Al uso de Dios… Ley pa­ra los bue­nos

Periódico AM Express Celaya - - CORREDOR INDUSTRIAL - Dan­te Ga­briel Jiménez Mu­ñoz Le­do

Jue­ves 10° Or­di­na­rio Ma­teo 5, 20-26

~ Si cuan­do vas a po­ner tu ofren­da so­bre el al­tar, te acuer­das allí mis­mo que tu her­mano tie­ne al­gu­na que­ja con­tra ti ~

Jesús in­sis­te en la co­rrec­ta in­ter­pre­ta­ción de la ley. Des­ca­li­fi­ca la “per­fec­ción” que pro­po­nen los le­tra­dos; se­gún la cual, pa­ra sal­var­se, bas­ta ob­ser­var la ley. Jesús pro­po­ne que lo que ha­ce al hom­bre “per­fec­to” no es el cum­pli­mien­to es­té­ril de la ley, sino el ejer­ci­cio del amor que no co­no­ce ex­cep­cio­nes ni lí­mi­tes.

Lo que te­ne­mos en el de­cá­lo­go, es ape­nas la ex­pre­sión mí­ni­ma de una exi­gen­cia ma­yor. Jesús no pre­ten­de ra­di­ca­li­zar la ley, sino lle­var­la a una in­ter­pre­ta­ción más pro­fun­da, en­con­trar las con­se­cuen­cias que se de­ri­van de sus ma­yo­res prin­ci­pios: el bien del hom­bre y la so­cie­dad del amor mu­tuo.

Así se en­tien­de que del man­da­mien­to: “No ma­ta­rás”, se de­ri­ve, no so­lo la exi­gen­cia de abs­te­ner­se de la ac­ción de ma­tar, sino su­pe­rar la ac­ti­tud de es­tar pe­lea­do. Aun­que yo no ma­te a al­guien fí­si­ca­men­te, la so­la ac­ti­tud de es­tar pe­lea­do, me­re­ce el jui­cio.

Si nos fi­ja­mos bien, la in­ter­pre­ta­ción de Jesús se fun­da en una exi­gen­cia que cui­da el es­pí­ri­tu de la ley, y al mis­mo tiem­po, nues­tra li­ber­tad pa­ra cum­plir­la por amor. Se tra­ta de in­te­rrum­pir el cur­so de la vio­len­cia por to­dos los me­dios po­si­bles. Tra­ba­jar por la paz, ce­dien­do in­clu­so al pro­pio de­re­cho. Se tra­ta de no con­for­mar­se al uso de la so­cie­dad, sino al uso de Dios, que no dis­cri­mi­na a na­die, y que ama sin ex­cep­cio­nes. Es­to es lo que nos ha­ce “per­fec­tos”, es de­cir, “bue­nos del to­do”.

Ora­ción:

Se­ñor Jesús, creo que mu­chas ve­ces he­mos vi­vi­do sin ley.

Que no nos can­se­mos de ver có­mo tu prin­ci­pio del bien a nues­tros her­ma­nos y de la so­cie­dad del amor mu­tuo, pre­va­le­ce, en me­dio de la anar­quía, en que a ve­ces vi­vi­mos. Amén.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.