Re­pen­sar las via­li­da­des

El nue­vo sis­te­ma de ca­lles de la Ciu­dad de Mé­xi­co rom­pe el pa­ra­dig­ma de una ur­be ba­sa­da en la mo­vi­li­dad mo­to­ri­za­da.

Obras - - Panorama - — Eduar­do Suá­rez

Par­ques de bol­si­llo, es­pa­cios de se­gu­ri­dad pea­to­nal, red de ci­clo­vías, se­ña­li­za­cio­nes, ban­que­tas ac­ce­si­bles, ban­que­tas mo­di­fi­ca­das y ase­gu­ra­das con bo­lar­dos y ma­ce­tas son al­gu­nos ele­men­tos que forman par­te del nue­vo ma­nual Sis­te­ma de ca­lles CDMX, crea­do por ex­per­tos de las se­cre­ta­rías de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca y de Mo­vi­li­dad (Se­mo­vi), de la Au­to­ri­dad del Es­pa­cio Pú­bli­co y la Agen­cia de Ges­tión Ur­ba­na de la Ciu­dad de Mé­xi­co.

El do­cu­men­to téc­ni­co in­te­gra pro­gra­mas de mo­vi­li­dad y se­gu­ri­dad vial, ma­nua­les de nor­mas téc­ni­cas de ac­ce­si­bi­li­dad, ban­que­tas y es­pa­cio pú­bli­co, guías de in­fra­es­truc­tu­ra ci­clis­ta y del usua­rio de ca­lles, y li­nea­mien­tos pa­ra di­se­ñar e im­ple­men­tar par­ques pú­bli­cos de bol­si­llo y de au­di­to­rías de se­gu­ri­dad vial, en­tre otros.

Ce­ro ac­ci­den­tes

Lau­ra Ballesteros, ex sub­se­cre­ta­ria de Pla­nea­ción de la Se­mo­vi, in­di­ca que el ma­nual bus­ca con­so­li­dar el mo­de­lo Ce­ro Ac­ci­den­tes y así me­jo­rar el tras­la­do y la se­gu­ri­dad de las per­so­nas.

De acuer­do con el do­cu­men­to Ac­ci­den­tes de trán­si­to te­rres­tre en zo­nas urbanas y sub­ur­ba­nas, del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Geo­gra­fía (Ine­gi), de 2010 a 2016 ocu­rrie­ron 102,146 ac­ci­den­tes de trán­si­to en la CDMX.

La ciu­dad de­be ser más plu­ral, ya que es don­de con­vi­ven di­ver­sas per­so­nas y múl­ti­ples me­dios de mo­vi­li­dad, in­sis­te Ballesteros.

En ese sen­ti­do, Mar­cos Be­tan­zos, di­rec­tor del des­pa­cho de ar­qui­tec­tu­ra Fun­da­men­tal, in­di­ca que es­te nue­vo sis­te­ma tie­ne la vo­ca­ción de re­to­mar la ca­lle co­mo un es­pa­cio pa­ra to­dos, y sen­ten­cia que 80% de la in­fra­es­truc­tu­ra pú­bli­ca es­tá des­ti­na­da a los vehícu­los.

Uno de los ob­je­ti­vos es “des­in­cen­ti­var el uso del au­to, pe­ro con la mo­di­fi­ca­ción de tra­zos geo­mé­tri­cos de las ca­lles, con las lla­ma­das ore­jas o re­fu­gio pea­to­nal, los par­ques de bol­si­llo, ma­yor se­gu­ri­dad a través de la re­duc­ción de la ve­lo­ci­dad de los au­tos”, de­ta­lla.

Ade­más se eli­mi­na­rán es­ta­cio­na­mien­tos en vía pú­bli­ca y se am­plia­rá el área de ban­que­tas en es­qui­nas con una in­fle­xión a 45 gra­dos.

En uso

La in­ter­co­ne­xión y mul­ti­mo­da­li­dad son la ba­se del nue­vo sis­te­ma de ca­lles de la CDMX, que ya se pu­so en prác­ti­ca en las ban­que­tas de In­sur­gen­tes y Eje 1 Nor­te, Glo­rie­ta de In­sur­gen­tes, en par­ques de bol­si­llo del Cen­tro His­tó­ri­co y de­le­ga­cio­nes co­mo Co­yoa­cán y Cuauh­té­moc, en ca­lles ale­da­ñas a las lí­neas 5 y 6 del Me­tro­bús, y pró­xi­ma­men­te de la lí­nea 7, de­ta­lla Ballesteros.

Es­ta guía des­ta­ca la im­por­tan­cia de que las ban­que­tas, co­mo par­te de una red de mo­vi­li­dad, per­mi­tan a las per­so­nas tras­la­dar­se de un lu­gar a otro. Uno de los ob­je­ti­vos es pro­mo­ver la re­cu­pe­ra­ción del es­pa­cio pú­bli­co, ya que en al­gu­nas zo­nas las ban­que­tas son ocu­pa­das por au­tos, pues­tos am­bu­lan­tes y otros obs­tácu­los.

“Ha­ce fal­ta cons­truir ca­lles más hu­ma­nas, efi­cien­tes y pa­ra di­fe­ren­tes ti­pos de mo­vi­li­dad.” -Lau­ra Ballesteros

PRIO­RI­DAD. Pea­to­nes, bi­ci­cle­tas y trans­por­te pú­bli­co en­ca­be­zan la pi­rá­mi­de de la mo­vi­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.