An­ti­mo­to­res pa­ra sur­car el Cos­mos

Muy Interesante (México) - - Ciencia -

En los años 80 el fí­si­co es­ta­dou­ni­den­se Ro­bert L. For­ward (1932-2002) pro­pu­so usar el pe­cu­liar an­ta­go­nis­mo en­tre par­tí­cu­las y an­ti­par­tí­cu­las pa­ra pro­pul­sar na­ves es­pa­cia­les. Par­tía de la si­guien­te su­po­si­ción: si ani­qui­lá­ra­mos un ki­lo de ma­te­ria con otro de an­ti­ma­te­ria se li­be­ra­ría tan­ta ener­gía co­mo cua­ren­ta mi­llo­nes de to­ne­la­das de TNT. Te­nien­do es­to pre­sen­te, la ve­lo­ci­dad lí­mi­te pa­ra un mo­tor con se­me­jan­te im­pul­so es la de la luz. Pe­ro las co­sas no son tan sen­ci­llas co­mo pu­die­ra pa­re­cer. El 40% de la ener­gía desata­da to­ma la for­ma de le­tal ra­dia­ción gam­ma. Es­to im­pli­ca que la na­ve de­be­ría es­tar fuer­te­men­te pro­te­gi­da pa­ra no ma­tar a los tri­pu­lan­tes. Y tam­bién ha­bría que sal­var otro pe­que­ño de­ta­lle de in­ge­nie­ría: re­ba­jar los cos­tos pa­ra que el mo­tor sea ren­ta­ble. El gas­to ener­gé­ti­co ne­ce­sa­rio pa­ra ob­te­ner un ki­lo de an­ti­ma­te­ria es un mi­llón de ve­ces la que se li­be­ra­ría al ani­qui­lar ese an­ti­com­bus­ti­ble en un cohe­te. Y en nues­tro uni­ver­so por lo me­nos, si das más de lo que ob­tie­nes, la pér­di­da es se­gu­ra.

RECREACIÓN de una na­ve pro­pul­sa­da por an­ti­ma­te­ria, ca­paz en teo­ría de al­can­zar ve­lo­ci­da­des cer­ca­nas a la de la luz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.