40%

Publimetro Ciudad de Mexico - - CIENCIA DESDE LA UNAM 10 -

El ci­ru­jano den­tis­ta Fer­nan­do Án­ge­les Me­di­na, sub­je­fe de In­ves­ti­ga­ción de la Di­vi­sión de Es­tu­dios de Pos­gra­do e In­ves­ti­ga­ción de la Fa­cul­tad de Odon­to­lo­gía de la UNAM, ex­pli­ca que el bru­xis­mo es una en­fer­me­dad que con­sis­te en el apre­ta­mien­to y re­chi­na­mien­to de los dien­tes, pe­ro sin nin­gún pro­pó­si­to fun­cio­nal. Su prin­ci­pal des­en­ca­de­nan­te es la ten­sión emo­cio­nal y el es­trés.

“Las per­so­nas con es­te pa­de­ci­mien­to aprie­tan fuer­te­men­te los dien­tes su­pe­rio­res con los in­fe­rio­res, la ma­yo­ría de las ve­ces de for­ma in­cons­cien­te, pro­du­cien­do el des­gas­te de las pie­zas. Es un problema mul­ti­fac­to­rial que se da so­bre to­do en eda­des que van de los 20 a 60 años,” aña­de el odon­tó­lo­go.

“Es im­por­tan­te se­ña­lar que si se prolonga la fal­ta de aten­ción odon­to­ló­gi­ca es­te pa­de­ci­mien­to pue­de cau­sar de la po­bla­ción me­xi­ca­na se ve afec­ta­da de bru­xis­mo, se­gún el Ins­ti­tu­to Me­xi­cano del Se­gu­ro So­cial (IMSS). pro­ble­mas en la ar­ti­cu­la­ción tem­po­ro­man­di­bu­lar – es­to es do­lor, ri­gi­dez y li­mi­ta­ción del mo­vi­mien­to de la man­dí­bu­la–,” aler­tó el es­pe­cia­lis­ta.

El há­bi­to de apre­tar los dien­tes pue­de oca­sio­nar do­lor fa­cial, de ca­be­za, oí­do, cue­llo; an­sie­dad, sen­si­bi­li­dad al in­ge­rir ali­men­tos ca­lien­tes, fríos o dul­ces, da­ños en la man­dí­bu­la y pro­ble­mas de ali­nea­ción en la den­ta­du­ra, así co­mo des­ba­lan­ce en la mor­di­da.

Por otro la­do, pa­ra emi­tir un diag­nós­ti­co rápido y con­ci­so, el ci­ru­jano den­tis­ta ex­pli­ca que “se rea­li­za una en­tre­vis­ta clí­ni­ca, una ex­plo­ra­ción y un es­tu­dio que con­sis­te en co­lo­car unos elec­tro­dos en los múscu­los ma­se­te­ros, tan­to del la­do de­re­cho co­mo iz­quier­do, pos­te­rior­men­te se le pi­de al pa­cien­te que reali­cé un apre­ta­mien­to má­xi­mo de 30 se­gun­dos, así se pue­de lo­ca­li­zar el la­do más afec­ta­do por el bru­xis­mo.”

“Uno de los tra­ta­mien­tos más re­cu­rren­tes es el uso de guar­das o fé­ru­las oclu­sa­les, una pla­ca or­to­pé­di­ca re­mo­vi­ble que sir­ve pa­ra re­po­si­cio­nar la man­dí­bu­la a su es­ta­do nor­mal,” de­ta­lló el aca­dé­mi­co.

Fi­nal­men­te, Án­ge­les Me­di­na re­co­mien­da acu­dir con un es­pe­cia­lis­ta que co­noz­ca so­bre el te­ma y el tra­ta­mien­to que se tie­ne que rea­li­zar. “Pri­me­ro el pa­cien­te de­be de­tec­tar y sa­ber que es­tá pa­de­cien­do un problema; y des­pués, acu­dir con un odon­tó­lo­go, por­que di­cha afec­ción tam­bién pue­de re­que­rir ayu­da psi­co­ló­gi­ca”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.