Re­tail

music:life magazine mexico - - News -

Veer­kamp y Mu­sic Club de Her­mes Mu­sic: vin­cu­lar­se con el ta­len­to.

Un gran am­bien­te se vi­vió en el Rus­tik Bar del Cen­tro de la Ciu­dad de Mé­xi­co lue­go de que Veer­kamp reunie­ra a sus ta­len­tos en una con­vi­ven­cia en la que los fes­te­ja­dos fue­ron los mú­si­cos pa­tro­ci­na­dos por la em­pre­sa. A la ci­ta acu­die­ron can­tan­tes, gui­ta­rris­tas, ba­jis­tas, sa­xo­fo­nis­tas, ba­te­ris­tas, y to­das aque­llas per­so­nas in­mer­sas en el uni­ver­so de la mú­si­ca.

“La idea de es­ta reunión na­ció por­que he­mos te­ni­do la for­tu­na de tra­ba­jar con mu­chos mú­si­cos en Mé­xi­co y es­tu­vi­mos pen­san­do qué ha­cer pa­ra agra­de­cer­les to­do lo que ha­cen, son gran­des ar­tis­tas que han ve­ni­do tra­ba­jan­do con no­so­tros, y qué me­jor que ha­cer un even­to pa­ra ellos en vez de que ellos ven­gan a to­car, es­ta reunión es pa­ra que ellos ten­gan un es­pa­cio don­de se pue­dan co­no­cer en­tre to­dos; hay ta­len­tos nue­vos, hay otros que lle­van más de 20 años, es­te es­pa­cio es un lu­gar pa­ra co­no­cer­nos to­dos, hay ca­ras nue­vas, nom­bres nue­vos; nues­tros ta­len­tos no se co­no­cen en­tre sí por sus múl­ti­ples ac­ti­vi­da­des, y qué me­jor que en es­ta oca­sión se vean y brin­den no só­lo ser unas gran­des per­so­nas sino por ser gran­des ar­tis­tas”, ex­pre­só To­mas Veer­kamp, ge­ren­te de mer­ca­do­tec­nia.

Al even­to acu­die­ron mú­si­cos co­mo Elohim Co­ro­na, de Mo­de­rat­to y Gran Sur, Ja­vier Ra­mí­rez, me­jor co­no­ci­do co­mo el “Cha” de Fo­bia, Mo­de­rat­to y Gran Sur, asi­mis­mo, Zet­te Vol­ta­ge, ba­te­ris­ta de Los Abo­mi­na­bles, Luis Er­nes­to Mar­tí­nez, alías “Lu” de la Gu­sa­na Cie­ga, Arturo Pino Rue­la de los Es­tram­bó­ti­cos, en­tre otros más, quie­nes con un ex­ce­len­te áni­mo to­ma­ron su asien­to pa­ra dis­fru­tar de la ve­la­da. Al pa­so del tiem­po, al­gu­nos mú­si­cos se subie­ron a un es­ce­na­rio dis­pues­to pa­ra ame­ni­zar más el fes­te­jo, mien­tras otros pla­ti­ca­ban de for­ma muy ame­na. Po­co des­pués, se hi­zo una en­tre­ga de re­co­no­ci­mien­tos y los ho­me­na­jea­dos no des­apro­ve­cha­ron la opor­tu­ni­dad pa­ra ex­pre­sar su sen­tir.

“Es un gus­to enor­me ser par­te de la fa­mi­lia Veer­kamp, va­rios coin­ci­di­mos en go­zar al to­car la ba­te­ría con el co­ra­zón, ha­cer mú­si­ca no se tra­ta de com­pe­tir sino de apor­tar, com­par­tir nues­tras ex­pe­rien­cias, tips, con­se­jos y de­más cues­tio­nes con nues­tros her­ma­nos ba­te­ris­tas. Agra­dez­co el apo­yo de Veer­kamp por pa­tro­ci­nar­nos, pe­ro no só­lo eso sino apo­yar nue­vos ta­len­tos, nue­vos es­ti­los; hay mu­chas ca­ras nue­vas y es un or­gu­llo sa­ber que es­ta em­pre­sa ha sa­bi­do ver

