Ló­pez Obra­dor le da­rá una ayu­di­ta a Ma­du­ro

Periódico AM Express Irapuato) - - OPINIÓN - Andrés Op­pen­hei­mer

El pre­si­den­te elec­to de Mé­xi­co, Andrés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, de­ci­dió rom­per con los es­fuer­zos la­ti­noa­me­ri­ca­nos pa­ra ais­lar al dic­ta­dor ve­ne­zo­lano Ni­co­lás Ma­du­ro, y lo in­vi­tó a su inau­gu­ra­ción el 1 de di­ciem­bre. Se­rá la ma­yor vic­to­ria di­plo­má­ti­ca de Ma­du­ro en los úl­ti­mos tiem­pos, a me­nos que los me­xi­ca­nos ha­gan al­go al res­pec­to.

Co­mo era de es­pe­rar, Ma­du­ro acep­tó de in­me­dia­to la in­vi­ta­ción. Se­rá la pri­me­ra oca­sión en mu­cho tiem­po en la que po­drá co­dear­se con los je­fes de es­ta­do ele­gi­dos de­mo­crá­ti­ca­men­te y en­viar un men­sa­je a su país de que no es un pa­ria in­ter­na­cio­nal.

En­tre otros lí­de­res que se es­pe­ra que asis­tan a la ce­re­mo­nia inau­gu­ral: el vi­ce­pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Mi­ke Pen­ce; el pre­si­den­te de Co­lom­bia, Iván Du­que; la vi­ce­pre­si­den­te de Cos­ta Ri­ca, Epsy Camp­bell, y el lí­der opo­si­tor bri­tá­ni­co Je­remy Corbyn.

La pre­sen­cia de Ma­du­ro en la ce­re­mo­nia se­rá un du­ro gol­pe pa­ra el Gru­po de Li­ma, de 14 paí­ses, que ha to­ma­do me­di­das ca­da vez más fuer­tes pa­ra ais­lar al ré­gi­men de Ma­du­ro.

El gru­po, que in­clu­ye a Mé­xi­co, Bra­sil, Ar­gen­ti­na, Co­lom­bia, Pe­rú y Chi­le, emi­tió una de­cla­ra­ción el 13 de fe­bre­ro apo­yan­do la de­ci­sión del pre­si­den­te de Pe­rú, Martín Viz­ca­rra, de no in­vi­tar a Ma­du­ro a la Cum­bre de las Amé­ri­cas.

El 21 de ma­yo, un día des­pués de las elec­cio­nes frau­du­len­tas de Ve­ne­zue­la en que Ma­du­ro se re­eli­gió pa­ra un nue­vo man­da­to, los miem­bros del Gru­po de Li­ma emi­tie­ron una nue­va de­cla­ra­ción di­cien­do que “no re­co­no­cen” la le­gi­ti­mi­dad del pro­ce­so elec­to­ral ve­ne­zo­lano. La de­cla­ra­ción fue fir­ma­da tam­bién por Es­ta­dos Uni­dos y Es­pa­ña.

El 26 de sep­tiem­bre, va­rios miem­bros del Gru­po de Li­ma emi­tie­ron una pe­ti­ción sin pre­ce­den­tes a la Cor­te Pe­nal In­ter­na­cio­nal pa­ra ini­ciar una in­ves­ti­ga­ción so­bre los pre­sun­tos crí­me­nes con­tra la hu­ma­ni­dad de Ma­du­ro.

Sin em­bar­go, en una se­ñal de que Ló­pez Obra­dor po­dría ale­jar­se del Gru­po de Li­ma, el pre­si­den­te elec­to de Mé­xi­co di­jo que in­vi­ta­rá a to­dos los paí­ses del mun­do a su inau­gu­ra­ción.

Ade­más, di­jo que re­tor­na­rá a la vie­ja doc­tri­na de “no in­ter­ven­ción” en los asun­tos in­ter­nos de otros paí­ses. De he­cho, ese fue el tér­mino que usa­ban los go­bier­nos au­to­ri­ta­rios de Mé­xi­co en el si­glo XX co­mo ex­cu­sa pa­ra no cri­ti­car a Cu­ba y a otras dic­ta­du­ras de iz­quier­da.

