HIS­TO­RIA DE ODIO

NFL 2014 - - News - AGUS­TÍN ELÍAS

NO ES UNA DE LAS RI­VA­LI­DA­DES MÁS AÑE­JAS DE LA LI­GA, PE­RO SI UNA DE LAS MÁS EN­CAR­NI­ZA­DAS, CON DE­CLA­RA­CIO­NES, AGRA­VIOS MU­TUOS Y LA CI­MA DE TO­DA LA NFL CO­MO OB­JE­TI­VO

Alo lar­go de la his­to­ria de la NFL han sur­gi­do ri­va­li­da­des que le po­nen un ade­re­zo es­pe­cial a la Li­ga, son los par­ti­dos que se ‘apar­tan’, los im­per­di­bles. Es­tas ene­mis­ta­des han pro­vo­ca­do ba­ta­llas épi­cas y sue­len sur­gir por la fre­cuen­cia con la que se en­fren­tan, por su ubi­ca­ción geo­grá­fi­ca, por sus afi­cio­nes o por la ani­mad­ver­sión que lle­ga a exis­tir en­tre ju­ga­do­res o en­tre­na­do­res. Hoy en día, en la Di­vi­sión Oes­te de la Na­cio­nal se en­cuen­tran dos es­cua­dras que han pro­ta­go­ni­za­do es­tos cho­ques: Seattle y San Fran­cis­co, quie­nes han trans­pi­ra­do odio en sus en­fren­ta­mien­tos en los úl­ti­mos años.

Gran par­te de la re­pul­sión ac­tual en­tre los 49ers y los Seahawks obe­de­ce a la si­mi­li­tud en­tre sus re­cur­sos ofen­si­vos y de­fen­si­vos y a la aver­sión que se tie­nen en­tre sí sus res­pec­ti­vos coaches; sin em­bar­go, la his­to­ria en­tre es­tas dos fran­qui­cias se re­mon­ta a ca­si cua­tro dé­ca­das atrás, cuan­do los Hal­co­nes Ma­ri­nos se unie­ron a la NFL. El 1 de agos­to de 1976, Seattle ju­gó su pri­mer par­ti­do de pre­tem­po­ra­da en su an­ti­guo hogar, en ese en­ton­ces, el re­cién es­tre­na­do es­ta­dio King­do­me. El par­ti­do ser­vi­ría co­mo un en­sa­yo ge­ne­ral pre­vió al arran­que de la cam­pa­ña, pe­ro fue­ron pre­ci­sa­men­te los Ni­ners quie­nes se en­car­ga­ron de dar­les la bien­ve­ni­da al pro­pi­nar­les una de­rro­ta de 27-20. Ca­si dos meses más tar­de, en la ter­ce­ra semana de la tem­po­ra­da re­gu­lar, am­bos con­jun­tos vol­vie­ron a ver­se las ca­ras y los gam­bu­si­nos les re­pi­tie­ron la mis­ma do­sis a do­mi­ci­lio (37-21).

En su pri­me­ra tem­po­ra­da den­tro de la NFL, Seattle ju­gó den­tro de la Di­vi­sión Oes­te de la Na­cio­nal, al la­do de los Car­ne­ros de Los Án­ge­les, Atlan­ta, Nue­va Or­leans y, ob­via­men­te, San Fran­cis­co; al año si­guien­te, la Li­ga or­de­nó una reali­nea­ción y los Hal­co­nes emi­gra­ron a la Oes­te de la Ame­ri­ca­na, don­de per­ma­ne­cie­ron du­ran­te 25 campañas.

Has­ta ese mo­men­to, la ri­va­li­dad no ha­bía si­do tan in­ten­sa, sin em­bar­go, fue has­ta 2002, con la adi­ción de los Te­xa­nos de Hous­ton a la Li­ga y el nue­vo reaco­mo­do del cir­cui­to, cuan­do los Hal­co­nes Ma­ri­nos re­tor­na­ron a la Conferencia Na­cio­nal y am­bos equi­pos que­da­ron de nue­va cuen­ta ubi­ca­dos den­tro de la mis­ma di­vi­sión, dan­do ini­cio a una his­to­ria de ene­mis­tad, odio y re­pul­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.