Los be­ne­fi­cios de re­no­var­se

Mo­der­ni­zar edi­fi­cios pue­de re­du­cir has­ta en 30% los cos­tos de ope­ra­ción de un in­mue­ble si se in­clu­yen sis­te­mas in­te­li­gen­tes de ener­gía y uso de re­cur­sos en ge­ne­ral.

Obras - - Panorama - Carlos Arias

Un edi­fi­cio con sis­te­mas in­te­li­gen­tes de con­su­mo de ener­gía y de uso de re­cur­sos en ge­ne­ral, re­du­ce en­tre 20 y 30% sus cos­tos de ope­ra­ción, no obs­tan­te, en México mu­chas cons­truc­cio­nes rea­li­za­das a me­dia­dos del si­glo pa­sa­do que­da­ron re­za­ga­das, alerta Ali­cia Sil­va, di­rec­to­ra ge­ne­ral de Re­vi­ta­li­za Con­sul­to­res.

La ase­so­ra, es­pe­cia­li­za­da en la in­ter­ven­ción de edi­fi­cios his­tó­ri­cos pa­ra ade­cuar­los a las nor­mas am­bien­ta­les ac­tua­les, des­ta­ca que en lu­ga­res como Es­ta­dos Uni­dos o Eu­ro­pa los in­mue­bles sue­len re­no­var­se ca­da 25 años, lo que efi­cien­ti­za su ope­ra­ción y re­du­ce cos­tos.

A di­fe­ren­cia de lo que se pien­sa, las in­ter­ven­cio­nes en los sis­te­mas de agua y ener­gía de los in­mue­bles pue­den lle­var­se a ca­bo sin da­ñar mu­ros ni es­truc­tu­ras, y so­bre to­do “con in­ver­sio­nes atrac­ti­vas”, ase­gu­ra en en­tre­vis­ta Na­dia Aya­la, di­rec­to­ra y fundadora de Kil­tik Con­sul­to­ría, una fir­ma con se­de en Gua­da­la­ja­ra, de­di­ca­da a la cer­ti­fi­ca­ción am­bien­tal.

“El cos­to de una re­no­va­ción de­pen­de la com­ple­ji­dad téc­ni­ca y de la es­ca­la del pro­yec­to”, se­ña­la Uli­ses Tre­vi­ño, di­rec­tor de Bio­cons­truc­ción, fir­ma es­pe­cia­li­za­da en cer­ti­fi­ca­ción am­bien­tal, res­pon­sa­ble de obras como el edi­fi­cio BEA 347, en Nue­vo León, que ob­tu­vo el LEED Pla­ti­num EBOM, pa­ra edi­fi­cios exis­ten­tes.

“En el ca­so de edi­fi­cios me­dia­nos a gran­des, su­po­ne una in­ver­sión en torno a 2% del valor to­tal de la edi­fi­ca­ción, sin to­mar en cuen­ta el te­rreno”, de­ta­lla Tre­vi­ño.

Con esa es­ti­ma­ción coin­ci­de Sil­va, quien fue res­pon­sa­ble de la re­no­va­ción en 2015 del An­ti­guo Ayun­ta­mien­to de la Ciu­dad de México, con la que el edi­fi­cio ob­tu­vo la cer­ti­fi­ca­ción Leed Oro.

“Exis­te el mi­to de que es muy cos­to­so; en es­te ca­so apren­di­mos que los edi­fi­cios del si­glo XVII son ex­tre­ma­da­men­te bien he­chos y efi­cien­tes, por sus con­di­cio­nes de ais­la­mien­to tér­mi­co y acús­ti­co”, agre­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.