El re­na­cer de los gru­pos se­pa­ra­tis­tas ne­gros en EU de los gru­pos se­pa­ra­tis­tas ne­gros más im­por­tan­tes

Las muer­tes de los afro­ame­ri­ca­nos a ma­nos de po­li­cías blan­cos han da­do lu­gar a la apa­ri­ción de gru­pos se­pa­ra­tis­tas ne­gros. Pu­bli­me­tro in­ves­ti­ga si es­tas or­ga­ni­za­cio­nes po­drían cau­sar un au­men­to en el ma­les­tar so­cial en EU

Publimetro Ciudad de Mexico - - MUNDO 20 - DA­NIEL CA­SI­LLAS MWN

Se cree que el hom­bre que ma­tó a cin­co agen­tes de policía en Da­llas, EU, en ju­lio pa­sa­do, tu­vo víncu­los con gru­pos del black po­wer.

Mi­cah John­son, un ex re­ser­vis­ta del ejér­ci­to, pu­do ser par­te del re­cien­te au­men­to de los gru­pos se­pa­ra­tis­tas ne­gros, que no ha­bía si­do vis­tos des­de la dé­ca­da de 1960.

Aun­que John­son ne­gó es­tar afi­lia­do a al­gún gru­po se­pa­ra­tis­ta du­ran­te las ne­go­cia­cio­nes con la policía, po­co an­tes de morir a ma­nos de un ro­bot de des­ac­ti­va­ción de bom­bas car­ga­do de ex­plo­si­vos, ha­bía co­men­za­do a es­cri­bir en un si­tio web del black po­wer tan só­lo unos días an­tes de su muer­te.

Otros gru­pos de black po­wer ne­ga­ron tener víncu­los con él e in­clu­so re­ve­la­ron que se le ne­gó la po­si­bi­li­dad de unir­se a ellos ya que lo con­si­de­ra­ban “ines­ta­ble”.

El Sout­hern Po­verty Law Cen­ter (SPLC) re­ve­la que John­son, de 25 años, era un fan de los gru­pos se­pa­ra­tis­tas ne­gros de odio en Fa­ce­book y ha­bría pues­to un ‘me gus­ta’ al Nue­vo Par­ti­do Pan­te­ra Ne­gra (NBPP; por sus si­glas en in­glés), la Na­ción del Is­lam y el Par­ti­do de la Li­be­ra­ción de los Ji­ne­tes Ne­gros –to­dos los enu­me­ra­dos por el SPLC co­mo gru­pos de odio– en la red so­cial.

Tam­bién te­nía una fo­to de per­fil de Fa­ce­book de él le­van­tan­do un pu­ño en un sa­lu­do del black po­wer, que se aso­cia con el mo­vi­mien­to del Par­ti­do Pan­te­ra Ne­gra.

Los es­pe­cia­lis­tas ad­vier­ten que los re­cien­tes ase­si­na­tos de jó­ve­nes afro­ame­ri­ca­nos por la policía po­drían con­tri­buir efi­caz­men­te al cre­ci­mien­to de los gru­pos de odio.

“Es­tos pro­ble­mas de dis­cri­mi­na­ción de la policía que con­ti­núan, y otros ac­tos de dis­cri­mi­na­ción so­cial ge­ne­ran y man­tie­nen sen­ti­mien­tos se­pa­ra­tis­tas ne­gros y mu­chos otros ti­pos de gru­pos de pro­tes­ta en las co­mu­ni­da­des ne­gras de los Es­ta­dos Uni­dos”, di­jo a Pu­bli­me­tro Joe Fea­gin, pro­fe­sor de so­cio­lo­gía en la Uni­ver­si­dad Te­xas A & M.

De he­cho, en 2015, dos años des­pués del na­ci­mien­to del mo­vi­mien­to Black Li­ves Mat­ter, se re­gis­tró un cre­ci­mien­to sig­ni­fi­ca­ti­vo de gru­pos se­pa­ra­tis­tas ne­gros.

“La ca­te­go­ría de los gru­pos se­pa­ra­tis­tas ne­gros fue la otra área de cre­ci­mien­to es­pec­ta­cu­lar en­tre los gru­pos de odio en 2015, con va­rios gru­pos nue­vos for­mán­do­se y los exis­ten­tes en cre­ci­mien­to, a me­nu­do sus­tan­cial­men­te”, de acuer­do a El año del odio y el ex­tre­mis­mo, un in­for­me pu­bli­ca­do en fe­bre­ro por el SPLC. “El nú­me­ro de ca­pí­tu­los de es­tos gru­pos se­pa­ra­tis­tas ne­gros se in­cre­men­tó en un 59%, de 113 en 2014 a 180 el año pa­sa­do”, agre­ga.

