Cuan­do Es­tam­bul era Cons­tan­ti­no­pla

CON­TRAS­TES, PLE­GA­RIAS Y (DES)EN­CUEN­TROS EN EL BA­RRIO DE SUL­TA­NAH­MET.

National Geographic Traveler (México) - - VIAJERO ILUSTRADO - Tex­to y fo­tos: MARCK GUTT­MAN

LA CIU­DAD QUE A ME­NU­DO OPA­CA A LA CA­PI­TAL TUR­CA no de­ja de pre­su­mir sus múl­ti­ples tí­tu­los. Es­tam­bul es la me­tró­po­li más po­bla­da de Eu­ro­pa y la úni­ca en el mun­do que, sin otra se­pa­ra­ción que un ca­chi­to del Bós­fo­ro, se ex­tien­de por dos con­ti­nen­tes di­fe­ren­tes. Pe­ro lo que se en­cuen­tra en Sul­ta­nah­met, el ba­rrio don­de Eu­ro­pa y Asia se dan la mano, es mu­cho más que un ac­ci­den­te geo­grá­fi­co.

Aun­que en el ya no com­pi­ten ca­rrua­jes pre­cio­sos, de los días de glo­ria de Cons­tan­ti­no­pla, que­dan mu­chos tes­ti­gos en pie. Des­de el nom­bra­do co­mo el ba­rrio en ho­nor al sul­tán Ah­med I, se pue­den ver, en­fren­ta­das, las obras maes­tras de la ar­qui­tec­tu­ra bi­zan­ti­na y clá­si­ca oto­ma­na. Cons­trui­das con más de mil años de di­fe­ren­cia, y

re­ci­ben a los mi­les de via­je­ros que to­dos los días sa­len de una pa­ra en­trar en la otra. La pri­me­ra, una ba­sí­li­ca cons­trui­da en el si­glo VI, sir­vió

MEZ­QUI­TA AZUL

1. HI­PÓ­DRO­MO DE LA CIU­DAD

2. PAR­QUE SUL­TA­NAH­MET,

3. HA­GIA SOP­HIA

4. LA

por un milenio co­mo la ca­te­dral de la igle­sia or­to­do­xa en Cons­tan­ti­no­pla. Con la lle­ga­da del im­pe­rio oto­mano el edi­fi­cio fue con­ver­ti­do en una mez­qui­ta y, en la ac­tua­li­dad, con ves­ti­gios de to­dos los is­mos que al­gu­na vez la ri­gie­ron, fun­cio­na co­mo un mu­seo en el que se ex­hi­ben re­li­quias. La Mez­qui­ta Azul, tam­bién lla­ma­da del Sul­tán Ah­med, fue cons­trui­da en los pri­me­ros años del si­glo XVII y has­ta hoy ofre­ce ser­vi­cios re­li­gio­sos re­gu­la­res. Des­de sus seis mi­na­re­tes re­tum­ba el lla­ma­do al re­zo cin­co ve­ces al día y en sus gri­fos, sin im­por­tar el cli­ma, de­vo­tos y tu­ris­tas se la­van los pies an­tes de en­trar a la mez­qui­ta. No se re­quie­re prac­ti­car la fe is­lá­mi­ca pa­ra en­trar a la mez­qui­ta, bas­ta con lle­var la ves­ti­men­ta apro­pia­da: hom­bres con pan­ta­lón lar­go y ca­mi­se­ta y mu­je­res con pier­nas, bra­zos y ca­be­za ta­pa­da.

A un par de cua­dras del par­que y los mu­seos, de­ba­jo de la y los obe­lis­cos de

y se en­cuen­tra otra jo­ya his­tó­ri­ca que des­can­sa va­rios me­tros ba­jo tie­rra. En el cru­ce de las ca­lles Ye­re­ba­tan y Alem­dar, al me­nos a sim­ple vis­ta, no hay más que ca­fés so­bre­va­lua­dos y tien­das de lla­ve­ri­tos. Eso es por­que es ne­ce­sa­rio ba­jar al­re­de­dor de 50 es­ca­le­ras pa­ra ac­ce­der al co­mo se co­no­ce en tur­co a la cis­ter­na más fa­mo­sa de Es­tam­bul.

5. FUEN­TE ALE­MA­NA 7. CONS­TAN­TINO,

6. TEO­DO­SIO

8. PA­LA­CIO HUN­DI­DO,

Ham­mam den­tro del pa­la­cio de Top­ka­pı.

In­te­rior de la an­ti­gua igle­sia de San­ta So­fía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.