­re­de­dor de 1250 per­so­nas”.

¿Exis­te al­gún diá­lo­go con otras or­ques­tas del país o ex­tran­je­ras y en qué con­sis­te?

“No, no te­ne­mos y eso es al­go que me in­tere­sa mu­cho. Ha­blan­do con al­gu­nas or­ques­tas es­pe­ro es­te año or­ga­ni­zar un en­cuen­tro de or­ques­tas en Mé­xi­co. Que ven­gan or­ques­tas de te­rri­to­rios mu­si­ca­les di­fe­ren­tes para que po­da­mos abor­dar en va­rios días có­mo ha­ce­mos pre­su­pues­tos, có­mo pro­gra­ma­mos, có­mo nos acer­ca­mos al pú­bli­co, có­mo tra­ta­mos un pro­yec­to si se va a go­bierno o a fun­da­cio­nes; por­que creo que fal­ta mu­cho ese tra­ba­jo en­tre no­so­tros para

Fo­to­gra­fías: Cortesía OSX Luis Fer­nan­do So­ní Per­seo Ber­nal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.