¿LA ABUE­LI­TA DE O CHAVORRUCA?

A úl­ti­mas fe­chas he vis­to abue­las y abue­los que en ver­dad pa­re­cen her­ma­nos de sus hi­jos y ni de bro­ma pen­sa­ría que son ABUE­LOS!!! Co­rren 10 km, bai­lan zum­ba, an­dan en bi­cla. Sin em­bar­go, a los que no es­tán en tan bue­nas con­di­cio­nes fí­si­cas, no les va taaa

Publimetro Ciudad de Mexico - - LA PÁGINA DE FERNANDA 08 -

Di­cen que pal 2030 to­dos lo­gra­re­mos re­ba­sar los 80 añe­jos, pe­ro ¿en qué con­di­cio­nes fí­si­cas y eco­nó­mi­cas? ESE es el de­ta­lle, si de por sí aho­ri­ta los ser­vi­cios es­tán muy es­ca­sos y las fa­mi­lias ya no sa­ben a dón­de aven­tar a las y los abue­los en­fer­mos o im­pe­di­dos… Eso sí, a los que es­tán lle­nos de vi­ta­li­dad les en­car­ga­mos a los nie­tos, re­ci­bir el gas y a mu­chos, co­mo so­cie­dad, los con­tra­ta­mos pa­ra in­ten­den­cia o de ce­ri­llos en los au­to­ser­vi­cios. Cha­les. La ver­dad es que ahí hay PER­SO­NAS que ya han cu­bier­to ‘su cuo­ta’ con el sis­te­ma y de­be­rían ser ‘pro­duc­ti­vos en lo que ELIGIERAN’ o pa­sear o sa­car­se la bor­li­ta del om­bli­go si les pla­ce. Y el pa­no­ra­ma pin­ta peor. Las pen­sio­nes en IMSS e ISSSTE no se­rán lo que fue­ron y los ru­mo­res acer­ca de esos di­ne­ri­tos aho­rra­dos nos po­nen los pe­los de pun­ta. Pe­ro pa­ra no en­trar en tér­mi­nos y se­mán­ti­ca, más allá de que los 40’s de hoy son los 30’s de an­tes… ONU con­si­de­ra an­ciano a to­da per­so­na ma­yor de 65 años (paí­ses desa­rro­lla­dos) y de 60 años (paí­ses en vías de desa­rro­llo). Se­gu­ra­men­te por­que nos ve­mos más jo­di­dos y no hay pal bó­tox. Y la OMS sus­cri­be que “las per­so­nas de 60 a 74 años son de edad avan­za­da, de 75 a 90 años son an­cia­nas y ma­yo­res de 90 años son gran­des vie­jos”. De he­cho coin­ci­den con Pla­tón quien ase­gu­ra­ba: “la ma­du­rez co­mien­za a los 60 años”. A per­so­na­jes co­mo Ma­don­nao la Za­va­le­ta, es­tas de­fi­ni­cio­nes les vie­nen guan­gas. Da­vid Cra­vit, en su li­bro The New Old (Los nue­vos vie­jos) nos di­ce que no se pue­de dar una de­fi­ni­ción exac­ta de a qué edad el ser hu­mano llega a ser re­co­no­ci­do so­cial­men­te co­mo adul­to ma­yor.

Mi que­ri­do y ad­mi­ra­do dr. Er­nes­to Lam­mo­glia en su li­bro An­cia­ni­dad, ¿ca­mino sin re­torno?, di­ce, y di­ce bien: “que un adul­to ma­yor no pue­de de­fi­nir­se sim­ple­men­te por re­ba­sar un lí­mi­te de edad, pues de he­cho los cam­bios fi­sio­ló­gi­cos, psi­co­ló­gi­cos

Ro­bert Brow­ning (1812-1889) Poe­ta in­glés.

y emo­cio­na­les cam­bian de per­so­na a per­so­na”. Ten­gan pa que se en­tre­ten­gan y de­jen de es­tar dan­do la­ta. Co­mo ve­rán eso de ser “vie­jo” es me­ra de­fi­ni­ción so­cial. Pa­ra los grie­gos el an­ciano era ge­ne­ral­men­te vis­to co­mo una au­to­ri­dad.

Aun­que con sus ex­cep­cio­nes, por­que un tal Vi­tru­bio ha­bla­ba de “la ca­sa de Cre­so, des­ti­na­da por los sar­dia­nos pa­ra los ha­bi­tan­tes de la ciu­dad que te­nían edad avan­za­da; en es­ta ca­sa era un pri­vi­le­gio vi­vir, era una co­mu­ni­dad de an­cia­nos a los que se les lla­ma­ba Ge­ru­sía”. En el an­ti­guo tes­ta­men­to, los an­cia­nos no cho­chea­ban sino que eran el ejem­plo de for­ta­le­za y sa­bi­du­ría, no­más vean có­mo Abraham, Moí­ses, Ja­cob, en­tre otros, do­mi­na­ban a su pro­le “con la pu­ra mi­ra­da” co­mo de­cía mi abue­la. De he­cho, pa­ra los he­breos, Dios es re­pre­sen­ta­do por la fi­gu­ra de un hom­bre an­ciano y no creo que lo ima­gi­na­ran usan­do den­ta­du­ra pos­ti­za o DEPEND. El Sa­ne­drín de Is­rael es­ta­ba in­te­gra­do por 71 an­cia­nos. Pa­ra los egip­cios, an­ciano sig­ni­fi­ca­ba sa­bi­du­ría y pa­ra mí que su Dios era mo­ti­va­dor por­que le echa­ban po­rras: ¡RA… ra ra ra! El De­re­cho ro­mano le con­ce­día gran au­to­ri­dad al an­ciano en la fi­gu­ra de pa­ter fa­mi­lia, en cam­bio, en la Edad Me­dia el an­ciano va­lió Bert­ha. Nor­mal­men­te era se­gre­ga­do y exis­tió la Re­gla del Maes­tro, que era un con­jun­to de re­glas mo­nás­ti­cas del si­glo IX, dón­de se des­pla­za a los an­cia­nos a la­bo­res de por­te­ro o pe­que­ños tra­ba­jos ma­nua­les. O sea, es­ta­mos igua­li­to hoy que en pleno os­cu­ran­tis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.