¿AMOR O CON­TROL?

Publimetro Ciudad de Mexico - - ENTRETENER 17 -

Se di­ce que “el amor es una co­sa es­plen­do­ro­sa” y, si con­si­de­ra­mos es­te afo­ris­mo des­de una pers­pec­ti­va cur­si, ro­mán­ti­ca e idea­lis­ta, lo más se­gu­ro es que así sea. Sin em­bar­go, al mo­men­to de ana­li­zar a fon­do tal aseveración, es­pe­cí­fi­ca­men­te cuan­do nos re­fe­ri­mos al enamo­ra­mien­to que se da en­tre un hom­bre y una mu­jer, la ver­dad es que la si­tua­ción se tor­na su­ma­men­te com­ple­ja, so­bre to­do por­que los se­res hu­ma­nos no so­mos tan aser­ti­vos en nues­tra co­ti­dia­nei­dad cuan­do es­te sen­ti­mien­to nos ob­nu­bi­la por com­ple­to la ra­zón y ter­mi­na­mos ha­cien­do mu­chas ton­te­rías em­pu­ja­dos por los ce­los, la in­se­gu­ri­dad, los com­ple­jos y nues­tras ex­pe­rien­cias pre­vias.

Y es que, la­men­ta­ble­men­te, vi­vi­mos en una so­cie­dad en la que hom­bres y mu­je­res por igual ten­de­mos a con­fun­dir­nos con res­pec­to al he­cho de que cuan­do es­ta­mos enamo­ra­dos y so­mos co­rres­pon­di­dos nos cree­mos esa pa­tra­ña de que la per­so­na que es­tá sien­do de­po­si­ta­ria de nues­tro amor es de nues­tra pro­pie­dad y co­men­za­mos a ac­tuar en con­se­cuen­cia, ejer­cien­do esa te­rri­to­ria­li­dad que es tan co­mún en va­rias especies ani­ma­les (los fe­li­nos, por ejem­plo) do­mi­nan­do y so­fo­can­do a nues­tra pa­re­ja has­ta que des­trui­mos por com­ple­to un víncu­lo que su­pues­ta­men­te de­bía ser po­si­ti­vo pa­ra no­so­tros y pa­ra él/ella.

Es­to su­ce­de por­que al fi­nal del día es­te sen­ti­mien­to, que mu­chos con­si­de­ran el más gran­de e im­por­tan­te que po­de­mos ge­ne­rar, es­tá pro­mi­nen­te­men­te in­fluen­cia­do por me­ca­nis­mos de de­sigual­dad y la fal­ta de res­pe­to ha­cia la li­ber­tad de la otra per­so­na, lo que de­ri­va en una es­pe­cie de “ne­ce­si­dad” por que­rer con­tro­larl@.

Por prin­ci­pio de cuen­tas, lo pri­me­ro que de­be­mos ha­cer es in­ten­tar mi­rar to­da la fo­to­gra­fía no de nues­tra re­la­ción, sino de no­so­tros mis­mos, lo que so­mos, lo que que­re­mos y lo que ne­ce­si­ta­mos o cree­mos ne­ce­si­tar. Por­que esa per­so­na con la que com­par­ti­mos sen­ti­mien­tos, con la que hay mu­chí­si­ma afi­ni­dad y cu­ya pre­sen­cia nos pro­por­cio­na un gran bie­nes­tar, ade­más de tener una vi­da con no­so­tros tam­bién po­see una vi­da pro­pia, cu­ya cir­cuns­tan­cia detona que ten­ga un tra­ba­jo y ac­ti­vi­da­des que no pue­de rea­li­zar con­ti­go. Lee la co­lum­na com­ple­ta en www.pu­bli­me­tro.com.mx

Y no ol­vi­den que to­dos los sá­ba­dos los es­pe­ro en pun­to de las 23:00 ho­ras en su pro­gra­ma Ex­clu­si­vo Pa­ra Hom­bres, que se trans­mi­te por Te­le­fór­mu­la (121 de Ca­ble­vi­sión y 121 de Sky).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.