a gran­des ta­len­tos de to­do ti­po de mú­si­ca. Ho­nes­ta­men­te ne­ce­si­tá­ba­mos es­te apo­yo y se agra­de­ce, da de qué ha­blar pa­ra las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes; apo­yar a los mú­si­cos es una ac­ción muy no­ble y por su­pues­to que mo­ti­va a ha­cer las co­sas siem­pre me­jor. Es un or­gu­llo ser par­te de es­ta gran fa­mi­lia, gra­cias por la in­vi­ta­ción, es­te ti­po de even­tos siem­pre se agra­de­ce­rán, no só­lo es una reunión de gran­des mú­si­cos sino tam­bién de ami­gos”, ex­pre­só Elohim Co­ro­na.

Quien tam­bién to­mó el mi­cró­fono pa­ra de­cir al­gu­nas pa­la­bras fue el “Cha”: “Veer­kamp apo­ya lo que ha­ce­mos co­mo mú­si­cos, nues­tra pa­sión es bien apo­ya­da. Agra­dez­co to­do el apo­yo, es muy bo­ni­to que nos to­men en cuen­ta. A pe­sar de que lle­vo mu­chos años en la mú­si­ca el pa­tro­ci­nio es al­go nue­vo pa­ra mí, pe­ro sin du­da aho­ra lo veo co­mo un aspecto esen­cial y co­mo men­cio­na­ban ha­ce un mo­men­to, es­to ayu­da y nos ha­ce dar un ex­tra siem­pre, ha­ce sen­tir bien con­tar con el res­pal­do de una com­pa­ñía tan im­por­tan­te. Las ideas es­tán allí, vo­lan­do, y uno va aga­rrán­do­las, lo pa­dre de la mú­si­ca es que per­mi­te la co­la­bo­ra­ción e in­te­gra­ción, te­ner una ban­da, acu­dir a es­te ti­po de reunio­nes pa­ra co­no­cer lo que ha­cen otros mú­si­cos y a ellos lo que es­ta­mos ha­cien­do es al­go que siem­pre se agra­de­ce­rá. Pa­ra es muy gra­ti­fi­can­te ver­nos, y ver­los, sa­ber las co­sas o mo­men­tos que he­mos com­par­ti­do es sin du­da al­go má­gi­co. Veer­kamp es un pa­tro­ci­na­dor de ideas, es­to nos per­mi­te lle­var a ca­bo nues­tros pro­yec­tos e im­pul­sar así nues­tras pa­sio­nes, es al­go in­creí­ble”.

To­mas Veer­kamp, des­pi­dió y agra­de­ció a to­dos los mú­si­cos el ha­ber asis­ti­do y ce­rrar con bro­che de oro la ve­la­da.

“Mi abue­lo de­cía, que no sa­bía qué iba a pa­sar al ter­mi­nar los tiem­pos de revolución me­xi­ca­na, le de­cía mu­chas co­sas a sus so­cios en Ale­ma­nia, pe­ro siem­pre su­po que en Mé­xi­co ha­bía fu­tu­ro. Hoy, 108 años des­pués se­gui­mos aquí y te­ne­mos muy pre­sen­te sus pa­la­bras. Les agra­dez­co in­fi­ni­ta­men­te ser par­te de es­ta fa­mi­lia, es un tra­ba­jo con­jun­to, sin us­te­des no po­dría­mos es­tar aquí, us­te­des de­di­can su es­fuer­zo, ta­len­to y pa­sión por la mú­si­ca, la cual es ex­cep­cio­nal, cree­mos en el ta­len­to na­cio­nal lo im­pul­sa­mos, y apo­ya­mos. El si­guien­te año cum­pli­mos 108 años y sin du­da va­mos por otros 108 años más, mu­chas gra­cias”.

Veer­kamp da e im­pul­sa la di­fu­sión de la cul­tu­ra en nues­tro país. Ha si­do par­te del desa­rro­llo so­cial de mu­chas ge­ne­ra­cio­nes de mú­si­cos, a quie­nes brin­dó y si­gue dan­do apo­yos y pa­tro­ci­nios. Ba­jo la pre­mi­sa de que la mú­si­ca es un pi­lar en el cre­ci­mien­to de cual­quier país, Veer­kamp se man­tie­ne co­mo un re­fe­ren­te en la mi­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.