SIN EM­BAR­GO, NO SIEM­PRE LE VA TAN BIEN: EN UNO DE SUS ÚL­TI­MOS SHOWS EN EL AU­DI­TO­RIO NA­CIO­NAL, EL PÚ­BLI­CO SA­LIÓ SUPERMOLESTO POR LO MAL QUE CAN­TÓ Y AL­GU­NOS ASE­GU­RAN QUE LUIS­MI... ¡SUBIÓ BO­RRA­CHO AL ES­CE­NA­RIO!

Nueva (Mexico) - - Platícamelo -

No es la pri­me­ra vez que los fans del can­tan­te lo cri­ti­can por ofre­cer con­cier­tos, apa­ren­te­men­te con unos drinks en­ci­ma. Ca­be re­cor­dar que ha­ce unos me­ses, Luis­mi tam­bién cau­só po­lé­mi­ca por pre­sen­tar­se ‘ebrio’ en uno de los even­tos que ofre­ció en Tuc­son, Ari­zo­na.

Es­ca­nea el có­di­go y

A la ho­ra de in­ter­pre­tar sus te­mas gri­to­neó de más. Apar­te arras­tra­ba las pa­la­bras, co­mo los bo­rra­chi­tos. El show pa­re­cía un ka­rao­ke, pues Micky pu­so a sus fans a co­rear las can­cio­nes ¡to­do el tiem­po! La ver­dad es que se me ol­vi­dóla le­tra.

Si si­guen así, ¡no les voy a dar agui­nal­do! En va­rias oca­sio­nes el can­tan­te sin­tió que su equi­po de pro­duc­ción iba a des­tiem­po ¡y los ter­mi­nó re­ga­ñan­do!

Se ve que la edad ya le es­tá pe­gan­do, pues se to­ma­ba un break de 20 mi­nu­tos ca­da vez que fi­na­li­za­ba uno de sus te­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.