Pau­lo Men­des, mul­ti­pre­mia­do

Apo­ya­do en una fi­lo­so­fía de ar­qui­tec­tu­ra abier­ta al mun­do y ais­la­do de mo­das, el bra­si­le­ño re­ci­bi­rá el Pre­mio Im­pe­rial de Ja­pón es­te 18 de oc­tu­bre.

Obras - - Panorama - Redacción Obras

Su obra es di­fí­cil de cla­si­fi­car. Quie­nes lo co­no­cen es­ti­man que su la­bor es­tá ale­ja­da de mo­das in­ter­na­cio­na­les y se ubi­ca en una cons­tan­te evo­lu­ción, es po­lé­mi­ca pe­ro tam­bién hu­ma­nis­ta.

Pa­ra el bra­si­le­ño Pau­lo Men­des da Ro­cha, la cues­tión es sim­ple: “si es ar­qui­tec­tu­ra tie­ne que ser bue­na, y ade­más de­be de ser pa­ra la gen­te, no pa­ra ga­nar pre­mios”, ha di­cho en di­ver­sas en­tre­vis­tas. Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, hoy es un ar­qui­tec­to mul­ti­pre­mia­do. Es­te año fue ele­gi­do pa­ra re­ci­bir el Pre­mio Im­pe­rial de Ja­pón, uno de los má­xi­mos ga­lar­do­nes otor­ga­dos al queha­cer ar­qui­tec­tó­ni­co.

Tam­bién re­ci­bi­rá el León de Oro, por tra­yec­to­ria, en la Bie­nal de Ve­ne­cia.

Y la Me­da­lla de Oro 2017 del Real Ins­ti­tu­to de Ar­qui­tec­tos Bri­tá­ni­cos (RI­BA), por sus apor­tes al avan­ce de la ar­qui­tec­tu­ra.

Así, Pau­lo Men­des su­ma más re­co­no­ci­mien­tos al Pritz­ker, ga­lar­dón que le fue otor­ga­do en 2016.

El ar­tis­ta ca­rio­ca, quien su­ma seis dé­ca­das de tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal y 88 años de edad, via­ja­rá a Tokio el 18 de oc­tu­bre pa­ra re­ci­bir 146,000 dó­la­res, una me­da­lla que en­tre­ga el prín­ci­pe Hi­ta­chi, her­mano del em­pe­ra­dor Akihi­to, y el re­co­no­ci­mien­to por ha­ber in­cor­po­ra­do ma­te­ria­les sen­ci­llos, como el ace­ro y el cemento, en va­rios de sus pro­yec­tos “que con­tri­bu­ye­ron a de­fi­nir la per­so­na­li­dad ur­ba­na de São Pau­lo”, ci­tan en sus co­mu­ni­ca­dos los or­ga­ni­za­do­res del pre­mio orien­tal.

En­tre los ar­gu­men­tos pa­ra ha­cer­se acree­dor al León de Oro, los or­ga­ni­za­do­res de la bie­nal des­ta­can la “atem­po­ra­li­dad” de su obra y “su asom­bro­sa con­sis­ten­cia [que] pue­de ser con­se­cuen­cia de su in­te­gri­dad ideo­ló­gi­ca y su ge­nio es­truc­tu­ral”.

Su tra­ba­jo “es al­ta­men­te inusual” com­pa­ra­do con la ma­yo­ría de los ar­qui­tec­tos más ce­le­bra­dos del mun­do, tie­ne “una repu­tación in­ter­na­cio­nal in­creí­ble”, a pe­sar de que ca­si to­das sus obras fue­ron he­chas en su país, de­cla­ró a su vez Jane Dun­can, pre­si­den­ta del RI­BA.

SUS TESTIGOS

Na­ci­do en Vi­tó­ria, del es­ta­do Es­pí­ri­tu San­to, el 25 de oc­tu­bre de 1928, Men­des da Ro­cha cen­tra su in­te­rés en una ciu­dad cons­trui­da pa­ra to­dos, y en la que to­das las vi­vien­das son so­cia­les.

Ini­ció su ca­rre­ra en la co­rrien­te pau­lis­ta del bru­ta­lis­mo. Es re­co­no­ci­do por sus in­no­va­do­res mé­to­dos cons­truc­ti­vos y por el uso del hor­mi­gón. La ca­sa Ge­ra­si, en São Pau­lo, cons­trui­da en tres días, en 1989, es el em­ble­ma de ello.

“La obli­ga­ción que me he pro­pues­to, es el com­bi­nar el pun­to de vis­ta éti­co y el es­té­ti­co, reuni­dos en una so­la co­sa, man­te­nien­do la dig­ni­dad del sis­te­ma”, ha de­cla­ra­do en di­ver­sas oca­sio­nes.

En mu­chos ca­sos sus obras apa­re­cen ele­va­das, li­be­ran­do la plan­ta ba­ja pa­ra dar una con­ti­nui­dad vi­sual y espacial.

Quien tam­bién es ca­te­drá­ti­co de la Uni­ver­si­dad de São Pau­lo, des­ta­ca la sensacion de le­ve­dad y la in­te­gra­ción de la es­truc­tu­ra con el entorno, prio­ri­zan­do la ex­pe­rien­cia di­rec­ta con los ma­te­ria­les y la ilu­mi­na­ción.

En­tre sus edi­fi­cios más re­pre­sen­ta­ti­vos, la ma­yo­ría de ellos en Sao Pau­lo, es­tán el Club Atlé­ti­co Pau­lis­tano (1957), el Cen­tro Cul­tu­ral Fiesp (1996), las re­for­mas de la Pi­na­co­te­ca de Sao Pau­lo (1999), los mu­seos de Ar­te de Cam­pi­nas (1989) y Bra­si­le­ño de Es­cul­tu­ra (1986) que, por cier­to, fue mo­di­fi­ca­do.

CAIS DAS AR­TES. Obra rea­li­za­da en 2008 en Vi­tó­ria, Brasil. Con­fron­ta ar­qui­tec­tu­ra y na­tu­ra­le­za.

MÁ­XI­MA. “La ar­qui­tec­tu­ra de­be ser pa­ra la gen­te, no pa­ra ga­nar pre­mios”: Pau­lo Men­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.