La Jo­lla fron­te­ri­za

ASÍ, CON MA­LA OR­TO­GRA­FÍA, SE EN­CUEN­TRA ES­TE BA­RRIO EN LA ZO­NA MÁS BE­LLA DE SAN DIE­GO.

National Geographic Traveler (México) - - VIAJERO ILUSTRADO - Por NA­TA­LIA MUSACCHIO

La Jo­lla es con­si­de­ra­do uno de los barrios con más al­to ni­vel ad­qui­si­ti­vo no só­lo en San Die­go, sino en to­do el es­ta­do de Ca­li­for­nia; pe­ro a di­fe­ren­cia de la ma­yo­ría de los barrios re­si­den­cia­les, es­te no só­lo mues­tra man­sio­nes con lu­jo­sas en­tra­das, tam­bién tie­ne una am­plia ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca, curiosidades y ac­ti­vi­da­des al ai­re li­bre que lo dis­tin­guen y le otor­gan el de­re­cho a te­ner un me­tro cua­dra­do tan ca­ro.

es una pe­que­ña pla­ya de ma­rea muy tran­qui­la que si­mu­la ca­si un cha­po­tea­de­ro, pe­ro re­sul­ta que la mi­tad del año es­tá ocu­pa­da por fo­cas y leo­nes ma­ri­nos que ha­cen un con­cier­to so­no­ro con sus graz­ni­dos y, en oca­sio­nes, tam­bién un con­cier­to odo­rí­fi­co. En las ro­cas que cie­rran la bahía es­tá cons­trui­do una es­pe­cie de ba­ran­dal pa­ra que el pú­bli­co pue­da acer­car­se a ob­ser­var a es­tos cu­rio­sos ani­ma­les. To­do al­re­de­dor del Chil­dren’s Pool es­tá ro­dea­do de ro­cas en don­de se estrellan las olas, otra pla­ya lla­ma­da La Jo­lla Co­ve y áreas verdes con sen­de­ros don­de los lo­ca­les sa­len a ejer­ci­tar­se. Su­bien­do por Gi­rard Ave­nue en­con­tra­rás un res­tau­ran­te lo­cal sin nin­gu­na pre­ten­sión en el que sir­ven unos desa­yu­nos pa­ra chu­par­se los de­dos. En esa mis­ma

1. THE CHIL­DREN’S POOL

2. CODY’S,

PA­RA SA­BER ca­lle, si se con­ti­núa su­bien­do es­tá

una he­la­de­ría que, ade­más de la car­ta per­ma­nen­te, tie­ne un me­nú que cam­bia to­dos los días, en el que jue­gan con los sa­bo­res de la tem­po­ra­da y apo­yan a pro­duc­to­res lo­ca­les; pue­des vi­si­tar el me­nú del día en su si­tio de in­ter­net bob­boi.com.

Ha­ce cin­co años, una par­te de la aso­cia­ción de ve­ci­nos de La Jo­lla de­ci­dió traer un po­co de ar­te a sus ca­lles por lo que se ins­ta­la­ron 14 mu­ra­les en el ba­rrio. Al sa­lir de los he­la­dos y si­guien­do el ca­mino con la mis­ma di­rec­ción en la que íba­mos nos cru­za­mos con Pros­pect St. y, a la iz­quier­da, atrás de un Star­bucks, se en­cuen­tra uno de los mu­ra­les más di­ver­ti­dos, el au­tor es Wi­lliam Weg­man, quien creó a un pe­rro sa­lien­do de un mu­ro ama­ri­llo, su nom­bre es Re­to­man­do el rum­bo, unos me­tros más ade­lan­te se en­cuen­tra el res­tau­ran­te

es uno de los me­jo­res res­tau­ran­tes del ba­rrio y, ade­más, tie­ne una vis­ta úni­ca ha­cia uno de los mu­ra­les lla­ma­do Brain/Cloud que ilus­tra a una pal­me­ra en la pla­ya con una nu­be en­ci­ma la cual fi­gu­ra a un ce­re­bro. Es­te res­tau­ran­te no só­lo mi­ra al mu­ral, sino que tam­bién go­za de una vis­ta úni­ca al mar.

GE­LA­TO,

4. OPE­NING.

AT THE CO­VE,

3. BOB­BOI NA­TU­RAL

5. GEOR­GE’S

A di­fe­ren­cia de los cen­tros co­mer­cia­les, las tien­das de La Jo­lla son, en su ma­yo­ría, bou­ti­ques lo­ca­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.