“EL ES­TAN­DAR­TE DE LA LU­CHA LI­BRE EN MÉ­XI­CO ES

Publimetro Ciudad de Mexico - - PUBLISPORT - KA­RI­NA BO­BA­DI­LLA ka­ri­na.bo­ba­di­lla@pu­bli­me­tro.com.mx Twit­ter: @Ka­ri_a­zul

Le­yen­da inol­vi­da­ble que plas­mó su nom­bre con le­tras de ‘pla­ta’ en la his­to­ria de la lu­cha li­bre y del mis­mo Mé­xi­co, co­mo sím­bo­lo de su cul­tu­ra. Es­te 23 de sep­tiem­bre se fes­te­ja al hom­bre in­mor­tal, al hé­roe que le dio ba­ta­lla has­ta a los mons­truos y que por ello no con­quis­tó só­lo el ring, sino la pan­ta­lla gran­de, a las chicas y más: Hoy El San­to cum­pli­ría 99 años de vi­da.

Es por ello que El Hi­jo del San­to pla­ti­có en exclusiva con Publisport pa­ra re­cor­dar al le­gen­da­rio En­mas­ca­ra­do de Pla­ta, quien le he­re­dó su más­ca­ra ha­ce 34 años, y la cual se­gui­rá vi­gen­te en el en­cor­da­do na­cio­nal gra­cias al San­to Jr., su hi­jo.

¿Qué sig­ni­fi­ca pa­ra la fa­mi­lia que la le­yen­da de El San­to si­ga vi­gen­te?

— Te po­dría ha­blar de dos ma­ne­ras. Una que no me ima­gino a mi pa­pá de 99 años, por­que ya se­ría un an­cia­ni­to, pre­fie­ro re­cor­dar­lo gua­po, fuer­te y en­te­ro co­mo se fue. Co­mo per­so­na­je, él des­de don­de es­té debe de sen­tir­se muy or­gu­llo­so de lo que lo­gró ha­cer con su per­so­na­je, en pri­mer lu­gar es un or­gu­llo que sea 100 por cien­to me­xi­cano y que ha­ya si­do un per­so­na­je que con­for­me pa­só el tiem­po, a tra­vés de sus his­to­rie­tas, de sus pe­lí­cu­las, no na­da más fue que­ri­do en Mé­xi­co, sino en mu­chas par­tes del mun­do y yo me sien­to muy or­gu­llo­so de ser la con­ti­nua­ción de su ca­rre­ra, yo no soy una le­yen­da, El San­to lo es, pe­ro me sien­to muy or­gu­llo­so de que si­ga vi­vo co­mo per­so­na­je, por­que po­dría ser un bo­ni­to re­cuer­do co­mo Tin­tán, Can­tin­flas, sin em­bar­go él no ha muer­to en el ring, en el es­pec­tácu­lo, aun­que sea El Hi­jo del San­to, pe­ro el per­so­na­je es el mis­mo y eso va­le mu­cho. Es­toy muy con­ten­to de ce­le­brar.

La más­ca­ra de El San­to es un sím­bo­lo no só­lo de la lu­cha li­bre, sino de Mé­xi­co, ¿a qué se debe?

— Tú pue­des ir a cual­quier lu­gar de Eu­ro­pa o de Asia... Si ves un som­bre­ro de cha­rro pien­sas en Mé­xi­co, la ban­de­ra, la Vir­gen de Gua­da­lu­pe; si ves una más­ca­ra de El San­to te lle­va a Mé­xi­co, es­to es al­go que nos debe de lle­nar de or­gu­llo, es­ta más­ca­ra ya es un ícono mun­dial. Ha­ce al­gu­nos años se hi­zo una en­cues­ta de los íco­nos mun­dia­les, don­de es­ta­ban las ore­jas de Mic­key Mou­se y la más­ca­ra de El San­to, y otros, por eso me atre­vo a co­lo­car­lo en­tre es­tos sím­bo­los que nos re­pre­sen­tan.

A 34 años de que El

le he­re­dó la más­ca­ra, ¿qué sig­ni­fa pa­ra us­ted con­ti­nuar con la le­yen­da?

— Es un or­gu­llo muy gran­de el ha­ber si­do ele­gi­do por mi pa­dre, pe­ro tam­bién es una gran res­pon­sa­bi­li­dad ser el con­ti­nua­dor de un per­so­na­je tan gran­de y tan im­por­tan­te; hoy en día me sien­to muy con­ten­to de ha­ber re­ba­sa­do, tal vez, las ex­pec­ta­ti­vas que mi pa­dre te­nía de mí, él tu­vo el de­seo de que El Hi­jo del San­to triun­fa­ra en la lu­cha li­bre, sin em­bar­go, he lo­gra­do ha­cer más, a lo me­jor sue­ños que él te­nía, co­mo ha­cer una mar­ca con su per­so­na­je, co­mo ha­cer un pro­gra­ma de te­le­vi­sión... Él me di­jo cuan­do me en­tre­gó es­ta más­ca­ra ‘si tú cui­das al per­so­na­je, es un per­so­na­je muy no­ble y así lo he he­cho.

¿Có­mo se van a fes­te­jar los 99 años de y qué se tie­ne pla­nea­do has­ta el mo­men­to pa­ra el Cen­te­na­rio?