El cre­ci­mien­to de los gru­pos se­pa­ra­tis­tas ne­gros po­dría au­men­tar de ma­ne­ra cons­tan­te si la co­mu­ni­dad ne­gra cae víc­ti­ma de po­li­cías blan­cos. Si es­to con­ti­núa, los mo­vi­mien­tos pa­cí­fi­cos co­mo Black Li­ves Mat­ter po­drían ser vis­tos co­mo in­su­fi­cien­te por los par­ti­da­rios más ra­di­ca­les.

“Si el ac­ti­vis­mo de #blac­kli­ves­mat­ter de hoy se con­vier­te en un mo­vi­mien­to ma­si­vo so­cial­men­te sos­te­ni­do con una am­plia ga­ma de ob­je­ti­vos, es po­si­ble que un nú­me­ro con­si­de­ra­ble de ac­ti­vis­tas po­drían de­ci­dir que los cam­bios más ra­di­ca­les y re­vo­lu­cio­na­rios, co­mo el se­pa­ra­tis­mo ra­cial, son ne­ce­sa­rios y fac­ti­bles”, di­jo Clay­bor­ne Car­son, pro­fe-

Nue­vo Par­ti­do Pan­te­ra Ne­gra.

El Nue­vo Par­ti­do Pan­te­ra Ne­gra pa­ra la Au­to­de­fen­sa (NBPP; por sus si­glas en in­glés) es una or­ga­ni­za­ción po­lí­ti­ca ne­gra fun­da­da en Da­llas, Te­xas, en 1989. Se pre­sen­ta co­mo una ex­pre­sión mi­li­tan­te ac­tual del mo­vi­mien­to del black po­wer. Con fre­cuen­cia se in­vo­lu­cran en las pro­tes­tas ar­ma­das con­tra la pre­sun­ta bru­ta­li­dad po­li­cial y creen que los ne­gros es­ta­dou­ni­den­ses de­be­rían tener su pro­pia na­ción. sor de his­to­ria en Stan­ford y di­rec­tor del Ins­ti­tu­to King de In­ves­ti­ga­ción y Edu­ca­ción.

Aun­que las es­ta­dís­ti­cas con­fir­man una ma­yor pre­sen­cia de gru­pos se­pa­ra­tis­tas ne­gros des­pués de la apa­ri­ción de Black Li­ves Mat­ter, que bus­ca de­fen­der la dig­ni­dad, la jus­ti­cia y el res­pe­to, los ex­per­tos coin­ci­den en que la ma­yor par­te de la co­mu­ni­dad afro­ame­ri­ca­na no es­tá to­tal­men­te de acuer­do con su vi­sión ex­tre­mis­ta y el odio ha­cia las otras co­mu­ni­da­des.

Na­ción del Is­lam.

Des­de su fun­da­ción en 1930, la Na­ción del Is­lam (NOI; por sus si­glas en in­glés) ha cre­ci­do has­ta con­ver­tir­se en una de las or­ga­ni­za­cio­nes más ri­cas y más co­no­ci­das en la Amé­ri­ca ne­gra. Sus ob­je­ti­vos de­cla­ra­dos son la me­jo­ra de la con­di­ción es­pi­ri­tual, men­tal, so­cial y eco­nó­mi­ca de los afro­ame­ri­ca­nos en los Es­ta­dos Uni­dos y to­da la hu­ma­ni­dad. Tie­nen una teo­lo­gía de la su­pe­rio­ri­dad in­na­ta ne­gra so­bre la blan­ca.

“Es­tos gru­pos son ca­pa­ces de apro­ve­char la ira an­te la in­jus­ti­cia pa­ra ha­cer cre­cer sus fi­las, aun­que la ma­yo­ría de la gen­te ne­gra no quie­re tener na­da que ver con su an­ti­se­mi­tis­mo o el ra­cis­mo an­ti­blan­co”, di­jo a Pu­bli­me­tro Hei­di Bei­rich, di­rec­to­ra del Pro­yec­to de In­te­li­gen­cia en el Sout­hern Po­verty Law Cen­ter.

/ GETTY

El as­cen­so de los gru­pos de po­der ne­gro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.