LOS EM­PREN­DE­DO­RES ¿NA­CEN O SE HA­CEN?

Publimetro Ciudad de Mexico - - NOTICIAS / ECONOMÍA Y NEGOCIOS - VI­CEN­TE ANDRACA JE­FE DE CON­TE­NI­DO DE PIGGO.MX @PIGGOMX

En me­dio de una de mis tan­tas fre­né­ti­cas ca­rre­ras por la CDMX, lle­ga siem­pre la ho­ra de abor­dar el Me­tro­bús. Hoy, pa­ra mi bue­na for­tu­na, no va a re­ven­tar, pe­se a las llu­vias y pri­sas de una ho­ra pi­co.

Fren­te de mí un gru­po de chi­cos, que se­gu­ra­men­te cur­san los úl­ti­mos se­mes­tres de la ca­rre­ra, dis­cu­ten con pa­sión un pro­yec­to que les ilu­mi­na los ojos co­mo si tu­vie­ran ‘fo­qui­tos de neón’.

¿Ser em­pren­de­dor o no ser­lo? Es lo pri­me­ro que me pon­go a pen­sar y la res­pues­ta es bas­tan­te ob­via: ¡sí!

Y no lo di­go por mo­da, sino por­que im­pli­ca dos co­sas te­rri­ble­men­te im­por­tan­tes: to­mar las rien­das de nues­tro fu­tu­ro eco­nó­mi­co de ma­ne­ra se­ria y cons­cien­te. Y se­gun­do, abrir­nos las puer­tas pa­ra ge­ne­rar in­gre­sos que ni nos ima­gi­na­mos.

Na­cen o se ha­cen

Pe­ro no es una de­ci­sión sen­ci­lla em­pe­zar a ha­cer­lo. Lo cual nos lle­va a la gran pre­gun­ta: ¿un em­pren­de­dor na­ce o se ha­ce?

En va­rios fo­ros de dis­cu­sión y en­tre­vis­tas he no­ta­do que mu­chos se in­cli­nan por la pri­me­ra op­ción.

Sin em­bar­go, pa­ra otros –y me in­clu­yo– de­pen­de del mo­men­to. Más allá del ta­len­to in­na­to que mu­chos tie­nen pa­ra ha­cer ne­go­cio, las si­tua­cio­nes nos lle­van a cam­biar, apren­der y ha­cer co­sas que cree­mos que no po­de­mos ha­cer.

Só­lo en esos ins­tan­tes de cri­sis –que­dar­se sin em­pleo, emi­grar a otro país, et­cé­te­ra– o de­ci­sión –de­jar la co­mo­di­dad de la vi­da go­dín, per­se­guir un sue­ño, et­cé­te­ra– cuan­do es­ta­mos lis­tos a ju­gar­nos el to­do por el to­do.

Si es­tás dan­do una ca­mi­na­ta por es­tos sen­de­ros, te de­ja­mos al­gu­nas cla­ves que te pue­den ayu­dar:

Un pun­to de par­ti­da:

no hay du­da de que to­do co­mien­za con una idea. Sin em­bar­go… no to­do ter­mi­na ahí. Aun­que un con­cep­to es su­fi­cien­te pa­ra em­pe­zar, se re­quie­ren va­rias rein­ven­cio­nes y a ve­ces fra­ca­sos pa­ra que las co­sas aca­ben por fun­cio­nar.

Nun­ca te enamo­res de tu idea:

Marc Ran­dolph, co­fun­da­dor de Netflix, es con­tun­den­te cuan­do di­ce “no te enamo­res de tu idea, por­que pue­de con­ver­tir­se en un pro­ble­ma”. Ca­sar­se con al­go nos qui­ta vi­si­bi­li­dad so­bre cuál es la me­jor di­rec­ción que hay que to­mar. Ade­más, tam­bién afir­ma que los in­ver­sio­nis­tas no só­lo van por la idea: “Se apues­ta en el ji­ne­te y no só­lo en el caballo”.

El sín­dro­me de Atlas:

el ser mi­to­ló­gi­co que lle­va­ba a cues­tas el mun­do es una bue­na ima­gen pa­ra ha­blar de que: ¡no pue­des ha­cer­lo to­do, aun­que quie­ras! Es­to es tan co­mún que si a Ri­chard Bran­son le pa­só, a ti tam­bién te pue­de ocu­rrir. Des­cu­bre pa­ra qué ac­ti­vi­da­des eres bueno y pa­ra cua­les no.

No to­do se apren­de en la es­cue­la:

si bien la es­cue­la te da un mon­tón de he­rra­mien­tas, tam­bién pue­de li­mi­tar tu ca­pa­ci­dad. La vi­da dia­ria te pue­de dar las lec­cio­nes que necesitas pa­ra triun­far. Observa a tu al­re­de­dor, des­cu­bre opor­tu­ni­da­des, apren­de de los de­más, lo que necesitas y no te en­cie­rres en lo que crees que eres, en lo que te di­cen que eres o lo que pue­des ha­cer.

Si quie­res sa­ber más so­bre em­pren­di­mien­to, te in­vi­ta­mos a nues­tro pa­nel en la Se­ma­na Na­cio­nal del Em­pren­de­dor: ¿Có­mo pue­de la tec­no­lo­gía ayu­dar­te a em­pren­der?, que ten­drá lu­gar es­te vier­nes 7 de oc­tu­bre a las 14:00 ho­ras.

Bue­nos pe­sos y nos ve­mos en al­gún lu­gar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.