El cas­ti­llo de Pe­leş, Ru­ma­nia

National Geographic Traveler (México) - - LO MEJOR DEL MUNDO -

Des­de las for­ta­le­zas me­die­va­les de “El Em­pa­la­dor”, has­ta los mo­nu­men­tos de su no tan le­jano pa­sa­do co­mu­nis­ta, la his­to­ria ru­ma­na es­cri­be sus ca­pí­tu­los en ca­da crea­ción ar­qui­tec­tó­ni­ca de su te­rri­to­rio. Le­jos de las le­yen­das so­bre vam­pi­ros, los cas­ti­llos de es­te país han si­do lugares cla­ve pa­ra el país y el con­ti­nen­te. Cons­trui­do en­tre 1875 y 1883, el sun­tuo­so cas­ti­llo de Pe­leş se al­za en­tre los Cár­pa­tos pa­ra apo­de­rar­se del pai­sa­je tran­sil­vano. El ar­qui­tec­to Karel Li­man es­tu­vo a car­go de la obra ba­jo las ór­de­nes del rey Car­los I de Ru­ma­nia, quien vi­vió aquí atraí­do por la be­lle­za na­tual de la zo­na. A LA VAN­GUAR­DIA. De es­ti­lo neo­rre­na­cen­tis­ta, Pe­leş fue el pri­me­ro en el con­ti­nen­te en te­ner ener­gía eléc­tri­ca, ele­va­dor, ca­le­fac­ción y un sis­te­ma me­cá­ni­co que abre y cie­rra un enor­me te­cho de cris­tal pa­ra ad­mi­rar el cie­lo des­de su in­te­rior. Per­te­ne­ció a la fa­mi­lia real has­ta la ab­di­ca­ción del rey Mi­guel I –for­za­da por el pri­mer go­bierno co­mu­nis­ta del país–, en 1947, cuan­do se na­cio­na­li­zó y ce­rró al pú­bli­co du­ran­te ca­si tres dé­ca­das. Al caer el ré­gi­men con el úl­ti­mo dic­ta­dor mar­xis­ta, en 1989, el go­bierno le dio vo­ca­ción de museo, aun­que le de­vol­vió la pro­pie­dad al an­ti­guo mo­nar­ca en 2006. DE­TA­LLES EXCELSOS. Sus 3 200 me­tros cua­dra­dos de cons­truc­ción, en un te­rri­to­rio de 1 300 ki­ló­me­tros cua­dra­dos, re­ve­lan el sig­ni­fi­ca­do real de opu­len­cia: 170 ha­bi­ta­cio­nes, bi­blio­te­ca, jar­di­nes, es­ta­blos, plan­ta eléc­tri­ca, sa­la de con­cier­tos, ar­me­ría, et­cé­te­ra; ador­na­dos con pin­tu­ras, es­cul­tu­ras, can­de­la­bros, oro, por­ce­la­na, ma­de­ras fi­nas, már­mol, vi­tra­les, al­fom­bras, fuen­tes y pa­sa­di­zos se­cre­tos. Vale la pe­na sa­lir del guion gó­ti­co al vi­si­tar Ru­ma­nia e in­ter­nar­se en el que se con­si­de­ra uno de los cas­ti­llos más her­mo­sos de Eu­ro­pa des­de fi­na­les del si­glo xix. A so­lo una ho­ra y me­dia al sur de la ciu­dad de Braşov, en el si­tio se ofre­cen re­co­rri­dos des­de 12 dó­la­res (pe­les.ro). —ERICK PI­NE­DO

Cons­trui­do en­tre 1873 y 1914, en la épo­ca del rey Car­los I de Ru­ma­nia, es­ta an­ti­gua re­si­den­cia de ve­rano es un museo en la ac­tua­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.