St Re­gis Me­xi­co City

PA­RAÍ­SO PA­RA ADUL­TOS Y ¡NI­ÑOS!

National Geographic Traveler (México) - - VIAJERO ILUSTRADO - Por CINDY ADRIA­NA MO­RA­LES

Cuan­do le di­je a Leonardo, mi pe­que­ño y ho­ga­re­ño hi­jo de tres años, que era mo­men­to de ir­nos a ca­sa, sim­ple­men­te me con­tes­tó: “pe­ro si aquí es mi ca­sa”. La des­pe­di­da de es­te ul­tra­lu­jo­so ho­tel ubi­ca­do so­bre Pa­seo de la Re­for­ma jus­to fren­te a la Dia­na Ca­za­do­ra (mu­sa de la que el ar­qui­tec­to ar­gen­tino Ce­sar Pe­lli se ins­pi­ró pa­ra di­se­ñar es­te edi­fi­cio de 31 pi­sos) fue di­fí­cil. Ha­cer al­go­dón de azú­car de colores en la ha­bi­ta­ción o na­dar en la pis­ci­na in­fi­ni­ta del pi­so 15 ima­gi­nan­do que el hom­bre ara­ña subía por los ras­ca­cie­los que te­nía­mos de fon­do, son es­ce­nas que Leo no ol­vi­da­rá nun­ca.

Via­jé con mi es­po­so y mis dos hi­jos –uno de tres años y otro de 10 me­ses–. En el ho­tel hay una mez­cla de am­bien­tes me­xi­ca­nos, neo­yor­qui­nos y fran­ce­ses. Nues­tra ha­bi­ta­ción se en­con­tra­ba en el oc­ta­vo pi­so, era enor­me, ade­más po­día­mos ver prác­ti­ca­men­te to­do el cen­tro de la ciu­dad. Es­ta­ba equi­pa­da con sa­la, co­me­dor, una re­cá­ma­ra y un cuar­to de ba­ño que a la vez fun­cio­na­ba co­mo sau­na. Nos di­je­ron que ha­bría mu­chas sor­pre­sas, abri­mos la puer­ta y des­cu­bri­mos la pri­me­ra: una tien­da de cam­pa­ña con dos osi­tos de pe­lu­che, dos va­sos de le­che y ga­lle­tas. Leonardo co­rrió emo­cio­na­do ha­cia lo que se­ría su ca­ma por un par de días. Pa­ra el be­bé es­ta­ba lis­ta su cu­na con una man­ta nue­va y ar­tícu­los co­mo cre­ma, sham­poo y tal­co. Una ca­nas­ta con dul­ces tí­pi­cos que ca­da día nos co­lo­ca­ban, fue una de las ame­ni­da­des más apre­cia­das por los pe­que­ños.

El ho­tel po­see un ex­ce­len­te pro­gra­ma pa­ra fa­mi­lias, el per­so­nal agen­da ac­ti­vi­da­des a la me­di­da. A no­so­tros, que de­ci­di­mos pa­sar un fin de se­ma­na com­ple­to, nos pro­por­cio­na­ron en­tra­das pa­ra vi­si­tar el Pa­pa­lo­te Mu­seo del Ni­ño, un ho­tel in­ter­ac­ti­vo al que le de­di­ca­mos me­dio día; y una ci­ta en el Re­mè­de Spa, ubi­ca­do en el pi­so 15. Si lo deseas, un ma­yor­do­mo pue­de ayu­dar­te a em­pa­car o des­em­pa­car, y tam­bién pue­des con­tra­tar el ser­vi­cio de ni­ñe­ra.

Los ho­te­les St. Re­gis se hi­cie­ron fa­mo­sos por la pre­sen­cia de ce­le­bri­da­des; se cuen­ta que en el bar King Co­le de Nue­va York se sir­vió el pri­mer Bloody Mary, aho­ra ca­da ho­tel de la ca­de­na crea su pro­pia ver­sión con ingredientes lo­ca­les. En sus 31 pi­sos es­tán re­par­ti­das 189 ha­bi­ta­cio­nes. Sus res­tau­ran­tes ofre­cen co­mi­da me­di­te­rrá­nea con to­ques ca­ri­be­ños. Su de­sa­yuno bu­fet con pan re­cién he­cho y el brunch do­mi­ni­cal en el res­tau­ran­te Dia­na son de­li­cio­sos (stre­gis.com/me­xi­co­city).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.