De com­pras en Flo­ri­da

An­te la fluc­tua­ción cam­bia­ria, me­xi­ca­nos op­tan por in­ver­tir en re­si­den­cias del sur de Flo­ri­da, Es­ta­dos Uni­dos.

Obras - - Contenido - — Yo­lan­da Bra­vo Sal­da­ña

De­sa­rro­lla­do­res in­mo­bi­lia­rios apues­tan a la zo­na de Fort Lau­der­da­le, en Es­ta­dos Uni­dos.

De­sa­rro­lla­do­res in­mo­bi­lia­rios apues­tan a la zo­na de Fort Lau­der­da­le, Flo­ri­da, se­ña­la Ryan Shear, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Pro­perty Mar­kets Group.

A 40 mi­nu­tos de Mia­mi, tie­ne múl­ti­ples atrac­ti­vos: es una ciu­dad más tran­qui­la, con pla­yas de blan­ca are­na y un es­ti­lo de vi­da más ame­ri­cano. Cuen­ta con su pro­pio ae­ro­puer­to, una red de ca­na­les in­ter­cos­ta­les y una fu­tu­ra me­jor co­ne­xión a tra­vés de Brightli­ne Trains, ex­pre­sa Jus­ti­ne Jiménez, pre­si­den­ta de la Aso­cia­ción de Agen­tes In­mo­bi­lia­rios de Mia­mi. A eso, hay que agre­gar que es un ex­tra­or­di­na­rio lu­gar de shop­ping, gas­tro­no­mía y, en su­ma, buen vi­vir.

Es­te boom no ha pa­sa­do des­aper­ci­bi­do pa­ra com­pra­do­res me­xi­ca­nos, di­ce Shear, por­que a pe­sar de la fluc­tua­ción del pe­so fren­te al dó­lar, su di­ne­ro es­tá más se­gu­ro.

El com­pra­dor ac­tual de bie­nes raí­ces en esa zo­na es muy di­fe­ren­te al de los años 60, 70 y 80. An­tes era un mer­ca­do pa­ra re­ti­ra­dos; hoy, en el ca­so de Mé­xi­co, son por lo ge­ne­ral em­pre­sa­rios con edad pro­me­dio de en­tre 35 y 60 años, con fa­mi­lia, muy ac­ti­vos y que gus­tan de via­jar.

Fort Lau­der­da­le, ex­pre­sa Lourdes Die­go, ase­so­ra in­mo­bi­lia­ria de Com­pass, es ex­ce­len­te pa­ra te­ner una se­gun­da re­si­den­cia. Los me­xi­ca­nos que es­tán ad­qui­rien­do pro­pie­da­des en la zo­na son prin­ci­pal­men­te de la Ciu­dad de Mé­xi­co, Mon­te­rrey y Gua­da­la­ja­ra.

Pa­ra Xi­me­na Pe­ñue­la, en­car­ga­da de las ven­tas de Four Sea­sons en Mé­xi­co, en Fort Lau­der­da­le exis­te me­jor am­bien­te pa­ra la in­ver­sión, así co­mo es­que­mas más in­tere­san­tes da­do que Mia­mi ya mues­tra sa­tu­ra­ción.

Si se ad­quie­re un in­mue­ble en Mia­mi, tar­da en re­ven­der­se; de ahí tam­bién el in­te­rés por otros pun­tos de la pe­nín­su­la. Ade­más, ex­pre­sa Pe­ñue­la, la in­ver­sión en Fort Lau­der­da­le no de­pen­de tan­to del mer­ca­do la­ti­noa­me­ri­cano, ya que mu­chos nor­te­ame­ri­ca­nos es­tán ad­qui­rien­do bie­nes in­mue­bles.

RE­SI­DEN­CIAS. Me­xi­ca­nos bus­can se­gu­ri­dad fi­nan­cie­ra al in­ver­tir en Fort Lau­der­da­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.