— Hoy es un día muy im­por­tan­te por­que se­ría su cum­plea­ños, pe­ro ade­más por la gran no­ti­cia que nos dio Goo­gle: tú vas a pren­der tu compu­tado­ra y va a apa­re­cer

El San­to, es al­go que no tie­ne pre­cio, yo lo agra­dez­co mu­cho, El San­to se lo me­re­ce y con eso va­mos a arran­car, es un día de fies­ta tam­bién pa­ra to­dos los se­gui­do­res de El San­to y con­for­me pa­sen los días y los me­ses va­mos a te­ner ac­ti­vi­da­des, pe­ro es­ta­mos pla­nean­do ex­po­si­cio­nes, un pro­yec­to en las re­jas de Cha­pul­te­pec, hay mu­chos El Hi­jo del San­to pro­yec­tos, y me en­can­ta­ría ce­rrar con bro­che de pla­ta ya con la no­ti­cia más fir­me acer­ca de la pe­lí­cu­la.

¿Có­mo va el pro­yec­to de la pe­lí­cu­la? (Se es­pe­ra que se es­tre­ne en 2018)

— Es un pro­yec­to muy am­bi­cio­so, ha ido ca­mi­nan­do len­to pe­ro no por nin­gún obs­tácu­lo, sino por­que se es­tá cui­dan­do mu­cho. El be­bé to­da­vía es­tá en ges­ta­ción, se es­tán tra­ba­jan­do ideas, pe­ro va­mos bien.

¿Us­ted ha lle­ga­do a pen­sar en el re­ti­ro?

— Tu­ve una le­sión, la­men­ta­ble­men­te es­to me ale­jó del ring por un tiem­po, pe­ro aho­ra he re­gre­sa­do con mu­cho en­tu­sias­mo por­que ya lle­ga la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción de El San­to, que es El San­to Jr., ya hi­ci­mos una pre­sen­ta­ción jun­tos y va­mos a es­tar te­nien­do va­rias más; es­to a lo me­jor va a re­tar­dar un po­co el re­ti­ro, quie­ro en­ca­mi­nar bien a mi hi­jo, lo que res­ta de es­te año y el pró­xi­mo, si me voy sin­tien­do bien voy a con­ti­nuar even­tual­men­te lu­chan­do con él, y ya pen­sar en un re­ti­ro a lo me­jor a fi­na­les del pró­xi­mo año o en 2018, no hay una fe­cha por­que real­men­te me sien­to bien, pe­ro quie­ro lu­char even­tual- men­te, ya no co­mo lo ha­cía an­tes. Sí es­tá con­tem­pla­do el re­ti­ro pe­ro no es in­me­dia­to, afor­tu­na­da­men­te.

¿Ve a su hi­jo real­men­te pre­pa­ra­do pa­ra con­ti­nuar con la le­yen­da?

— Es­toy con­ven­ci­do que pa­ra ser la con­ti­nua­ción de es­te per­so­na­je no na­da más se re­quie­re po­ner­se una más­ca­ra, son mu­chas co­sas, El San­to tie­ne que con­te­ner va­lo­res mo­ra­les, debe te­ner án­gel con el pú­bli­co, yo se lo di­je a mi hi­jo: va­mos a ver qué su­ce­de con­ti­go, pe­ro si no fun­cio­nas no pue­des con­ti­nuar, pre­fie­ro que la his­to­ria que­de en El San­to y El Hi­jo de El San­to; y el in­di­ca­do es él, por­que es­to es co­mo la co­ro­na de un rey, se he­re­da de pa­dres a hi­jos, mi pa­pá ja­más le hu­bie­ra da­do su per­so­na­je a un so­brino, ni a na­die, por eso él es­pe­ró, yo soy el me­nor de cin­co her­ma­nos va­ro­nes y él es­pe­ró has­ta el úl­ti­mo mo­men­to pa­ra en­tre­gar­me su más­ca­ra a mí y yo aho­ra re­pi­to es­ta his­to­ria con mi hi­jo, él tie­ne las cua­li­da­des ne­ce­sa­rias co­mo ser hu­mano, es un mu­cha­cho que le gus­ta el de­por­te, que ha en­tre­na­do des­de ni­ño, es un mu­cha­cho muy com­ple­to, ya me di cuen­ta de que tie­ne án­gel, tie­ne to­do pa­ra ser el con­ti­nua­dor de es­te per­so­na­je.

¿Qué opi­na del Día Na­cio­nal de la Lu­cha Li­bre? ¿Real­men­te es un avan­ce en es­te de­por­te?

— Me da gus­to por mis com­pa­ñe­ros, pe­ro ho­nes­ta­men­te creo que se de­cre­tó el Día Na­cio­nal de la Are­na Mé­xi­co, por­que hi­cie­ron es­ta reunión sin to­mar en cuen­ta a le­yen­das vi­vien­tes co­mo Mil Más­ca­ras, co­mo Ti­nie­blas, Ca­nek, El Hi­jo del San­to, es­to se hi­zo con el Con­se­jo Mun­dial de Lu­cha Li­bre, me hu­bie­ra gus­ta­do más que fue­ra el 23 de sep­tiem­bre, por­que es­to a mu­chos les va a mo­les­tar, pe­ro es la ver­dad: el es­tan­dar­te de la lu­cha li­bre en Mé­xi­co es El San­to.

/ NI­CO­LÁS COR­TE

ha man­te­ni­do vi­va la le­yen­da de su pa­dre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.