Es­tar pa­ra los de uno

music:life magazine mexico - - Directorio -

La par­ti­da de Fer­nan­do Tous­saint nos de­jó fríos aque­lla tar­de de fe­bre­ro (otra vez es­te mes qui­tán­do­nos amor y amis­tad). Y a pen­sar y pen­sar y pen­sar en lo bre­ve que es es­ta es­tan­cia, que de un tran­ca­zo sim­ple­men­te des­apa­re­ce­mos. Con eso a cues­tas más la nos­tal­gia y el con­sue­lo que de a po­co nos lle­na al tran­si­tar los días y el apa­pa­cho, to­ma su si­tio el le­ga­do de quien se fue en nues­tras vi­das; an­he­la­mos que ese ejem­plo de al­gu­na for­ma nos ayu­de tam­bién a con­ti­nuar la obra de quien nos de­jó. Y la de El Fer fue, pa­ra los pro­pó­si­tos que se plan­tean en es­ta re­vis­ta, fue am­plia y pro­fun­da.

Uno de los más obs­ti­na­dos hijos de los tam­bo­res que ha­ya Mé­xi­co fa­bri­ca­do, ex­pan­dió el rit­mo, la fuer­za y su­ti­li­dad que a ve­ces se re­quie­ren al per­cu­tir aque­llos pa­ra im­pri­mir­los con la mis­ma cla­ra per­so­na­li­dad, en la pro­duc­ción mu­si­cal y de espectáculos. Su fi­lo­so­fía de ¡va por­que va! es­ta­ba guia­da por la pa­sión y el co­no­ci­mien­to, Fer era una fo­no­te­ca con pier­nas y uno de los más ex­qui­si­tos con­ver­sa­do­res si de dis­co­gra­fías se tra­ta­ba; to­dos los es­ti­los, só­lo fil­tre­mos en­tre lo que fue­se bueno o malo. Ha­ber he­cho del Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Jazz de la Ri­vie­ra Ma­ya uno de los 10 fes­ti­va­les más im­por­tan­tes del pla­ne­ta no es cual­quier co­sa.

Y an­tes de fijarse en los nom­bres de las le­yen­das y héroes que for­ma­ron du­ran­te 14 edi­cio­nes ese pres­ti­gio, pa­ra Fer la cla­ve del éxi­to es­ta­ba en los ti­ta­nes que da­ban for­ma a su pro­duc­ción téc­ni­ca y ar­tís­ti­ca. Esa que ga­nó los elo­gios de los más quis­qui­llo­sos ma­na­gers y staffs, los que in­cré­du­los veían es­ta­llar el es­ce­na­rio a la par del talento de sus re­pre­sen­ta­dos. To­do en su si­tio y a pun­to, co­mo el vai­vén del olea­je tur­que­sa del mar que acom­pa­sa­do re­ci­bía el oca­so y a las es­tre­llas en Pla­ya Ma­mi­tas.

No hay manual ope­ra­ti­vo que de­ve­le lo que im­pli­có con­se­guir aque­llo y tam­po­co bi­tá­co­ra o dia­rio que mues­tre có­mo la pa­sión y el “no ha­ga sin so­ñar, no sue­ñe sin ha­cer” se cum­ple co­ti­dia­na­men­te pa­ra que el ideal de uno sea me­ta y propósito de otros. Eso al fi­nal es lo que tras­cien­de.

Gra­cias por tu con­gruen­cia en to­do; por pre­di­car con el ejem­plo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.