LO ME­JOR DEL MUN­DO

National Geographic Traveler (México) - - CONTENIDO - —RO­CÍO FLO­RES TA­PIA

Quie­nes vi­si­ten Tur­quía se sor­pren­de­rán: ur­bes his­tó­ri­cas, mo­nu­men­tos, rui­nas ar­queo­ló­gi­cas ad­mi­ra­bles y un sin­fín de pai­sa­jes con­tras­tan­tes. Sin em­bar­go, en el suroeste del país, en la pro­vin­cia de De­niz­li, hay un panorama que so­bre­sa­le. ACCIDENTE GEO­GRÁ­FI­CO. Se tra­ta de una es­truc­tu­ra na­tu­ral im­po­nen­te co­no­ci­da co­mo Pa­muk­ka­le, que sig­ni­fi­ca “cas­ti­llo de al­go­dón” en tur­co. Es­te pro­di­gio, de­cla­ra­do Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad, es­tá en una co­li­na de la lla­nu­ra de Men­de­res y na­ció de los mo­vi­mien­tos tec­tó­ni­cos que cau­sa­ron el sur­gi­mien­to de pie­dras ca­li­zas de di­fe­ren­tes di­men­sio­nes, en­tre las cua­les, aco­mo­da­das a mo­do de una cas­ca­da con­ge­la­da, se crea­ron fuen­tes de aguas ter­ma­les. De le­jos, es­ta mon­ta­ña de te­rra­zas de ro­ca po­dría con­fun­dir­se con un pai­sa­je ne­va­do, pe­ro, al acer­car­se y to­car la tex­tu­ra po­ro­sa de la pie­dra, es po­si­ble ex­pe­ri­men­tar la ca­li­dez de la mon­ta­ña que pro­du­ce una sen­sa­ción úni­ca. CAN­TE­RA RECREACIONAL. Tam­bién se pue­den con­tem­plar las es­ta­lac­ti­tas que sos­tie­nen y unen las for­ma­cio­nes, así co­mo es­ca­lo­nes que se­pa­ran las te­rra­zas, con una dis­tan­cia de en­tre uno y cin­co me­tros. Pa­ra com­ple­tar la ex­pe­rien­cia hay que po­ner­se tra­je de ba­ño y su­mer­gir­se en las fuen­tes ter­ma­les con un al­to con­te­ni­do de cal­cio y bi­car­bo­na­to. La re­la­ja­ción ab­so­lu­ta es­tá ga­ran­ti­za­da. TIP. Al ser un lu­gar tan alu­ci­nan­te, es nor­mal en­con­trar mul­ti­tu­des de tu­ris­tas que desean ba­ñar­se en las ter­mas y capturar la me­jor fo­to. Pa­ra evi­tar­las, se re­co­mien­da dor­mir en el pue­blo de Pa­muk­ka­le y ex­plo­rar la zo­na en la ma­ña­na, cuan­do hay me­nos gen­te, ya que a mediodía y por la tar­de es el ho­ra­rio más con­cu­rri­do. Los me­ses de ve­rano re­sul­tan ser los más vi­si­ta­dos por el tu­ris­mo, aun­que de no­viem­bre a mar­zo sue­le ha­ber me­nos gen­te y las tem­pe­ra­tu­ras son más ba­jas.

Las po­zas de aguas ter­ma­les se for­ma­ron a lo largo de va­rios si­glos gra­cias a los mi­ne­ra­les que con­tie­ne el agua: cal­cio y bi­car­bo­na­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.