La nue­va ciu­dad vie­ja

LAU­SA­NA, TRA­DI­CIO­NAL Y VI­BRAN­TE, ES UNA SE­RIA CON­TEN­DIEN­TE DEL PRI­MER LU­GAR EN EL RAN­KING DE LAS CIU­DA­DES MÁS BE­LLAS DE SUI­ZA.

National Geographic Traveler (México) - - VIAJERO ILUSTRADO - Por JES­SI­CA MO­RENO

PUE­DE PA­RE­CER IN­TI­MI­DAN­TE LA IDEA DE CAM­BIAR una ciu­dad de 20 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes por una de 140 mil; cuan­do me mu­dé de la Ciu­dad de Mé­xi­co a Lau­sa­na pa­re­cía in­mi­nen­te mi to­tal y com­ple­ta abu­rri­ción. ¿Me con­ver­ti­ría en una nue­va ver­sión de Hei­di sal­tan­do en­tre las pra­de­ras? Na­da más le­jos de la reali­dad, o bueno, al me­nos no por com­ple­to. Lo primero que lla­mó mi aten­ción en la re­gión fran­ce­sa de Sui­za es la ha­bi­li­dad que tie­ne pa­ra sa­car pro­ve­cho a su his­to­ria; se au­to­de­no­mi­na co­mo “la ciu­dad vie­ja” por­que es­tá ha­bi­ta­da des­de el si­glo IV y la ma­yo­ría de su ar­qui­tec­tu­ra es me­die­val, pe­ro la verdad es que te en­cuen­tras en un me­dioe­vo con edi­fi­cios in­te­li­gen­tes y un sis­te­ma de me­tro au­to­má­ti­co que fun­cio­na sin con­duc­tor. Es una sen­sa­ción agra­da­ble vivir en un es­ce­na­rio an­ti­guo con to­dos los pri­vi­le­gios mo­der­nos.

Otra sen­sa­ción, aún más agra­da­ble, es sal­tar al la­go en un día de ca­lor. Sin du­da, uno de los lu­ga­res que más me gus­ta vi­si­tar en ve­rano es el la­go Le­mán, que por su gran ta­ma­ño es prác­ti­ca­men­te vi­si­ble des­de to­das par­tes, hay oca­sio­nes en que se con­fun­de en el ho­ri­zon­te y pa­re­ce mar. ¿Qué tan a me­nu­do pue­des na­dar en­tre cis­nes y pa­tos? Aquí, siem­pre. Hay mu­chos si­tios en don­de se pue­de sal­tar al agua: la pla­ya de Vidy, los tram­po­li­nes de Saint

Con su dis­tin­ti­vo te­cho de ma­de­ra, las Es­ca­le­ras del Mer­ca­do son un em­ble­ma de Lau­sa­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.