MER­CA­DO BURSÁTIL VS. AHO­RRO INFORMAL

Publimetro Ciudad de Mexico - - ECONOMÍA Y NEGOCIOS -

El mer­ca­do bursátil debe ver­se no co­mo un fin, sino co­mo un me­dio pa­ra po­ten­cia­li­zar y acu­mu­lar nues­tro pa­tri­mo­nio, y con ello ate­rri­zar nues­tros ob­je­ti­vos, ya sean ne­ce­si­da­des, ex­pe­rien­cias o bien un re­ti­ro tran­qui­lo, y for­jar un pa­tri­mo­nio pa­ra nues­tros se­res que­ri­dos.

En Mé­xi­co, se­gún la En­cues­ta Na­cio­nal de In­clu­sión

Fi­nan­cie­ra 2015, tres cuar­tas par­tes de los me­xi­ca­nos en­tre 18 y 70 años, aho­rra.

De es­ta frac­ción, só­lo el 44% lo ha­ce a tra­vés de me­dios for­ma­les, el res­to lo ha­ce en la in­for­ma­li­dad a tra­vés de aho­rro en ca­sa (dos ter­ce­ras par­tes) o en tan­das (un 30 por cier­to).

La gen­te que aho­rra en ca­sa en­fren­ta un ries­go gran­de: la inseguridad. Si al­guien to­ma­se el aho­rro fí­si­co que tie­nen, la pér­di­da de su pa­tri­mo­nio se­rá to­tal, a me­nos que es­tu­vie­ran ase­gu­ra­dos. Adi­cio­nal­men­te, el cos­to de opor­tu­ni­dad de te­ner un aho­rro en ca­sa es per­der la opor­tu­ni­dad de ga­nar, aun­que sea, una ta­sa no­mi­nal, ade­más de que per­de­rían po­der ad­qui­si­ti­vo con­tra la in­fla­ción.

Por úl­ti­mo, si de­ci­die­ran com­prar me­ta­les pre­cio­sos, al mo­men­to de que­rer ven­der­los in­cu­rri­rían en el ries­go de trans­por­ta­ción o in­clu­so de li­qui­dez, es de­cir, que el com­pra­dor pri­va­do quie­ra pa­gar un pre­cio in­fe­rior al del mer­ca­do.

En cuan­to a las tan­das, ade­más de co­rrer el ries­go de que los par­ti­ci­pan­tes no cu­bran sus men­sua­li­da­des, es­to po­dría ver­se co­mo dos pro­duc­tos dis­tin­tos. Un cré­di­to ta­sa ce­ro pa­ra el que co­bra pri­me­ro, o una “in­ver­sión” con ta­sa de in­fla­ción ne­ga­ti­va y con ries­go de con­tra­par­te pa­ra el úl­ti­mo.

Pa­ra las per­so­nas que pre­fie­ren in­ver­tir en in­mue­bles, sue­len re­que­rir­se mon­tos ele­va­dos y se in­cu­rre en el ries­go de con­cen­tra­ción (mu­cho di­ne­ro en un ac­ti­vo), de eje­cu­ción (si no lo­gra ren­tar­se o el in­qui­lino no pa­ga), de li­qui­dez (en ca­so de ne­ce­si­tar des­ha­cer­se del mis­mo) y al­tos cos­tos transac­cio­na­les.

La gen­te que de­ci­de em­pren­der un ne­go­cio, in­cu­rri­ría en va­rios ries­gos, co­mo lo­grar que di­cho ne­go­cio se vuel­va ren­ta­ble y exis­ti­rían res­tric­cio­nes de li­qui­dez, así co­mo con­cen­tra­ción. Es cier­to, si és­te lo­gra sub­sis­tir, el re­torno po­dría co­rres­pon­der al ries­go in­cu­rri­do.

El mer­ca­do bursátil pue­de, en ma­yor o me­nor me­di­da, eli­mi­nar par­te de es­tos ries­gos: el de li­qui­dez, ya que exis­te una ga­ma de ins­tru­men­tos fi­nan­cie­ros (ac­cio­nes, fon­dos) que po­seen al­ta bur­sa­ti­li­dad, fa­ci­li­tan­do la en­tra­da y sa­li­da de los in­ver­sio­nis­tas. El de con­cen­tra­ción, ya que a tra­vés de so­cie­da­des de in­ver­sión o in­clu­so ETFs (fon­dos in­di­za­dos) un in­ver­sio­nis­ta pue­de par­ti­ci­par en una es­tra­te­gia di­ver­si­fi­ca­da. Hoy en día par­ti­ci­par en el mer­ca­do es cada vez más ac­ce­si­ble con cos­tos com­pe­ti­ti­vos

Ac­tual­men­te, a tra­vés de un in­ter­me­dia­rio, exis­ten ins­tru­men­tos pa­ra los di­fe­ren­tes per­fi­les y ho­ri­zon­tes de in­ver­sión. Des­de los más con­ser­va­do­res has­ta los que co­rres­pon­den a los es­tra­te­gas más so­fis­ti­ca­dos, y mu­chos de es­tos, a só­lo un clic de dis­tan­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.