Ho­te­les Es­tre­lla

Tec­no­lo­gía pa­ra alo­ja­mien­tos a la van­guar­dia

National Geographic Traveler (México) - - VIAJERO ILUSTRADO - por ma­ris­sa es­pi­no­sa

La tec­no­lo­gía ha lo­gra­do avan­ces con­si­de­ra­bles du­ran­te los úl­ti­mos 60 años; es si­nó­ni­mo de mo­der­ni­za­ción y nos acer­ca a un fu­tu­ro más sen­ci­llo y con­for­ta­ble. Por ello, al­gu­nos ho­te­les in­cor­po­ran compu­tado­ras, ta­blets, smartp­ho­nes y has­ta ro­bots pa­ra me­jo­rar la ex­pe­rien­cia de sus hués­pe­des en lugares si­mi­la­res a los de 2001: Odi­sea del es­pa­cio.

HENN-NNA HO­TEL NA­GA­SA­KI, JA­PÓN

Si pien­sas que aún fal­ta tiem­po pa­ra que los ro­bots sean par­te co­ti­dia­na del en­torno, co­mo en El hom­bre bi­cen­te­na­rio, es­tás equi­vo­ca­do. Al se­guir el con­cep­to de “lo úl­ti­mo en efi­cien­cia”, es­te ho­tel lo­gró al­go que pa­re­cía le­jano: el uso de an­droi­des co­mo per­so­nal –90 % de la plan­ta–. Per­so­na­jes va­ria­dos, co­mo mu­ñe­cas y di­no­sau­rios, te ayu­da­rán a rea­li­zar el chek-in o te aten­de­rán en los res­tau­ran­tes. Otro de sus avan­ces no­ta­bles fue vol­ver ob­so­le­ta la lla­ve o tar­je­ta pa­ra las ha­bi­ta­cio­nes, ya que una pan­ta­lla rea­li­za un es­ca­neo fa­cial pa­ra per­mi­tir el ac­ce­so. Pre­cios des­de 292 dó­la­res por no­che (h-n-h.jp/en).

HO­TEL 1000 SEATTLE, ES­TA­DOS UNI­DOS

Es el lu­gar idó­neo pa­ra des­can­sar du­ran­te un via­je de ne­go­cios, rea­li­zar con­fe­ren­cias o in­clu­so es­ca­par­te con to­da la fa­mi­lia –mas­co­tas in­clui­das, ya que es pet­friendly–, gra­cias al sis­te­ma de sen­so­res in­fra­rro­jo que le in­for­ma al per­so­nal si el hués­ped es­tá en la ha­bi­ta­ción al de­tec­tar su ca­lor cor­po­ral. Las ha­bi­ta­cio­nes cuen­tan con te­lé­fo­nos de dos lí­neas VoIP y au­ri­cu­la­res inalám­bri­cos que per­mi­ten rea­li­zar lla­ma­das na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les, sin car­go. Sin em­bar­go, es­tas co­mo­di­da­des se que­dan cor­tas jun­to al Club de Golf Vir­tual, el cual te per­mi­te vi­si­tar los me­jo­res cam­pos del mun­do sin sa­lir de Seattle. Pre­cios des­de 240 dó­la­res (ho­tel1000seattle.com).

ECCLESTON SQUA­RE HO­TEL LON­DRES, REINO UNI­DO

Ima­gi­na di­se­ñar un cuar­to pa­ra fa­ci­li­tar tu des­can­so y equi­par­lo con lo úl­ti­mo en tec­no­lo­gía y co­nec­ti­vi­dad. Así fun­cio­na es­te ho­tel fu­tu­ris­ta, don­de las ha­bi­ta­cio­nes tie­nen ca­mas pro­gra­ma­das pa­ra dar ma­sa­jes, mien­tras que lu­ces e imágenes te ayu­dan a in­du­cir el sue­ño. Ca­da ha­bi­ta­ción cuen­ta con co­ne­xión pa­ra iPod, te­le­vi­sor de neo­plas­ma Full HD y un iPad que ac­túa co­mo ma­yor­do­mo, ade­más de con­tro­lar un Smar­tG­lass que oculta o mues­tra el ba­ño con un so­lo clic; in­clu­so el es­pe­jo es de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción: se tra­ta de una te­le­vi­sión LED an­ti­vaho. Pre­cios des­de 285 dó­la­res (ec­cles­tons­qua­reho­tel.com).

BLOW UP HALL 5050 POZ­NAN, PO­LO­NIA

Si deseas ex­pe­ri­men­tar la be­lle­za del ar­te y la efi­ca­cia de la tec­no­lo­gía, es­te lu­gar lle­na­rá tus ex­pec­ta­ti­vas. El ar­te no so­lo se apre­cia en su co­lec­ción, sino que el usua­rio se con­vier­te en una obra en sí, ya que su ima­gen se pro­yec­ta en el sue­lo y las pa­re­des des­de su lle­ga­da. No hay re­cep­ción ni lla­ves; a los vi­si­tan­tes se les en­tre­ga un iPho­ne pa­ra lo­ca­li­zar y en­trar a sus ha­bi­ta­cio­nes, pues es­tas no cuen­tan con nu­me­ra­ción. Ade­más, el smarthp­ho­ne fun­cio­na co­mo guía vir­tual pa­ra co­no­cer el ho­tel y la ciu­dad. Pre­cios des­de 126 dó­la­res (blo­wup­hall5050.com).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.