¿MA­MÁ RE­BEL­DE?

Publimetro Ciudad de Mexico - - NUEVA MUJER - GA­BRIE­LA ACOS­TA SIL­VA ga­brie­la.acos­ta@pu­bli­me­tro.com.mx

El tí­tu­lo de El club de las ma­dres re­bel­des lla­mó la aten­ción de Mila Kunis des­de el prin­ci­pio; el guión de Jon Lu­cas y Scott Moo­re le pa­re­ció al­go muy si­mi­lar a lo que es­ta­ba vi­vien­do con su pri­me­ra hi­ja, y sin pen­sar­lo de­ci­dió dar­le vi­da a Amy. La cin­ta es pro­ta­go­ni­za­da por Mila Kunis, Kris­ten Bell, Kathyn Hahn, Ja­da Pin­kett Smith y Ch­ris­ti­na Ap­ple­ga­te.

Du­ran­te su pri­mer em­ba­ra­zo, la in­tér­pre­te de­jó a un la­do su ca­rre­ra pro­fe­sio­nal pa­ra de­di­car­se por com­ple­to a su vi­da fa­mi­liar y cui­dar de su ni­ña, Wyatt Isa­be­lle. Aho­ra re­gre­sa al tra­ba­jo, pe­ro no es­tá dis­pues­ta a sa­cri­fi­car del to­do, el tiem­po jun­to a su es­po­so e hi­jos.

¿Al­gu­na vez de­ja­rás el tra­ba­jo por la fa­mi­lia?

— Nun­ca he que­ri­do ser una per­so­na que só­lo pien­sa en el tra­ba­jo. Es­toy emo­cio­na­da por de­di­car­me a ser ma­dre de tiem­po com­ple­to, pe­ro tam­bién el tra­ba­jo me ha­ce fe­liz. Aun­que mi fa­mi­lia si­gue sien­do lo pri­me­ro, de­ci­dí re­to­mar al­gu­nos pro­yec­tos co­mo es­ta co­me­dia que se plan­tea tan­tas co­sas, en es­pe­cial có­mo ser ma­dre en la ac­tua­li­dad.

¿Qué te atra­jo de la his­to­ria?

— El te­ma cen­tral es el es­trés y el gra­do de frus­tra­ción que vi­ven las ma­dres, quie­nes in­clu­so te­nien­do una fa­mi­lia es­ta­ble y un buen desem­pe­ño pro­fe­sio­nal, su­fren de ago­ta­mien­to y har­taz­go de­bi­do a su es­ti­lo de vi­da, por lo que re­cu­rren a bus­car al­gún ti­po de ca­tar­sis. Es­toy vi­vien­do un cam­bio ra­di­cal y la co­me­dia es­tá en­fo­ca­da de for­ma tan agu­da en los es­tra­gos que en­fren­tan las ma­dres mo­der­nas; ade­más es in­tere­san­te ver­la des­de una pers­pec­ti­va mas­cu­li­na, por­que los directores son hom­bres: Lu­cas y Scott Moo­re.

¿Con qué te sen­tis­te más iden­ti­fi­ca­da?

— !Uff! Cuan­do tra­tas de sa­lir de la ru­ti­na y pier­des el con­trol. El ser ma­dre me ha­ce iden­ti­fi­car­me con el te­ma de la pe­lí­cu­la y com­pa­rar­la con mis ex­pe­rien­cias per­so­na­les. El ser ma­dre me ha cam­bia­do la pers­pec­ti­va de to­do y que aun­que es can­sa­do, me mo­ti­va el amor in­con­di­cio­nal de mi fa­mi­lia.

¿Has si­do una ma­la ma­dre?

— Nun­ca. No soy per­fec­ta, pe­ro tra­to de ha­cer un buen tra­ba­jo. Creo que Ash­ton y yo que­re­mos unos hi­jos fe­li­ces que es­tén cons­cien­tes de los pro­ble­mas del mun­do, por­que eso les per­mi­ti­rá ser me­jo­res per­so­nas.

¿Cuál es tu ma­yor cua­li­dad co­mo ma­dre?

— Me gus­ta es­tar cer­ca de mi fa­mi­lia, sa­lir al par­que, convivir en ca­sa, leer­le li­bros a mi hi­ja, pla­ti­car con el que vie­ne en ca­mino. Soy muy amo­ro­sa en mi tra­to y mi prio­ri­dad es mi fa­mi­lia. Reí­mos, llo­ra­mos, nos enoja­mos y vol­ve­mos a reír, por­que de eso se tra­ta, de re­sol­ver los pro­ble­mas. No quie­ro tener unos hi­jos ro­bots, sino se­res hu­ma­nos que se in­tere­sen por el me­dio am­bien­te y que apor­ten al­go al mun­do.

¿Si­gues sien­do re­bel­de?

— Ser ma­dre pue­de ais­lar­te, pe­ro apren­des a convivir de otra ma­ne­ra. Sí soy una ma­dre re­bel­de, que gus­ta de tener mo­men­tos pro­pios y be­ber un mon­tón de al­cohol (ri­sas). Ten­go un ma­ri­do in­creí­ble, que me apo­ya en to­do mo­men­to. Mi re­bel­día es muy di­fe­ren­te a cuan­do no te­nía hi­jos.

¿Te gus­tó la ma­ne­ra de plan­tear la ma­ter­ni­dad?

— Sí, me pa­re­ció que fue plan­tea­da de ma­ne­ra fres­ca y ob­je­ti­va, con una do­sis de di­ver­sión, his­te­ria y con mu­cha aper­tu­ra. Creo que se ex­plo­ra otra área, sin ese ve­lo de san­ti­dad. Nos mues­tra sal­va­jes, sexys, di­ver­ti­das, dra­má­ti­cas y con apren­di­za­jes, así co­mo so­mos en la vi­da real.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.