Más de 75,000 me­xi­ca­nos ya han fir­ma­do una pe­ti­ción en el si­tio de In­ter­net Chan­ge. org pi­dién­do­le a Ló­pez Obra­dor que re­ti­re su in­vi­ta­ción a Ma­du­ro. Asi­mis­mo, 19 je­fes de es­ta­do, en­tre ellos Os­car Arias de Cos­ta Ri­ca y los ex pre­si­den­tes me­xi­ca­nos Fe­li­pe Cal­de­rón y Vicente Fox, emi­tie­ron una pe­ti­ción a Ló­pez Obra­dor pa­ra que de­ci­da “evi­tar la pre­sen­cia” de Ma­du­ro en su inau­gu­ra­ción. Mar­ce­lo Ebrard, el can­ci­ller de­sig­na­do del go­bierno en­tran­te de Mé­xi­co, jus­ti­fi­có la de­ci­sión de in­vi­tar a Ma­du­ro di­cien­do que los ex pre­si­den­tes Fox y Cal­de­rón ha­bían in­vi­ta­do al fa­lle­ci­do pre­si­den­te ve­ne­zo­lano Hu­go Chávez a sus res­pec­ti­vas inau­gu­ra­cio­nes.

De he­cho, cuan­do Fox to­mó po­se­sión del man­do en 2000, Chávez aca­ba­ba de ga­nar una elec­ción de­mo­crá­ti­ca en Ve­ne­zue­la y no era con­si­de­ra­do un dic­ta­dor. Cuan­do Cal­de­rón asu­mió en 2006, Chávez se es­ta­ba ra­di­ca­li­zan­do, pe­ro no ha­bía si­do con­de­na­do por la co­mu­ni­dad di­plo­má­ti­ca re­gio­nal. Al­gu­nos opo­si­to­res ve­ne­zo­la­nos han su­ge­ri­do que los lí­de­res de­mo­crá­ti­cos no va­yan a la to­ma de po­se­sión de Ló­pez Obra­dor si va Ma­du­ro. Pe­ro eso es po­co pro­ba­ble que ocu­rra, por­que la ma­yo­ría de los paí­ses no que­rrán an­ta­go­ni­zar al nue­vo pre­si­den­te me­xi­cano des­de el pri­mer día.

Otros pro­po­nen una ma­ni­fes­ta­ción ma­si­va con­tra Ma­du­ro en la Ciu­dad de Mé­xi­co el día de su lle­ga­da.

“La diás­po­ra ve­ne­zo­la­na y los me­xi­ca­nos pro de­mo­cra­cia de­ben mos­trar al nue­vo pre­si­den­te de Mé­xi­co que la cri­sis de los re­fu­gia­dos ve­ne­zo­la­nos es un re­sul­ta­do di­rec­to de la dic­ta­du­ra de Ma­du­ro”, di­ce el di­ri­gen­te ve­ne­zo­lano exi­lia­do Carlos Vec­chio.

De he­cho, una gran pro­tes­ta con­tra Ma­du­ro el 1 de di­ciem­bre se­ría un buen re­cor­da­to­rio a Ló­pez Obra­dor de que Mé­xi­co es­tá obli­ga­do por acuer­dos in­ter­na­cio­na­les a de­fen­der la de­mo­cra­cia en la re­gión, y que su doc­tri­na de “no in­ter­ven­ción” es una ex­cu­sa ob­so­le­ta que fue usa­da pa­ra apo­yar dic­ta­du­ras in­de­fen­di­bles. Una gran ma­ni­fes­ta­ción pú­bli­ca se­ría una bue­na ma­ne­ra de en­viar un men­sa­je con­tun­den­te no so­lo a Ma­du­ro, sino tam­bién a Ló­pez Obra­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.