EL SU­PER BOWL VUEL­VE A 'CA­SA'

La edi­ción XLVII se­rá en el pri­mer es­ta­dio que im­pi­dió la en­tra­da de luz so­lar en el jue­go gran­de de la NFL, el cual al­ber­ga­rá por sép­ti­ma vez, ra­ti­fi­cán­do­se co­mo la se­de con más fi­na­les de la Li­ga

NFL Record - - Superdomesuperdome -

Una de las obras más ma­ra­vi­llo­sas cons­trui­das en el si­glo XX, que ha vi­vi­do de to­do en su in­te­rior, el pa­so de hu­ra­ca­nes y que va a ser es­ce­na­rio por sép­ti­ma oca­sión del Su­per Bowl aho­ra en su edi­ción XLVII, es el Su­per­do­me de Nue­va Or­leans, con­si­de­ra­do por mu­chos co­mo el es­ce­na­rio ideal del par­ti­do por el tí­tu­lo de la NFL, del cual se cree, de­be­ría, ser se­de per­ma­nen­te.

Has­ta hoy se man­tie­ne co­mo el es­ce­na­rio que más ve­ces ha si­do la se­de del mis­mo, con un to­tal de seis jue­gos.

De­trás del ho­gar de los San­tos, se en­cuen­tran con cin­co Su­per Bowls or­ga­ni­za­dos, el Oran­ge Bowl (ya des­apa­re­ci­do), el Ro­se Bowl y la ac­tual ca­sa de los Del­fi­nes con to­dos sus cam­bios de nom­bre, los tres es­ce­na­rios con cin­co Su­per do­min­gos. el As­tro­do­me de Hous­ton, ca­sa de los Pe­tro­le­ros de la NFL y de los As­tros de la MLB.

Co­no­ci­do el cli­ma cam­bian­te en la zo­na del Gol­fo de Mé­xi­co, en es­te ca­so en el nor­te, el go­bierno del es­ta­do de Loui­sia­na y la di­ri­gen­cia de los San­tos, se aven­tu­ra­ron a cons­truir un es­ce­na­rio te­cha­do que fue­ra me­jor que la fa­mo­sa ‘Oc­ta­va ma­ra­vi­lla del mun­do’, la cual vi­si­ta­ron pa­ra re­for­zar su plan.

La cons­truc­ción se lle­vó a ca­bo y emer­gió el Su­per­do­me, muy cer­ca del ba­rrio fran­cés, abrien­do sus puer­tas en 1975, jus­to 10 años des­pués que el As­tro­do­me.

Fue­ron tan­tas las di­fe­ren­cias en­tre am­bos es­ce­na­rios, ca­pa­ci­dad, es­truc­tu­ras, ilu­mi­na­ción, co­mo­di­dad, im­pac­to, et­cé­te­ra, que el de Hous­ton nun­ca fue se­de de un Su­per Bowl, mien­tras que el Loui­sia­na Su­per­do­me, va por el sép­ti­mo, aho­ra con su nue­vo nom­bre, Mer­ce­des-Benz Su­per­do­me, ad­qui­ri­do el pa­sa­do 3 de oc­tu­bre.

De he­cho, pe­se a exis­tir el As­tro­do­me, la ciu­dad te­xa­na ya tu­vo dos Su­per do­min­gos, uno en el Es­ta­dio de la Uni­ver­si­dad de Ri­ce (an­te la ba­ja ca­pa­ci­dad de afo­ro del do­mo) y el más re­cien­te en el Re­lliant (ya con el As­tro sin equi­po de NFL).

El mag­ní­fi­co es­ta­dio de los San­tos tu­vo un cos­to de 134 mi­llo­nes de dó­la­res, muy po­co com­pa­ra­do con los pre­cios que han al­can­za­do re­cien­te­men­te el Cow­boys Sta­dium de 1.3 bi­llo­nes de dó­la­res o el Lu­cas Oil Sta­dium de 720 mi­llo­nes, en­tre otros más. Can­ti­da­des ni si­quie­ra al­can­za­das con las re­mo­de­la­cio­nes de los úl­ti­mos sie­te años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.