PA­RA PENSARLE...

Publimetro Ciudad de Mexico - - LA PÁGINA DE FERNANDA 08 -

¿Sa­bían de Mar­ga­ri­ta Gó­mez Agui­le­ra y su Ban­co de ali­men­tos? Re­sul­ta pa­ra­dó­ji­co y por su­pues­to in­dig­nan­te que des­per­di­cie­mos un cuar­to del ali­men­to to­tal que se pro­du­ce en el mun­do, cuan­do jus­ta­men­te un cuar­to de la po­bla­ción mun­dial mue­re de ham­bre. Aquí des­per­di­cian dia­rio más de 17 mil to­ne­la­das de co­mes­ti­bles, pe­ro por for­tu­na ya hay ban­cos de ali­men­tos (58 en to­tal) que cons­ti­tu­yen un gran apo­yo pa­ra al­re­de­dor de un mi­llón 100 mil per­so­nas de es­ca­sos re­cur­sos a quie­nes dis­tri­bu­yen me­dian­te sim­bó­li­cos pa­gos de re­cu­pe­ra­ción (unos 10 pe­sos) pa­que­tes nu­tri­cio­na­les o de la ca­nas­ta bá­si­ca do­na­dos por di­ver­sas em­pre­sas, ca­de­nas de au­to­ser­vi­cio e in­dus­trias, así co­mo de 60 cen­tra­les de abas­to del país. Ha­ce más de 20 años sur­gió en la Re­pú­bli­ca me­xi­ca­na el pri­mer ban­co de ali­men­tos y el mo­de­lo to­ma­do de Ca­na­dá por Ricardo Bon Echa­va­rría, ac­tual pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Me­xi­ca­na de Ban­cos y Ali­men­tos de Mé­xi­co AC (AMBA). Pe­ro se cons­ti­tu­yen ju­rí­di­ca­men­te has­ta abril de 1995 a ini­cia­ti­va de Mar­ga­ri­ta Gó­mez Agui­le­ra. ¿Có­mo fun­cio­nan? Si yo voy a un Ban­co de Ali­men­tos y de­po­si­to dos za­naho­rias, ¡¿me re­gre­san tres por los in­tere­ses?! No­nes. Los mo­de­los de los ban­cos de ali­men­tos son de au­to­sus­ten­ta­bi­li­dad, “no­so­tros no re­cu­rri­mos a par­ti­dos po­lí­ti­cos por­que se­ría­mos una pre­sa fá­cil de cual­quie­ra... aho­ra es­tán pa­re­jos to­dos. En­ton­ces, nos sos­te­ne­mos sin apo­yo del go­bierno... no da ni un quin­to”. En el año 2014 re­cu­pe­ra­ron más de ocho mil to­ne­la­das de ali­men­tos be­ne­fi­cian­do a más de 28 mil per­so­nas con­tan­do con más de nue­ve mil vo­lun­ta­rios. Y ya cuan­do ca­si lo lo­gra­ban te­nien­do al po­bre de Jo­sé Me­nén­dez a pun­to de su­bir­se a un bar­co que lo lle­va­ría a su na­tal Es­pa­ña, des­de el puer­to de Ve­ra­cruz, al­guien le in­for­mó al pre­si­den­te Obre­gón di­cha si­tua­ción y él, sa­be­dor de su fa­ma, pre­gun­tó el mo­ti­vo por el cual lo iban a ex­pul­sar del país y le di­je­ron: “Se­ñor Pre­si­den­te, es ne­ce­sa­rio que se va­ya de Mé­xi­co ‘El Hom­bre del Cor­ba­tón’ por­que se de­di­ca ¡¡¡a de­fen­der pros­ti­tu­tas!!!” Al es­cu­char lo an­te­rior, el pre­si­den­te Ál­va­ro Obre­gón, res­pon­dió: “ah chin­gá, en­ton­ces ¿¿¿qué es lo que desean??? ¿¿¿que se pon­ga a de­fen­der a las diez mil vír­ge­nes???” y di­cho es­to, Jo­sé Me­nén­dez se que­dó en nues­tro país pa­ra se­guir con su en­co­mia­ble pro­ce­der. Se di­ce que los po­cos cen­ta­vos que ga­na­ba, los in­ver­tía en el pa­go de fian­zas y am­pa­ros de los re­clu­sos po­bres.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.