¿TE CON­TRO­LA EL DI­NE­RO O TÚ A ÉL?

Publimetro Ciudad de Mexico - - ECONOMÍA Y NEGOCIOS 06 -

Hoy me des­per­té con una du­da en la ca­be­za: ¿el di­ne­ro nos con­tro­la?

Es­te ti­po de re­fle­xio­nes son de esas que te pue­den qui­tar el sue­ño o, por lo me­nos, te pue­den traer al­gu­nas pe­sa­di­llas por­que de in­me­dia­to la men­te se echa a volar y em­pie­za a ana­li­zar co­sas co­mo: “Si de­jo mi tra­ba­jo qué voy a ha­cer” o “aun­que no me gus­te de­bo se­guir ha­cien­do es­to, si no quién va a pa­gar las cuen­tas”.

To­dos te­ne­mos nues­tra his­to­ria con el di­ne­ro, ¿no es así? Cuan­do de­ja­mos que nos con­tro­le se nos aca­ban las op­cio­nes y cree­mos que no hay na­da qué ha­cer.

Es­tas si­tua­cio­nes no se dan por ac­to de ma­gia, ocu­rren cuan­do em­pe­za­mos a de­jar que las co­sas se nos es­ca­pen de las ma­nos, co­mo su­ce­de con los gas­tos y las deu­das; tam­bién por otras cues­tio­nes que no son tan cla­ras, co­mo ha­cia dón­de lle­vo mi vi­da y có­mo de­seo que sea mi fu­tu­ro.

To­do es una cues­tión de pe­que­ñas de­ci­sio­nes y de sa­cu­dir un po­co nues­tra reali­dad.

¿Qué eli­ges? ¿Que­dar­te en ese em­pleo que odias es­pe­ran­do que te li­qui­den en lu­gar de bus­car uno nue­vo o que­jar­te de to­do y nun­ca ha­cer na­da pa­ra re­sol­ver­lo?

Am­bas pro­ble­má­ti­cas las es­cu­cho to­dos los días y am­bas son reali­da­des que no po­de­mos re­sol­ver en unas cuan­tas lí­neas.

Lo que sí pue­do ha­cer es dar­te cin­co ini­cia­ti­vas sim­ples y sen­ci­llas, pa­ra re­to­mar el con­trol so­bre tu di­ne­ro y mu­chas co­sas más.

1. ¿A dón­de va mi di­ne­ro?

Nadie sa­be lo que tie­ne has­ta que lo ve per­di­do y cuan­do se tra­ta de la­na due­le un mon­tón. Em­pie­za a to­mar con­cien­cia de la in­fi­ni­dad de co­sas en las que se va tu di­ne­ro, las ne­ce­sa­rias y las que no lo son. Eso te da­rá una pers­pec­ti­va de si es­tás atra­pa­do, es­tan­ca­do o sa­lien­do ade­lan­te.

2. Sé or­de­na­do.

Mi ma­dre te­nía una agen­da ro­ja de 1988 don­de ca­da noche mien­tras veía al­gún dra­ma te­le­vi­si­vo, ano­ta­ba los gas­tos y di­vi­día el di­ne­ro pa­ra lo que fal­ta­ba en el mes. No se preo­cu­pa­ba por los tic­kets y vou­chers, pe­ro te­nía una idea muy cla­ra de si le iba a al­can­zar o no. Y so­bre to­do, de si ha­bría va­ca­cio­nes, re­ga­los o ten­dría­mos que es­pe­rar pa­ra tener ro­pa nue­va.

Co­mo ella, co­mien­za a re­sol­ver ese acer­ti­jo lla­ma­do ¿có­mo uso mi di­ne­ro? a la ma­ne­ra que me­jor se te aco­mo­de.

3. Hay co­sas que pue­den es­pe­rar.

Hay po­cas co­sas que real­men­te no pue­den. Las de­más son un po­co la sal y la pi­mien­ta de la vi­da. Y las ne­ce­si­ta­mos, aun­que to­do llega a su de­bi­do tiem­po y cuan­do es­ta­mos lis­tos pa­ra ellas. Sé pa­cien­te, de na­da sir­ve ace­le­rar­se y lue­go aca­bar “bai­lan­do con la más fea (o feo)”. Re­lá­ja­te un po­co y cuan­do te ga­ne la an­sie­dad enu­me­ra to­do lo que has lo­gra­do has­ta hoy.

4. Au­to­ma­ti­za.

Si de­ja­mos a nues­tros antojos co­sas co­mo aho­rrar o pla­near el re­ti­ro o ya mí­ni­mo unas va­ca­cio­nes, no lle­ga­re­mos muy le­jos. Un “ma­ña­na voy”, “Uy, hay mu­cha gen­te en el ban­co”, “no me sé la cla­ve de mi cuen­ta”, aca­ban pe­san­do más que nues­tras me­tas.

Si ya sa­bes có­mo eres, de­ja que la tec­no­lo­gía te ayu­de y em­pie­za a pro­gra­mar que esos pe­sos se va­yan di­rec­to a dón­de de­ben de es­tar. Hay apli­ca­cio­nes co­mo pig­go que te ayu­dan a so­lu­cio­nar­lo.

5. Di­ver­si­fi­ca tu vi­da.

Al igual que los gran­des in­ver­sio­nis­tas re­co­mien­dan di­ver­si­fi­car nues­tra la­na, tam­bién de­be­mos ha­cer­lo con nues­tras vi­das. A dón­de va­mos con es­to, en la ac­tua­li­dad nin­gún tra­ba­jo es es­ta­ble y por ello no po­de­mos de­pen­der de eso al 100%. To­dos te­ne­mos y de­be­mos apren­der co­sas que nos per­mi­tan sa­lir ade­lan­te o ace­le­rar que lo­gre­mos nues­tras me­tas.

Así que co­mien­za a pen­sar en gran­de y re­cuer­da que hay oca­sio­nes que hay que de­jar lo bueno por lo me­jor.

Has­ta la pró­xi­ma y si quie­ren ha­blar, es­crí­ban­me un tweet a @Cap­tai­n_Har­lock o @pig­gomx

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.