So­lu­ción en las al­tu­ras

La co­ber­tu­ra de es­te sis­te­ma de trans­por­te pú­bli­co va en au­men­to pe­ro en Mé­xi­co aún hay un camino por re­co­rrer.

Obras - - Soluciones - POR MART­HA MON­TE­RO

Los sis­te­mas de te­le­fé­ri­cos son uno de los seg­men­tos de más rá­pi­do cre­ci­mien­to en la in­dus­tria del trans­por­te pú­bli­co, de acuer­do con The Gon­do­la Pro­ject, que pro­mue­ve y da se­gui­mien­to a es­tos sis­te­mas.

Mé­xi­co no es la ex­cep­ción. El 5 de oc­tu­bre de 2016 pu­so en mar­cha el pri­mer te­le­fé­ri­co des­ti­na­do a me­jo­rar la mo­vi­li­dad ur­ba­na. Se tra­ta del Me­xi­ca­ble, que con sie­te es­ta­cio­nes ope­ra en el mu­ni­ci­pio co­n­ur­ba­do de Eca­te­pec, re­co­rrien­do en 17 mi­nu­tos un tra­mo de 5km, con la ven­ta­ja adi­cio­nal de tra­ba­jar con ener­gía so­lar. El go­bierno del Es­ta­do de Mé­xi­co anun­ció el pa­sa­do fe­bre­ro que ya es­tu­dia op­cio­nes pa­ra la cons­truc­ción de una se­gun­da lí­nea.

Sin em­bar­go, an­tes de se­guir los pro­yec­tos de ex­pan­sión, Bernardo Ba­ran­da, di­rec­tor pa­ra La­ti­noa­mé­ri­ca del Ins­ti­tu­to de Po­lí­ti­cas pa­ra el Trans­por­te y el Desa­rro­llo (ITDP), con­si­de­ra que Me­xi­ca­ble “tie­ne va­rios as­pec­tos a me­jo­rar, co­mo una ma­yor co­nec­ti­vi­dad, co­ber­tu­ra, y la de­fi­cien­te se­ña­li­za­ción”.

Una re­fe­ren­cia pa­ra Mé­xi­co es el Me­tro­ca­ble, que ope­ra des­de ju­lio de 2004 en Me­de­llín, Co­lom­bia, y que es­tá por inau­gu­rar su quin­ta lí­nea a fi­nes de 2018. Co­lom­bia ha uti­li­za­do des­de la pla­nea­ción de la pri­me­ra lí­nea lo que de­no­mi­nan Ma­triz Mul­ti­cri­te­rio, co­mo ex­pli­ca pa­ra Obras Jor­ge Al­ber­to Ra­mos, je­fe del Sis­te­ma de Ca­bles Aé­reos de SITVA: “no de­ci­di­mos la ru­ta de ma­ne­ra ar­bi­tra­ria, to­ma­mos en cuen­ta va­rios con­si­de­ran­dos: una de­man­da de trans­por­te que es ne­ce­sa­rio sa­tis­fa­cer, la via­bi­li­dad téc­ni­ca, fa­vo­re­cer a po­bla­cio­nes de ni­ve­les so­cio­eco­nó­mi­cos me­dio-ba­jos, y de ma­ne­ra es­pe­cial que pue­da exis­tir co­nec­ti­vi­dad con otros trans­por­tes”.

En es­te sen­ti­do, Ba­ran­da agre­ga: “Ca­be sub­ra­yar, en el ca­so de Me­de­llín, Co­lom­bia, que es­te trans­por­te sir­vió pa­ra re­di­se­ñar es­pa­cio pú­bli­co de muy al­ta ca­li­dad al­re­de­dor de las es­ta­cio­nes”.

El ca­so de Co­lom­bia es em­ble­má­ti­co por­que el va­lle de Abu­rrá es­tá ro­dea­do de co­li­nas, don­de se asen­ta­ron po­bla­cio­nes mar­gi­na­les y se dio pie a la vio­len­cia. Es­te sis­te­ma les per­mi­tió in­te­grar­se a la ciu­dad al igual que me­jo­rar su ca­li­dad de vi­da, por la efi­cien­cia en los tiem­pos, pe­ro por­que el mo­de­lo se ba­sa en la in­ter­co­nec­ti­vi­dad, lo que exi­ge una es­tra­te­gia lo­gís­ti­ca am­plia. Ca­da es­ta­ción es­tá vin­cu­la­da ya sea con el me­tro o los tran­vías o los me­tro­bu­ses y el usua­rio no ne­ce­si­ta pa­gar do­bles ta­ri­fas.

El cos­to del bo­le­to equi­va­le a sie­te cen­ta­vos de dó­lar. Al­go que en Mé­xi­co to­da­vía no se lo­gra.

Ste­ve Da­le, pre­si­den­te de The Gon­do­la Pro­ject, plan­tea que la pre­gun­ta no es si las gón­do­las o te­le­fé­ri­cos pue­den ayu­dar a la mo­vi­li­dad, sino si los pla­ni­fi­ca­do­res y los po­lí­ti­cos pue­den im­ple­men­tar la tec­no­lo­gía correctamente.

“No es di­fe­ren­te de los au­to­bu­ses, el me­tro y el tren li­ge­ro: si el sis­te­ma es­tá pla­ni­fi­ca­do y di­se­ña­do correctamente, ayu­da­rá a la mo­vi­li­dad. Si no es­tá pla­ni­fi­ca­do y di­se­ña­do correctamente, no ayu­da­rá a la mo­vi­li­dad”, ase­gu­ra.

EX­PAN­SIÓN. El go­bierno del Es­ta­do de Mé­xi­co ya eva­lúa la cons­truc­ción de una se­gun­da lí­nea de Me­xi­ca­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.